REVISTA PICNIC Aleks Ol: Una foto, para descubrir una historia, tú historia.
Revista Picnic logo
picnic_pam2017

Su foto, tu historia.

Aleks Ol nos invita a imaginar o recordar. Recordar dónde fue que viste a esa chica, “La chica”.

Aquella chica imperfecta que ves a lo lejos con ojos grandes, cuello largo y senos pequeños. Su cabello no te gusta, pero te gusta que no te guste. Aunque nunca la has tocado, sabes que tal vez sea lo más suave que jamás podrás tocar.

Ya no está tan lejos, puedes ver una argolla que atraviesa su nariz y un tatuaje  que se asoma por encima de su cinturón, justo en ese pequeño espacio entre el pantalón y su blusa, donde sólo quieres poner tu oído para escuchar lo que sea que tenga que decir.

Ahora está a un metro de ti, pero recuerdas que eres torpe con las mujeres y no haces otra cosa que mirar. Ya pasó, la ves de espaldas seguir su camino y no puedes dejar de mirar sus nalgas, pero no de la manera en que lo hace un señor a las amigas de su hija, sino con cierto asombro por cómo esas caderas y su olor a coco, combina perfecto con su nariz chueca y su anillo que cambia de color. Quedas hechizado.

Ese momento quedó registrado en tu memoria; pero fue más que por la belleza de su imperfección, quedó guardado porque sabes que jamás volverás a verla.

Aleks Ol es un fotógrafo de Playa de Carmen, cuyo trabajo podría ser mal confundido con el de algún otro retratando mujeres semi-desnudas, sin embargo tiene una pequeña gran diferencia.

Muestra a una chica que no busca ser fotografiada, él está ahí para fotografiarla. Logra retratar una sensualidad oculta, una sensualidad que el día te da. Un encanto que te da la libertad de crear la historia que quieras con una de sus fotografías.

Aleks Ol no quiere enseñarnos pechos y ropa interior bonita. Él hace que nos den ganas de poder capturar un momento, tomar nuestra cámara y congelar un momento con nuestra chica. Tener ese momento guardado en una cajita de plástico con metal, para poder mirar su belleza una y otra vez.