REVISTA PICNIC Alejandro Magallanes: El lado oscuro del Vive Latino
Todas la pecas del mundo

Actualmente los conceptos musicales han cambiado sus estructuras; dentro de ella existen distintas formas de expresión; prueba de ello son los festivales. En ellos encontramos distintos espacios difusión, tanto en la cuestión musical como en el plano artístico gráfico, es por ello que cada año la revelación del lineup aumenta sus expectativas; no sólo por el talento musical sino también por el manejo armónico de las formas sobre los colores que buscan contarte la historia detrás del concepto del festival.

Fue en 2013 cuando el Vive Latino renovó sus ideas tomando como referencia sus orígenes. Es ahí cuando Magallanes intervino con su sus característicos trazos y composiciones.

La idea del Vive Latino 2013.

Tratando de comunicar un mensaje y al mismo tiempo plasmar su obra, Alejandro realizó un cartel marcado por la simplicidad, la limpieza y el bicolor, mismo que fue fuertemente criticado. Hablando del concepto y tomando como referencia lo hecho años anteriores, el artista decidió eliminar de tajo todos elementos comerciales; dejando una esencia pulcra en donde el mensaje fuera el centro de atención. Tomando la geometría de las letras, los trazos libres y la composición a partir de esto, como su punto de partida.

Magallanes ha logrado plasmar grandes mensajes a través de sencillas técnicas de ilustración. La imágenes siempre han generado un shock mayor que la escritura y esta vez, no fue la excepción. Una evolución importante que le abriría la puerta a ilustradores y diseñadores, los cuales tendrían la posibilidad de mostrar su arte teniendo como escaparate el festival más importante de Iberoamérica.

Blur, Fabulosos Cadillacs, Silversun Pickups, Tame Impala, Porter y más fueron los actos principales de este cartel.

En el centro del cartel se observa una figura un tanto rústica, en donde los trazos remiten a una abstracción, teniendo como premisa, las raíces y el estado natural de la materia, esta edición del festival representaba un significado especial; optar por lo que tienes, elegir y escuchar lo que te gusta, así como descubrir un nuevo panorama musical.

Fue así como Magallanes creó una alianza perfecta con el Vive Latino; fusionado los expresiones como la música y la ilustración para plasmar la identidad de lo sencillo. Muchas veces, la saturación de ornamentos  y formas de hacer carteles dispersa nuestra atención.

Hoy es el día en el que diversos festivales a nivel mundial, han optado por un contenido más allás de una lista de artistas, un contenido compuesto y diseñado para transmitir a las personas un poco de las sensaciones que vivirán dentro del festival.

Originario de la CDMX, Magallanes ha trabajado en distintos proyectos dentro del ámbito artístico logrando reconocimientos como: La Medalla Josef Mozrack, en la XV Bienal Internacional del cartel en Varsovia y el Premio Goleen Bee, en la Bienal de Diseño Gráfico en Rusia.

Si deseas conocer más de su obra y conocer más del artista te recordamos que Alejandro Magallanes formará parte del PAM 2017. 

Aquí puedes conseguir tus entradas.