Revista Picnic logo

Anthony Lister x Volcom

Por Kimberly Reynolds

Conocido como “un defensor de la libertad de expresión visual”. El exquisito/grafitero/callejero artista australiano Anthony Lister está en una misión de regalar su arte a las calles sin persecución, explorar su creatividad sin barreras y de dejarse evolucionar como artista simultáneamente. Lister se ha unido a la legendaria marca Volcom para crear la colección Lister x Volcom, por cual la marca está orgullosa de la colaboración junto al impresionista callejero moderno. En esta colección, Lister Lister explora temas como el dinero y la corrupción en el modern estado cibernético. Hace poco nos sentamos con Lister para conversar acerca de la colección, del skateboarding, el vandalismo versus arte y su proceso creativo.

En el 2014 fuiste citado por la publicación australiana, Brisbane’s Weekend Edition, diciendo “Soy un luchador de la libertad, estoy luchando por la libertad de expresión visual”. ¿Todavía estás dando buena pelea, como piensas que esto va progresando desde lo que dijiste en el 2014?

“Bueno, mientras hombres y mujeres, niños y niñas sigan siendo encarcelados por actos de creatividad – entonces la lucha continúa. Para no alargar la historia, poco ha cambiado si vez al sistema y a las personas que establecen las leyes. Creo que por otra parte, yo he progresado en mi articulación de definir los problemas y de desarrollar estrategias que pueden implicar en algún cambio”.

Durante tu carrera de artista callejero, varios clientes comerciales te han encargado pintar trabajos gigantes a lo largo de tu carrera, ¿cómo cambia tu sensación emocional y creativa al pintar estas piezas en comparación a cuando pintas obras personales “ilegales”?

“No cambian para nada. Siempre hago mi mejor trabajo. Yo siento que “eres tan inteligente como tu última decisión y sólo tan bueno como tu producción pasada”. Para quien sea que esté trabajando siempre doy lo mejor de mi para lograr mi objetivo”.

Hablando de trabajos por contrato versus “trabajo ilegal”, a principios de este año estuviste sentenciado a hacer trabajo comunitario después de levantar cargos por vandalismo por el Ayuntamiento de Brisbane. El mismo ayuntamiento te ha contratado antes para crear obras dentro de la ciudad. El caso recibió bastante atención por parte de los medios locales en Australia y también mundialmente por el extraño imbalance y la auto-atribución del sentido de declarar arte vs vandalismo. Un comentario que me encanta es del productor de cine Eddie Martin en Twitter que puso “Extraña manera de tratar a uno de sus inmuebles llenos de cultura”. Como artista, como procesas estos extraños mensajes de las autoridades?

d30a0040

 

“Sí en verdad es una mierda que todavía hoy en día en esta época haya gente que vaya a prisión por actos de creatividad verdad?. Yo soy uno de los que tiene suerte. Con eso dicho, todo esto me ha costado $78,000 en honorarios para los abogados, pero todavía conservo mi integridad y aún más importante mi libertad”.

Las grandes, en verdad enormes obras de arte que creas al aire libre are simplemente gigantes. Después de ver tomas pasadas de ti creando estas obras es increíble. Realizar trabajos de esa escala y a ese nivel tiene que haberte tomado bastante práctica! ¿Cuánto trabajo haces antes de trabajar en la composición de la obra entera antes de empezar en el espacio destinado a la misma? ¿Cuál es tu forma de trabajar?

“Siempre tengo un dibujo mental antes de empezar a trabajar, básicamente es eso. En este tipo de pintura en el que es una aventura lo mejor es no hacerse ninguna expectativa antes de empezar a pintar”.

Parece que hubiera una correlación real entre el arte callejero y el skateboarding en cuanto al “vandalismo”, la creatividad dentro de cada mundo y la libertad de expresión versus la ley. ¿Se sienten casi igual para ti?

“Totalmente de acuerdo. Creo que todo se basa en cosechar una audacia por la libertad de uno y expresarse creativamente públicamente”.

Hablé con otra artista que ha colaborado con Volcom, Gemma O’Brien – ella también reside en Sydney y recientemente me entero que han trabajado juntos antes. Gemma habló de su gran deseo de trabajar más en obras propias y su arte personal después de trabajar la mayor parte del tiempo en obras por contrato, el deseo de también descubrir nuevas habilidades, de ponerse a prueba y a no tener parámetros. ¿Te sientes de la misma manera después de tener tantos trabajos en los que te han contratado?

