REVISTA PICNIC Cinematográfica Marte - Revista Picnic
Revista Picnic logo
picnic_pam2017

por EDGAR ALDAPE MORALES

La década de 1960 significó una revuelta radiante en el ámbito político y cultural. El cine, concebido en ese periodo como arte y como instrumento de conciencia social, se vio alterado por una nueva concepción para hacer películas. En México, esto se tradujo en la necesidad de crear un cine alejado de las férreas políticas de la industria cinematográfica. En 1964, la sección de Técnicos y Manuales del Sindicato de Trabajadores de la Industria Cinematográfica lanzó la convocatoria del I Concurso de Cine Experimental, que al año siguiente dotó de vitalidad al cine mexicano tras promover a una nueva generación de directores cuyas películas reflejaron, sobre todo, el sentir de la juventud mexicana de la época, muchas de ellas bajo la defensa de un cine de autor. Así funciona cinematográfica Marte.

 

Un año después, Juan Ibáñez (uno de los realizadores que debutó en el concurso), obtuvo el primer lugar del Concurso Nacional de Guiones organizado por el Banco Cinematográfico y la Dirección General de Cinematografía por el guión Fuera del mundo, elaborado en conjunto con el escritor Carlos Fuentes. Este trabajo se tradujo en pantalla con el nombre de Los Caifanes, un relato sobre la juventud basado en la contraposición de dos figuras arquetípicas del cine mexicano: el pícaro y el burgués, de cara a una desenfadada Ciudad de México, con sus estaciones de gasolina, sus cabarets y vecindades, sus calles y plazas desiertas en medio de la madrugada. La exhibición de Los Caifanes alentó la creación de un cine independiente y de autor.

52284

Los caifanes, 1966

Esto fue posible gracias a Mauricio Walerstein y Fernando Pérez Gavilán, dos jóvenes que apostaron por un cine contracultural y moderno, acorde a los cambios sociales de la época. Para impulsarlo, crearon Cinematográfica Marte en 1966 con un primer objetivo: financiar el guión de Ibáñez y Fuentes. Sin embargo, esta casa productora dio la oportunidad tanto a nuevos realizadores como Manuel Michel, Salomón Laiter y José Estrada, así como aquellos con una trayectoria como Luis Alcoriza y un novato Jorge Fons, para realizar largometrajes versados en el espíritu efímero e intelectual de la juventud de finales de los años 60. Alrededor de ellos se formo una especie de stock liderado por la entonces joven actriz Ofelia Medina, el fotógrafo Fernando Álvarez Garcés Colín y el compositor Rubén Fuentes.

patsy13

Patsy mi amor, 1969

Cinematográfica Marte se disolvió en 1971, pero fue la arista para el fortalecimiento de un cine mexicano después desarrollado por la llamada apertura cinematográfica impulsada durante el gobierno de Luis Echeverría. Los Caifanes, junto al resto de cintas producidas por Marte, significó un respiro a la política de puertas cerradas, y permitió el acceso a otros talentos ya distanciados de lo que significó la Época de Oro del cine mexicano. Llegaron los tiempos del caifán; el charro había quedado atrás.

cinematografica-marte