REVISTA PICNIC 10 películas para recordar que nuestros padres no son tan malos - Revista PICNIC
MIRAI

Las relaciones familiares siempre han resultado uno de los ejes por los cuales se mueve la forma de ser de las personas y determinan muchos aspectos de la personalidad. Dentro de ellas, una de las más importantes se vuelve la que se tenga con los padres, que son los que durante la primera parte de vida de sus hijos proyectan en ellos muchos de sus deseos, inquietudes, inseguridades, virtudes y evidentemente también muchos de sus defectos. Explorando estas posibilidades, vistas desde el cine, elaboramos un listado con películas que reflexionan sobre estas relaciones y sus efectos:

The Wall (1982)

Esta película está basada en el álbum del mismo nombre hecho por Pink Floyd. Este álbum fue creado pensado en la historia de Pink, una rockstar ficticia que funcionó como un alter ego de Roger Waters, que pudo vertir varias estapas de su vida en la composición de este material. En canciones como “Mother” o “When Tigers Broke Free” explora la relación con sus padres, entre la sobreprotección de su madre y la pérdida de su padre en la Segunda Guerra Mundial.

 

El Castillo de la Pureza (1973)

Esta película mexicana está basada en hechos reales que sucedieron en la Ciudad de México en 1959. Luis Spota se basó en ellos para escribir La Carcajada del Gato; Sergio Magaña, Los Motivos del Lobo; y Arturo Ripstein este filme. Se trata de la historia de una familia que se encuentra encerrada dentro de su misma casa derivado del miedo que siente el padre del mundo exterior. Durante varios años funciona, pero al llegar sus hijos a la adolescencia comienzan los problemas de lo utópico del encierro.

La Pianiste (2001)

Dentro de esta cinta se exponen las consecuencias de lo que la educación restrictiva puede ocasionar. La protagonista de la historia, Erika Kohut, vive con su madre a sus 40 años, con quien tiene un trato áspero y algo agresivo, debido a la disciplina que le quiere imponer. Pese a esto, rompe las reglas en secreto y sus complejos se vuelven filias, que se ven detonadas cuando tiene un romance con Walter Klemmer.

The Royal Tenenbaums (2001)

Wes Anderson logra hacer de un drama familiar una comedia donde elabora toda una crítica a las relaciones personales enfermizas, vistas desde el seno de la familia Tenenbaum. La soledad, el abandono, el miedo al fracaso y la desesesperación, todo se ve reflejado en la forma en que la vida de todos los integrantes de este círculo se ve afectada cuando su padre regresa luego de 15 años para querer recuperar a su familia fingiendo una enfermedad.

Ken Park (2002)

El ambiente de los suburbios de California se ve expuesto en esta película de Larry Clark, que se adentra en el mundo de la adolescencia en tiempos modernos y la forma en que la ausencia y el abandono de los padres termina haciendo mella dentro del desarrollo social y psicológico de los jóvenes. Además de esto, también es una forma de ver a la sociedad norteamericana en medio de sus perversiones.

Tideland (2005)

Constantemente los hijos se ven empapados de los errores que cometen sus padres, incluso antes de haber sido concebidos. Esta es la historia de Tideland, donde Jeliza-Rose tiene que lidiar con las adicciones de sus padres, así como con la falta de responsabilidad que tienen con ella. Al morir su madre de una sobredosis, ella y su padre comienzan un viaje (por carretera) para llegar a un sitio donde los dos estarán mejor, pero la personalidad y vicios de su padre no juegan a su favor.

The Sweet Hereafter (1997)

Esta película canadience tiene como eje central la negligencia y el abuso. Cuenta la historia de Nicole, una estudiante que sobrevive al choque de un autobús donde mueren 14 de sus compañeros. Ella, con aspiraciones a ser compositora de canciones, era abusada sexualmente por su padre, lo que influye en su vida tras quedar paralítica luego del accidente, del que resulta con secuelas y comienza a acusar injustamente al chofer del autobús.

Tree of Life (2011)

La narrativa de Terrence Malick para esta película fue compleja y se dirigió hacia las metáforas, en las que trató de combinar el origen de la vida con la relación y los vínculos afectivos dentro de una familia que se rige por la disciplina. Constantemente se muestran polos opuestos que hacen un contraste que termina viéndose en la personalidad del protagonista; la rigidez del padre se ve enfrentada con la calidez y humanidad de su madre, además de las relaciones diversas entre hermanos.

 

Wolfpack (2015)

Este es documental recuerda la trama de  El Castillo de la Pureza. Wolfpack presenta la vida de la familia Angulo, residente en Nueva York. Los Angulo se ven forzados a permanecer en casa ante el miedo que el padre siente por el exterior. La forma en que conocen el mundo los hijos de esta familia es mediante películas que dramatizan dentro de su departamento y con su propias herramientos.

Todas estas películas plasman una realidad infranqueable: la forma de relacionarnos con nuestros padres modifica totalmente nuestro ser, que es permeado por todo aquello que nos enseñan a lo largo de nuestra vida. Puede ir desde un aspecto positivo hasta lo más negativo, entre la libertad y el encarcelamiento, o la represión incluso de los instintos. A veces, nuestros padres, nos quieren tanto que nos dan todo, sin darse cuenta que eso impide que desarrollemos ciertas habilidades.

Sin embargo ya sea que tengas una relación cercana con tus padres o que simplemente mantengas una relación cordial, la buena noticia es que con el Plan de Lealtad de Unefon obtendrás tiempo aire para mantenerlos al tanto de tu vida. ¡Recuerda que entre más antigüedad tengas mayor es la recompensa!

Deja un comentario