REVISTA PICNIC Coordenada Guadalajara 2016 @ Parque Trasloma - Revista PICNIC
FICM

Por Elías Rocha Ochoa @EliasRochoa

Alrededor de 25 mil seres humanos caminaron sobre piedras y hierbas el pasado sábado 22 de octubre en el parque Trasloma de la ciudad de Guadalajara. Buscaban música en vivo, y el festival Coordenada prometía ser un lugar apropiado para encontrarla.

A eso de las 2:00 PM cobró vida la tercera edición de un evento que año tras año hace que Guadalajara diga “presente” en la escena musical del país. Los asistentes se arremolinaron con entusiasmo en el amplio espacio donde se habían montado los escenarios, puntos de encuentro para más de 20 grupos, locales, nacionales y extranjeros, encontrados con la noble intención de pasar un buen rato.

En el cartel de 2016 nombres como el de Los Fabulosos Cadillacs, Wolfmother, Capital Cities, Meme, León Larregui y Pond se vieron obligados a rozar codos, rolar escenarios y compartir audiencias. Ningún acto canceló.

Fue bajo un cielito adormilado que se configuró una ciudad adentro de otra; donde el clima era agradable y el sol brillaba con clemencia sobre las frentes, una donde food trucks, puestos de comida, cervezas, juegos y atracciones competían con las primeras bandas por la atención de los presentes.

coordenadagdl

En esta ocasión los organizadores estrenaron un novedoso sistema de cobro con pulseras recargables, agradecido por algunos y repudiado por otros. Las cifras de gente haciendo fila eran cuantiosas, como en cualquier evento de su tipo, y algunos señalamientos extra habrían ayudado a la movilidad de las multitudes.

Explicar Coordenada de un modo estrictamente cronológico sería inapropiado. Más válido sería mencionar los momentos que aunados a una puntualidad remarcable, audiencias entregadas al 100% y bandas que fueron derecho a los hits, transformaron al festival del sábado en lo que fue: un éxito.

En Coordenada hubo lugar para tributos y tumultos. Canciones de antaño se entrecruzaron con otras que todavía no están publicadas y en el camino hubo varias sorpresas. Como la que regaló Meme, tacvbo y hombre de familia, quien además de guardarse a la audiencia en el bolsillo, interpretó una espectacular revoltura de “Baby” de Justin Bieber y “Querida” de Juan Gabriel.

memegdl

Tanto él como Capital Cities aprovecharon la ocasión para probar nuevo material: el grupo angelino, por ejemplo, invocó el espíritu del hermano de Joaquin Phoenix con “You’re my Venus and I’m your River Phoenix” y dejó en claro que dominan por completo el ancestral arte de hacer una buena canción pop.

El ánimo en general fue el de una gran fiesta, y eso no quedó más claro que en las tablas del escenario “Indio”, donde se presentaron Bloc Party -en su última actuación del año-, Illya Kuryaki and the Valderramas y Los Fabulosos Cadillacs, en ese orden. Siendo por mucho la de los últimos una de las más abarrotadas apariciones del día.

ilyakuryakigdl

A la distancia o bien apretados, solitos o en compañía, los asistentes no pararon de bailar. Si no era entre calaveras y diablitos con Los Fabulosos Cadillacs, entonces al ritmo de Bomba Estéreo o mientras escuchaban a Inspector, un poco más temprano.

También hubo lugar para compases más lentos y algunas lágrimas; tal fue el caso de Carla Morrison y León Larregui, ambos presumiendo vestuarios y producciones impecables. La primera, como pantera, vestida con gran seguridad en un jumper negro, se cercioró de pasar su corazón roto de mano en mano mientras repasaba sus ya conocidas “Déjenme Llorar” y “Azúcar Morena”.

leonlgdl

León, por otro lado, acompañado de una banda plenamente uniformada, emprendía un melancólico recorrido de nave espacial por canciones como “Brillas” y “Como tú”, mientras, al otro lado del parque, un joven de nombre Juan Cirerol, tal y como todo un Johnny Cash hispano, provocaba a las audiencias con letras como la de “Metanfeta”.

El polo más duro del evento, en contraste, lo representaban bandas como Wolfmother y Triángulo de Amor Bizarro, con guitarras que no se ejecutaban con los dedos sino con pura actitud. El mejor ejemplo fue el que puso el trío encabezado por Andrew Stockdale, el cual salió y le dio a los asistentes justo lo que buscaban: canciones como “Woman”, “White Unicorn” y “New Moon Rising”. La audiencia a cambio perdió el control y se estremeció en un mar de puños y cabezas en conflicto.

wolfmothergdl

Actuaciones como las Pond merecen una mención aparte: el grupo australiano fue dueño de una categoría incomparable y se apropió totalmente del escenario que el sui generis conjunto de clásicos tapatíos acababa de desocupar.

Nick Allbrook y compañía se sumergieron en largos solos de guitarra y texturas de sintetizador frente a una audiencia que olía cada vez más a marihuana. Cada miembro del quinteto operaba con precisión y el sonido escapaba por completo del planeta Tierra.

pond

El festival Coordenada es entre otras cosas, un festival que parece salir cada vez mejor y cuya oferta no es para nada despreciable. Pero, sobre todo, es celebrar que uno está vivo.

Fotos por Claudio Daniel Jimeno González @claudio_djg