REVISTA PICNIC Retratos de fuerza. Camina a oscuras con Anja Jensen. - Revista PICNIC
Todas la pecas del mundo

Del llamado «barrio bravo» de Tepito, surgen los rostros de siete mujeres ahora representantes del empoderamiento femenino. 

© Anja Jensen, VG-Bildkunst Bonn 2016’’

© Anja Jensen, VG-Bildkunst Bonn 2016’’

La exposición: Ciudadanas. Caminamos oscuras, realizada por la artista Anja Jensen, en el marco de las actividades del Año Dual Alemania-México; es un acercamiento, no a la vida en el barrio en sí misma, sino a la fuerza con la que cualquier mujer se enfrenta a las adversidades de su entorno.

Cuando Jensen fue invitada a México, no tenía muy claro el trabajo que estaba a punto de realizar. Su mirada contemplaba algunos de los temas frecuentes en su obra, como el control, la vigilancia y la seguridad. Fue hasta que durante un recorrido por Tepito, la oriunda de Hamburgo quedó encantada por la atmósfera que se vive en las calles.

Uno de sus principales propósitos es acabar con los estigmas que rodean la vida en el «barrio bravo». Tomado como protagonistas a mujeres que se mueven en un ambiente conocido por la violencia, la inseguridad, el machismo y la corrupción.

Acercarse a una vida para generar una imagen.

Conformada por siete fotos tamaño mural, impresas en lona trasparente, la muestra intenta sumergir a los espectadores en las mismas calles que pisan las protagonistas de las historia: puedes encontrarte a media noche junto con los residuos de los puesto callejeros, o pasos adelante, con una mujer mirándote de frente cuando detrás se oculta el sol en la ciudad.

«Es necesario tener química entre la persona que va a ser retratada, el artista y su historia» opina Jensen. Quien a lo largo de seis meses caminó junto con su equipo de trabajo por los callejones y  puestos de tianguis; conversando mientras suscitaba vínculos que la ayudarían a plasmar la esencia de lo que la rodeaba. Su objetivo fue tener un encuentro humano con sus personajes, intentando comprender dónde se encontraban ambos y cuáles serían las piezas a utilizar del entorno.

Leti

© Anja Jensen, VG-Bildkunst Bonn 2016’’

Que la inspiración de Anja Jensen sean los crudos contextos sociales en los que tiene que sobrevivir una mujer, contrasta con su particular uso de la iluminación

Elemento visual más importante en las imágenes. Pues dota de tonos femeninos las fotografías, a la vez que remarca detalles del medio que lo hacen simbólico.

La planeación y esfuerzo depositado en cada retrato, hacen de estos, piezas surreales pero sinceras.

La fuerza  que portan aquellas mujeres, atrajeron a la fotógrafa gestando una relación personal con las protagonista de sus escenas: «se desarrolló una relación de confianza mutua» expresa.

Camina a oscuras con Anja Jensen

Montada en la penumbra, con un camino marcado en el piso y las únicas luces provenientes de los rostros de siete mujeres. La muestra logra generar inmersión. Denotando el seguido cuidado de la artista.

La analogía del camino para sobrevivir, el tamaño, las luces, los materiales, son parte del cariño y pasión con el cual la artista presenta su trabajo, además de la importancia que tuvo en su experiencia profesional.

«El arte es un proceso de comunicación. Se ponen en escena historias y lugares que representan algo(…) esto es una apertura de luz que intenta capturar la esencia de lo que yo vi allí»

Cortesía Anja Jensen

© Anja Jensen, VG-Bildkunst Bonn 2016’’

Anja Jensen ve en estas ciudadanas un símbolo femenino de lucha, fuerza y dignidad para conseguir o heredar una mejor vida.

El trabajo colaborativo de esta fotógrafa con las mujeres de Tepito, se presenta en la exposición «Ciudadanas. Caminamos oscuras», abierta al púbico hasta febrero del próximo año. Dentro del Pabellón Alemán, ubicado en la colonia Roma.