REVISTA PICNIC Álvaro Díaz: El ego más grande, debe de ser la canción - Revista PICNIC
FICM

Irrefutablemente, el trap está sonando y ganando muchas escuchas en el  underground. El público jóven sueña y se viaja con toda la realidad plasmada en cada una de las canciones y sus componentes en general. Y si hablamos de la escena hispana del trap, podemos destacar tres países que se encuentran en el podio de honor: España, México y Puerto Rico.

Con éste último, ocurre una situación un tanto rara: muchos reggaetoneros ‘evolucionaron’ dejando atrás el reggaetón, dándole paso al trap -muchos le dicen trapetón-, situación que divide y confunde a muchos escuchas inexpertos. Sin embargo no estamos aquí para abordar este tema, sino para presentarles la entrevista que nos concedió uno de los trapstars más influyentes de Latinoamérica: Álvaro Díaz.

Después haber presenciado su último show en la CDMX, me encontré con Álvaro Díaz en un roof de la colonia roma. Mientras la tarde mutaba en un crepúsculo plagado de contaminación. Tras haberse colocado un par de gafas, y ya sentados -que tal vez taparían la evidencia de una noche densa- comenzamos la… más que entrevista, una de las charlas más nutritivas que he tenido.

Decidí preguntarle sobre el show de la noche pasada, puesto que en dicho show, Álvaro mencionó el hecho de que México es como su segunda casa y que aquí lo han apoyado más que en su propia tierra natal: Puerto Rico.

Superó mis expectativas. Siempre que vengo a México espero que todo esté chingón, pero no sé que es lo que va a pasar.  Aquí es donde se ve el apoyo y el amor de la gente. Bueno, eso lo vi desde el M&G . Esta es una de las razones por las cuales yo hago la música, por momentos como los de ayer. El DF es mi segunda casa ya he venido varias veces y aquí siempre he podido trabajar,  siempre que he podido venir veo una evolución Los shows de Monterrey y Guadalajara estuvieron brutales, mucho mejor de lo que esperaba pero… no puedo compararlo con el DF. Ciudad de México es otra cosa y creo que aquí hay más cultura del hip-hop.

Álvaro destaca, que en México se percibe una mayor apertura musical que en Puerto Rico, pues aquí  se siente una comprensión hacia nuevos artistas.

«Creo que hacen falta artistas como yo, gente que no haga lo mismo que todos hacen. Creo que así poco a poco la gente va entendiendo lo que la gente hace. Cuando yo comencé, al principio hacíamos shows donde sólo iban nuestros amigos y ahora llenamos las salas. Poco a poco he visto como la gente comienza a entender las metáforas y los conceptos, todavía falta un montón por entender

 

Retomando la idea planteada al inicio del texto, sobre esta confusión que se da entre el reggaetón y el trap, Álvaro considera que ya cualquier cosa la toman por trap, puesto que la desinformación musical y algunos exponentes del reggaetón han propiciado esta situación.

El reggaetón es un género más establecido y sólido a comparación del trap. A pesar de que cuenta con un gran número de detractores, todavía es mayor el número de escuchas que apoya.  Para Díaz esta situación esta banalizada,  inclusive me dijo que si la moda fuese el merengue muchos exponentes de reggaetón, lo harían sin reparo autoproclamándose los ‘duros’.

«El problema de los artistas es que no son artistas y de cierta manera. Te pondré el ejemplo de  Arcangel que es una leyenda en Puerto Rico, si él hace una canción sobre  como le gustan las nalgadas a una tipa; los demás en vez de hacer algo distinto o de proponer otra cosa: hacen una canción sobre lo mismo.

Se convierte en mil artistas haciendo la misma canción. Eso es lo fácil, si yo quisiera realizar un track igual, vámonos ahorita para el estudio, la parimos en cinco minutos y se las vendemos. Esa es música muy sencilla. Hay que ser reales».

Naturalmente el rap como género musical, es altamente competitivo y egocéntrico. Una de las frases más usadas/prostituídas y ambiguas en el ‘juego’ es el ‘mantenerlo real’.

«El mantenerlo real es rapear de cosas reales que te pasan a diario. Depende de la perspectiva desde la que estás hablando, porque si estás contando una historia, puedes hablar literalmente de todo, pero hay una diferencia entre contar una historia y decir miles de cosas que no te suceden. Tu nunca vas a escuchar en una canción mía diciendo que yo muevo cosas o algo por el estilo»

Mi sueño es seguir manteniendo la esencia, no tengo miedo en decir que he estado enamorado y he sufrido por amor. He visto cantantes que hablan como dominicanos y ni tienen amigos ahí. O bien, hacen cualquier cosa por pegar y un artista nunca hace eso, un artista siente lo que debe de hacer».

