REVISTA PICNIC Bat For Lashes - The Bride - Revista PICNIC
CINE DE ARTE

Ya desde los adelantos de su disco nos podíamos dar cuenta de la propuesta que Natasha Khan traía con su nuevo material, The Bride, sucesor de The Haunted Man, que saliese en el 2012. La producción estuvo a cargo de Khan junto con colaboraciones de Dan Carey, Head, Simone Felice Ben Christophers.

Se agradece que en este nuevo material haya creado una historia con el álbum, aquella  de la novia que pierde a su futuro marido en un accidente de auto y donde narra la pérdida y su sentir. De hecho, esta producción se inspiró en el cortometraje I Do que se realizó el año pasado y tiene una duración de 15 minutos, está dirigido por ella, y se integra a una antología fílmica que se titula Madly donde se cuentan seis historias de amor moderno con base en la visión de seis directores diferentes, entre ellos Gael García Bernal.

Sí, Natasha persevera en hacer cosas que te hagan sentir solo y eso está bien, ya que sabe cómo hacerlo. Confronta el tono de su voz y las notas que alcanza con la guitarra y los tonos menores, además del bajo, el piano, el arpa y demás instrumentos que tienen un papel sutil junto con los sintetizadores, con lo que se logra un ambiente entre sombrío y acogedor. Es como si fueses un bebé que busca dormir y una novia desquiciada estuviese meciendo tu cuna mientras llora. Realmente logra narrar la triste historia de novia desesperada, ad hoc con su voz y su estilo.

Se necesita mucha paciencia para escuchar este disco sin querer oír algo más, pero podemos decir que vale la pena prestarle atención de principio a fin en las 13 canciones que componen este material discográfico y que tiene una duración de 53 minutos. De hecho, antes de comenzar a escuchar, hay que ir conscientes de que vamos a presenciar una tragedia musical, no porque sea mal material, sino porque hay mucha angustia a lo largo de todo el disco.

Aquí es donde llega un punto donde el concepto del álbum se vuelve demasiado denso y melodramático. Las letras están bien hechas y se acompañan perfectamente con los instrumentos y la voz, pero si se escuchase fuera del contexto del álbum en general, podría parecer demasiado abrumador. Es decir, fuera de la temática, sólo dos o tres canciones logran sostenerse por sí mismas, como en el caso del single «Sunday Love».

Hay un salto entre «In God’s House» y «Honeymooning Alone» donde notamos más contrastes en la composición de los temas, los matices que existen entre canción y canción dentro de una misma pieza.

Su voz aguda y melancólica realmente cala y crea cierta empatía musical. Lo cierto es que no se le puede negar la calidad vocal a Natasha y su capacidad como letrista y compositora. A pesar de esto, si queremos comparar sus anteriores discos con éste, el sonido aún es experimental pero comienza a aburrir. En realidad esta londinense no propone mucho para su propia carrera como músico en su cuarto álbum de estudio, aunque esto no lo hace un mal disco.

Bat For Lashes - The Bride
Lírica8
Voz9.5
Temática/concepto8
Propuesta musical4.5
Producción7.8
Pros
  • Su voz no tiene peros
  • Mantiene su esencia
  • Es un buen disco conceptual
Contras
  • Se está quedando en el confort musical
  • Aburre a la mitad del disco
  • Fuera de contexto, se pierden las canciones
7.5Promedio Final
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0.0

Deja un comentario