“Nah, para serte sincero no. Siempre estoy ocupado en todos mis trabajos, mientras estoy en la calle también siempre estoy practicando en el estudio. Si entiendo lo que quiere decir ella – trabajar en nuevos proyectos y estar al día practicando nuevas técnicas es como tener un hijo/a – nunca hay suficiente tiempo o tienes la suficiente energía para las dos cosas – esto es lo que te mantiene trabajando (como un padre de familia)”.

¿Qué tan importante es el balance entre trabajo personal y trabajo contratado? ¿Son más o menos nivelados para ti si nos referimos a la calidad del trabajo?

“Hmmm… bueno en verdad yo no llevo la cuenta – eso se lo dejo a mi equipo. Entonces para serte sincero no tengo idea y me siento mas cómodo así”.

¿Tienes alguna obra favorita que haya sido traspuesta en tu colaboración con Volcom?

“No estoy seguro en verdad. No he visto mucho de la colección todavía, pero estoy seguro que pronto lo sabré”.

Para la colección con Volcom has usado billetes de dólar estadounidense y calaveras, ¿qué comunican estos símbolos para ti dentro de estos trabajos?

“La vida, la muerte, la ciudad, estas perdido, respeto, tragedia, extraños en un club o bar, buena música. Las calaveras y el dinero so todo y nada. Como granos de arena a través del reloj del tiempo”.

En el film que hiciste con Volcom filmado en Sydney en tu estudio a las afueras de la ciudad – ahí haces una gran metáfora sobre las calles diciendo que son como la selva, los animales siendo tu arte y los espacios para cazar donde los colocas, y que tu al mismo tiempo eres el cazador y al que lo cazan. ¿Sientes que tu arte es a punte de instinto y primitivo al crearlo? Es impulsado por pura necesidad y sentido de sobrevivir?

entrevista-anthony-lister-volcom-revista-picnic-5

“Pureza – sí/ un sentido de sobrevivencia, no. Me impulsan fuerzas que trascienden más que mi, y yo siento que soy un mensajero trabajando para el jefe”.

¿Tienes estrategias para evitar ser cazado?

“Sí, nunca le falto el respeto a nadie. Siempre uso mi juicio de la intuición y los sentidos del olfato, ver y escuchar para evitar las trampas de los pensamientos materialistas”.

¿Tienes alguna pieza favorita en la colección Lister x Volcom?

“He estado usando bastante los jeans últimamente. Tal vez el sweater… extra extra grande”.

Aquí puedes ver algunas piezas de la colección:

 

Cuando visitamos tu estudio, nos enseñaste unas interesantes esculturas de bronce fundido que estabas empezando a trabajar. Se ve que te gusta alternar de medios como vídeos, instalaciones y pintura, carboncillo y medios más tradicionales. ¿Qué tan importante es par ti como artista continuar expandiendo tus procesos de trabajo?

“Lo hago más que todo para no aburrirme. En verdad no lo hago pensando que voy a expandir mis prácticas a nuevas técnicas, simplemente me dan ganas de hacer algo y busco la forma de aprenderlo y aplicarlo. La gran mayoría de las veces es un largo camino de pruebas y errores. Siempre hay nuevos obstáculos en el camino del aprendizaje”.

¿Qué sigue para ti después de esto?

“Hay tantas cosas locas. Tengo a un amigo haciendo un film que va a mostrarme por quien realmente soy. Es el que hizo el documental “ALL THIS MAYHEM” que es un film alucinante sobre un grupo de skaters que terminan siendo unas leyendas. Eso va a tomar probablemente un año, y a parte de eso más trabajos, viajar, vivir, todo tipo de cosas”.

Puedes contarnos tu top 5 de obras que has hecho al aire libre alrededor del mundo para que el público pueda verlas. Mandemos al mundo a cazarte…

“Nueva York, Berlin, Paris, Melbourne, Los Angeles, Detroit, New Zealand, Bali, Hong Kong, Milan… Espera ¿ya son 5? Ya ni se si sigan ahí exhibidas o en qué lugar exactamente están. Pero sé que amé trabajar en cada una de ellas antes de que las terminara y me tomaran la foto yendo con las manos y la cara pintada”.