REVISTA PICNIC Band Of Horses @ Plaza Condesa - Revista PICNIC

Tan solo un año después de su última presentación en México, Band Of Horses se presentaba en el resistente Plaza Condesa. Un ambiente calmado y romántico se respiraba en el lugar, parejas y grupos de amigos se hacían presentes en la pista.

Marcela Viejo daba inicio a lo que sería una noche mágica, la ex cantante de Quiero Club mostraba su nuevo proyecto solista que atrapaba los oídos y miradas de todo el público. Con letras profundas y sentimentales, Marcela dejaba un buen sabor de boca además de que se hizo acompañar de grandes músicos integrantes de Reyno, Fobia y otras bandas mexicanas.

Por extraño que parezca, el rango de edad entre los asistentes era de unos 30 años de edad, pero eso no fue impedimento para que el público mostrara una energía excepcional. Band Of Horses aparecían en escena, con chamarras de “Mexico Is The Shit”  la banda originaria de Seattle se presentaban ante los mexicanos.

Band of Horses: Emociones de un rock fresco.

Inmediatamente comenzó “Monsters” y la poderosa voz de Ben Bridwell tomaba cada rincón. Se sentía un ambiente diferente, los celulares no apocaban la presentación como en otros conciertos y la banda conectaba de manera excepcional con el público.

El rock sureño nos transportaba a un viaje en carretera, felicidad y romanticismo se notaba en el público que se deshacía en besos y arrumacos mientras escuchaban la música; la noche se convertía en una mágica velada al momento en que  sonaban los primeros acordes de “No One´s Gonna Love You”, cientos de gargantas se sincronizaban perfectamente para apoyar en el coro.

Así con un digno final para una gran noche, Band Of Horses se despedía de la Ciudad de México y continuaban su viaje hacia Guadalajara.

En cada  momento que podían, la banda le agradecía su cariño a los mexicanos, sonrisas y alegría desbordaba a los artistas. Con un final de película, Band of Horses tomaba el escenario para deleitarnos con dos canciones más.

Las palmas acompañaban a “The General Especific”, se sentía una hermandad especial durante cada segundo de la rola. Una luz alumbraba sólo a Bridwell, y todo el mundo presentía que el final con la ansiada “The Funeral” estaba por suceder, brincos y gritos retumbaban en el Plaza Condesa cuando la esperada canción se hizo presente.

Fotos: Diego Vigueras.

Texto: Aaron Torres.