Revista Picnic logo

Fermin Muguruza, Harkaitz Cano y Dr. Alderete son Black is Beltza

Psicodelia, aventura, rebelión y Rock and Roll, esas son las cuatro palabras para definir a Black is Beltza.

La novela gráfica de Fermín Muguruza, Harkaitz Cano y Dr. Alderete proyecta a la perfección estas cuatro partes y las une de una manera ambiciosa pero simple, de sencilla lectura sin tantos rodeos ni de páginas rebuscadas.

Si bien, Black Is Beltza se trata meramente de una novela de ficción en donde se narran las aventuras del protagonista de nombre Manex, un vasco que reside en los Estados Unidos y que sabe que algo anda mal por todas partes; es precisamente esto lo rico del tema, ubicar la obra en un contexto adecuado, el cual retrate lo que en ese momento se vivía con respecto a la música, la moda, las artes, pero también la fuerte carga política (¡¿y cómo no?!) si en la década de los 60´s (en que está situada la novela) se sentía una gran tensión de este tipo a nivel global.

Con la guerra de Vietnam a plena flote, los restos de las consecuencias sociales que traía consigo la recién llevada a cabo revolución cubana, el movimiento hippie y su bandera de peace and love junto con las drogas psicodélicas, el rock y los mensajes de rebeldía y liberación que profesaba y, por supuesto, la constante discriminación a la comunidad negra no solo en Estados Unidos sino en otras partes del globo también; y de igual manera, los movimientos a favor de sus derechos y la búsqueda de respeto para éste y otros sectores.

A través de sus páginas encontraremos todos estos y otros elementos históricos y de la cultura popular no sólo norteamericana, sino también mexicana ya que podemos encontrar al protagonista codo a codo con el mismísimo Tín Tan en una misión de suma importancia para los movimientos revolucionarios.

He aquí el punto clave, el hecho de que la obra toque estos temas de una forma emocionante, divertida pero también seria cuando se requiere es el gran atractivo de Black is Beltza y por medio de los trazos del Dr. Alderete que nos deleita con su singular estilo es que podemos disfrutar de cada una de las páginas bicolores.

Esto sumado a la historia y creatividad tanto de Harkaitz Cano, distinguido por su larga trayectoria en cuanto a la literatura vasca actual se refiere y que ha englobando prácticamente todos los géneros; y de Fermín Muguruza, músico y director documental conocido por sus años con la banda de Punk y Ska, Kortatu y notándose esa crudeza que lo caracteriza.

La conjunción de estos tres talentos da como resultado una gran novela gráfica, un cómic que parece estar en el momento adecuado ya que es justo ahora cuando debemos concientizarnos sobre la situación en la que vivimos día a día y preguntarnos si ¿en realidad ha cambiado el contexto de aquellos años o es que seguimos con las mismas ideas? Cuando se continúan dando ataques contra la comunidad afro en muchas partes del mundo, en donde siguen las guerras en el medio oriente, pero de igual manera, donde cada vez más músicos y artistas nos invitan a pensar sobre ello y sobre la situación política en general utilizando los medios en donde sobre salen con en el caso de estos tres utilizando los trazos y las letras para su cometido.

De la mano de la obra, se han generado otras propuestas alternativas a ésta como lo son la exposiciones en las ciudades de Bilbao y Barcelona en donde se presentan algunas de las imágenes que fueron representativas para llevar a cabo esta obra, algunos bocetos y se brinda espacio para presentar otras actividades en cuanto al cómic, la literatura, música y el cine se refiere.

En México se encuentra editado por La Caja de Cerillos con una atractiva presentación en pasta gruesa, y puedes checar el tráiler antes de darle una leída aunque sin duda, no te arrepentirás de tenerla.