REVISTA PICNIC 31 Minutos @ Teatro Metropólitan - Revista PICNIC

31 minutos se presentó una vez más en el Teatro Metropólitan con su Tremendo Tulio Tour. En la entrada del recinto se hacía presente la mercancía no oficial, muy mal hecha por cierto.»Lleve su foto con Juanín» gritaba un señor mientras sostenía un muñeco gigante del personaje, también cruzando la calle había otro disfrazado de Calcetín con Rombos Man. Un público muy variado caminaba con tranquilidad para ocupar sus lugares dentro del teatro. Y es que se podía ver de todo: familias completas, padres solteros, parejas jóvenes sin hijos, etc. Todos compartían la misma emoción.

Mostrando su profesionalismo, salieron puntuales al escenario. La primera voz en sonar fue la de Juanín, que fue reconocida al instante, provocando el grito agudo de los presentes. Todo el show giraba en torno al egocéntrico presentador de tv Tulio Triviño y su homenaje realizado por el equipo de 31 minutos. Como era de esperarse, desde el inicio los integrantes se metieron en problemas, cuando Tulio quedó inmóvil ante la noticia  del reencuentro con una ex novia.

Juan Carlos Bodoque y Policarpo fueron los siguiente en salir, fueron recibidos con el mismo entusiasmo. El top top top abrió con «Ratoncitos», «Doggy Style» y «Drácula Kaligula». Más tarde sonaría «Mr. Guantecillo», «Mundo Interior» y «Castillo de Arena». Cada uno de los personajes se encargó de presentar una canción, todos decían: «Y ahora la canción favorita de Tulio Triviño».

«Nunca me he sacado un 7», «Señora Interesante», «Diente Blanco, no te vayas» -en esta última rindieron un breve pero conmovedor homenaje a Juan Gabriel pues mezclaron parte de la canción con «Querida» y el publico enloqueció. «Objeción Denegada», «Son Pololos», «La regla primordial» y «Señora, devuélvame la pelota» fueron las más festejadas.

31min

Cada tema se intercalaba con actuaciones tal y como aparece el show transmitido por televisión. 31 minutos logró encontrar la fórmula para gustar a chicos y grandes. Sarcásticos, divertidos, inteligentes y críticos son capaces de hacer reír a los adultos con sus chistes crueles de doble sentido, mientras que sus canciones y torpeza entretienen a los más pequeños. Lo mejor fue el final con «Bailan sin Cesar», «Mi muñeca me habló»,»Arwrarwrirwrarwro», «El Dinosaurio Anacleto» y «Yo nunca vi televisión» cerraron la parte musical.

Aplauso especial para los músicos que acompañaron a 31 minutos, entre ellos el ex guitarrista de Los Bunkers, Mauricio Durán, sin ellos nada podría ser posible. Durante todo el concierto mostraron humildad. Era evidente que lo disfrutaban tanto como el público.

Felicitaciones a los papás que llevan a sus hijos a este tipo de eventos, serán adultos inteligentes y sino por lo menos contarán con un gran sentido del humor. La próxima vez que vayan a un show de 31 minutos, no duden en comprar boleto V.I.P, podrían ser los afortunados en tomarse una foto con ellos.

31minu

Fotos por Mario Calderón

31minut