Revista Picnic logo

A unas horas de despedir 2016 y recapitulando todo lo acontecido, me gustaría recordar de forma positiva los cambios globales sucedidos este año con 3 fashion films, que si bien no son los únicos, contienen en sus cuadros toda la carga estética, social, artística y política que convirtió a este año en el comienzo de un nuevo ciclo en la historia de la humanidad, un ciclo que promete una pausa tecnológica, habla de re-liberación femenina y vuelve la vista a las infinitas formas de expresión creativa.

 

Es el último de una serie de 12 cortos titulada “Woman´s tales”, presentados por la firma italiana, en los que se busca criticar y celebrar la feminidad en el siglo 21; cada uno realizado por directoras que han logrado revolucionar el séptimo arte.

El girl power se hace presente en este capítulo, donde patinetas, glitter y la mágia que radica en la amistad adolescente rompen estereotipos que aún existen en la sociedad y rememora la regla de oro de que, la autenticidad es el arma más poderosa de una chica.

 

 

“I was imagining punks in the 18th century, which was a time of so many revolutions.” Así explicaba Rei Kawakubo su colección Otoño-invierno 2016, en la que las siluetas deconstructivistas se fusionan con sedas y estampados propios del “Siglo de las luces”. 

El film, obra de Nick Knigh, narra de manera hipnótica, la agitación social de esta época y el genio de Kawakubo para plasmarlo, a través de la deconstrucción de fotografías con pinceladas de tonos pastel y la magia de la edición digital.

 

 

Más allá de la publicidad de una marca, Del Pozo se ha caracterizado por lograr films que descubren el hilo conductor del arte entre moda-cine. Entre arquitectura monocromática y diseños minimalistas propios de la marca, Del Pozo, captura la esencia de la vida en 2 minutos y 13 segundos, dando vueltas en un laberinto sin final buscando el amor y comprobando lo efímero y ambiguo que es este.