Revista Picnic logo

Durante un festival de música las personas no sólo cantan, también se abrazan, ríen, lloran, comen, beben y por supuesto, generan basura. Nadie puede negar que estos eventos siempre serán un imán que atrae a las multitudes y con ellos, una enorme cantidad de desperdicios.

Por esta razón y durante los últimos años se ha buscado concientizar a los asistentes del problema de la basura generada en estos eventos, así, no sólo se protege el medio ambiente sino que también se genera una conciencia ambientalista.

Es importante romper este paradigma ecológico y empezar a hacer algo por nuestro planeta. Festivales como el Vive Latino y el Corona Capital, eventos que se llevan a cabo en la Ciudad de México y que albergan a más de 80 mil asistentes, generan aproximadamente 50 toneladas de basura por día.

Bahidorá, preocupado por el medio ambiente y en colaboración con Impact0 (una empresa enfocada en desarrollar e implementar estrategias sostenibles), logran formar uno de los pocos festivales que realmente está haciendo algo al respecto para reducir nuestra huella ecológica, al fomentar el o a compartir el transporteestimularo el consumo de agua responsable e incitando a todos sus asistentes a llevar un termo o a reciclar su botella de plástico para no generar tantos desperdicios.

Una vez más se estará contando con el uso de vasos biodegradables y se buscará en cada momento que los visitantes separen su basura y usen productos amigables con el ambiente y así al final del evento crear una composta con todos los desechos orgánicos no cocinados y enterrar la basura biodegradable. El objetivo de este año es convertirse en un evento 100% verde y con tu ayuda, esto será posible.