Reconoció la importancia que ha tenido en su carrera Homegrown Entertaiment y considera que las cosas en México han evolucionado. Me comentó que le gusta demasiado todo lo que está ocurriendo en nuestro país. Recordó que en alguna ocasión en un VL él apareció en un show de La Banda Bastön tirando un trap y aunque el público no lo entendió a primera instancia, lo apoyo sin más.

Antes, los medios le dictaban a la gente que era lo que debía consumir y que no. Con la internet, la gente en Puerto Rico no tiene esa cultura de buscar en blogs. Ahora está Rapetón y antes esta Flowhot. No existe una cultura del querer conocer. Todo quieren que se los den los medios, por que ellos no te dan otra opción. Lo que hace falta es más artistas que hagan algo diferente y que no sean copias.

«Un chamaquito que no sabe nada y de pronto quiere intentarlo, solamente se va a guiar por las fórmulas y la gente que promociona los medios de comunicación. La cuestión es de tiempo para que entiendan y se abran las puertas» A mi de alguna manera me tocó tumbar las puertas y el chamaquito que venga en cinco o diez años inspirado por mi, pasará sin problemas por todas las puertas abiertas por mi y se va a quedar con todo, me va a frontear y me dirá: papi, yo no me tardé tanto como tú».

Como influencias principales, se encuentra Tego Calderón, Calle 13 y Yaviah, este último considerado como el mejor en su país. Aprovechando la ocasión, comento sobre las letras que ha vendido:

«En ocasiones, escribo muchas frases sin sentido y después cuando escribo las busco (…) todos los ritmos que tú escuchas en el disco (San Juan Grand Prix) todo lo decido yo, me junto con los productores y doy indicaciones de como quiero que suene tal canción. Coproduzco todos mis temas. Muy rara la vez, me envían pista y sobre eso escribo, cuando eso pasa lo tomo como inspiración. Ese es el problema de ser real, que te toma cierto tiempo el pensar de que vas a hacer/escribir.

Alguna vez me ligué a la jeva de mi chica y de ahí nació ‘Tortura China’. Todas las canciones tienen un porqué. Es eso que aunque te suene bien tonto, todo es real. Todo viene de un pensamiento loco o de un sentir».

Tras la historia de…

Llegamos a un punto completamente interesante, pues le pedí que me contará sobre ‘Piso 13 (Mía Wallace)’, ‘Elvira Hancock’ y ‘Tortura China’. Con voz muy bajo, se escuchó ‘me voy a meter en un problema’:

«Elvira Hancock y  Wallace, son personas reales.  De cierta manera es una persona, pero quizás también puede tener sentimientos de otra persona,  pues es un personaje que creas con base de tal persona o vivencia. Te puedo decir que ‘Insomnio’, ‘Adios Afrodita’, ‘La última vez’ son canciones para la misma persona. Es lo que te comentaba de ser real. Puede ser  exagerarlo, todo es  con base de personificar el momento.

 El mismo caso con Elvira como Mía Wallace,  aquél piso 13, es  el mismo que  menciono en ‘Miles de Mujeres’. ‘Tortura China’ es para otra persona. Es un sentimiento muy bonito ¿Sabes?  lo puedes poner de cierta manera. Una vez salí con una morra y resulta que la amiga es más bonita, puede ser tan tonto como eso o bien puedes estar en una relación muy contento y ves a esta jeva y dices: wow.

Ya no puedo decir más porque es una amiga, pero está cabrón… tener ese sentimiento y exagerarlo. Tampoco todo es literal. Por ejemplo le escribí al recuerdo de Elvira, porque si sintiera eso que expreso en la canción estaría con ella. Es como rendirle un tributo a ese momento.

Tras haberme dado una explicación sobre este trío de canciones, Álvaro comienza a hablarle a uno de sus amigos diciéndole lo que me acababa de contar. A manera de broma, aquella persona me dijo: ‘eso no lo puedes publicar bro’ entre risas y chascarrillos. Después del momento, tenso y risueño, me comentó que algunas de sus canciones están plagadas de simbolismos propios conviven una especie de meta-universo de Álvaro Díaz.

La epifanía que contienen algunas canciones -en general- son buenísimas y en algunas ocasiones son algo profundas. el trapero percibe una conexión completa de su creación,  en cuanto uno la puede percibir es más que una explosión, una epifanía que retiembla en nuestra mente.

Con el tiempo volando y el aire frío acechando, para finalizar le pregunté sobre su nueva producción musical que llevará por título Díaz Buenos, Díaz Malos:

«Está al 70% de completado. La gente se merece un material de mayor calidad, estamos terminándolo.  Espero que este año salga sin falta. Creo que es el mejor trabajo de mi vida,  me gustaría dar un tour gigante por acá, para seguir creciendo. Viene mucha música con LV CIUDVD, haciendo que todo encaje y que todos tengan su momento.

El ego más grande, debe de ser la canción».

Y así, tendremos que esperar el próximo material de Álvaro Díaz.