Revista Picnic logo

El Art Collage nació con los dadaístas allá por los años 20, cuando la idea de alterar y deformar la realidad a través de imágenes se convirtió en una manera de expresión diferente que en poco tiempo estuvo en boga entre la comunidad artística de la época. Hoy en día esta técnica sigue tan vigente como antes, siendo una de las favoritas entre diseñadores, ilustradores y artistas visuales que han perfeccionado el método aportando un toque original, mismo que les ha dado reconocimiento alrededor del mundo. La inquietud por explorar la cotidianidad de manera azarosa en todas sus posibilidades convierte a los genios del Art Collage en algo más que cortar y pegar, ya que esta técnica requiere de disciplina, talento y mucha imaginación para yuxtaponer las imágenes y las ideas adecuadamente. La transfiguración del mundo es la tarea principal del artista del collage, ya sea que lo haga a la vieja usanza (tijeras, papel y pegamento) o bien, que se valga de las nuevas tecnologías para crear esos mundos fantásticos que sólo la elevada imaginación permite y que funge, a la vez, como materia prima para cada obra.

A continuación te presentamos a cinco de nuestros artistas del collage favoritos:

1.Pierre Schmidt

Drømsjel, como también se le conoce a este ilustrador alemán, es un artista complejo, meticuloso y amante del color. La técnica que usa es la manipulación de fotografías antiguas, las que somete a un proceso de digitalización después de haberlas diseñado a lápiz, creando dimensiones totalmente nuevas e interesantes. Drømsjel tiene una serie inspirada en su compatriota y filósofo Friedrich Nietzsche en la que aborda temas como el sentido de la existencia.

2. Jay Riggio

Para él, el collage pasó de ser tan sólo un pasatiempo a ser un estilo de vida. Este joven estadunidense, aunque se graduó en Cine y Escritura Creativa, ejerció lo que más le gustaba hacer: contar historias visuales sin la clásica habilidad de ilustrar. Temas como el amor y la muerte son recurrentes en sus collages, para los que usa tijeras, alguna revista o libro viejo y pegamento al mero estilo artesanal. Su gusto por los animales híbridos, sueños o visiones alternas del mundo es lo que regularmente plasma en cada pieza que crea.

3. Fran Rodríguez

Este diseñador radicado en Barcelona combina lo elegante con lo quimérico y lo espacial. Su proyecto titulado La cabeza en las nubes provoca, poéticamente, que nuestra mente eche a volar por el gran cosmos, abriéndonos la puerta a nuevas dimensiones con cada pieza que observamos llenas de surrealismo y psicodelia. Fran Rodríguez está obsesionado con todo lo relacionado al universo, astronautas, objetos voladores y personas perdidas o solitarias.

4. Massimiliano Grandoni

Dentro de la obra de Grandoni existe indiscutiblemente un inherente sentido metafísico y sombrío que transporta a un mundo en donde parecería que todas sus obras convergen en un mismo espacio. La mayoría de sus piezas están cargadas de un simbolismo hermético difícil de interpretar; de aquí el gusto de este artista italiano por lo abstracto y lo onírico. Otra de las técnicas favoritas del diseñador es el ensamble de fotografías a las que agrega regularmente elementos geométricos dibujados a lápiz para finalmente digitalizarlas.

5. Sammy Slabbinck

El uso de tijeras y pegamento vuelve a ser imprescindible para uno de los artistas del collage más referenciales. Sammy Slabbinck, embriagado del trabajo de muchos otros artistas y sin haber estudiado nunca nada referente al arte,  decidió aventurarse desde muy joven en los menesteres gráficos y visuales. Atraído por un estilo pop vintage, este artista belga conjuga oníricamente mundos de los años 50 ó 60 con contextos actuales, dándoles su sello y estilo propio a cada una de sus piezas. Colorida y hasta humorísticamente hace ligeras críticas sociales que pueden pasar por alto si no se les presta suficiente atención.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.