REVISTA PICNIC Corona Capital 2016 (sábado) @ Autódromo Hermanos Rodríguez - Revista PICNIC

El mal pronostico del clima no apagó el sentimiento propio de un festival. Público de todas las edades con sus mejores y excéntricos atuendos se daban cita al festival más importante de nuestro país, por lo menos en cuanto a talento internacional nos referimos. Las actividades empezaron en el escenario principal (Corona) con la presentación de Gin Wingmore con su fusión de folk, pop, soul, blues, jazz y rock captó la atención de los presentes que no se percataron de la ligera lluvia que caía sobre ellos.

Algunos metros al frente Parquet Courts hacía lo propio, aprovechando su rápida visita para tocar algunos temas de su reciente álbum Human Perfomance. Con un público aún disperso llegaba uno de los actos más esperado del día, Wild Beasts. Los ingleses fueron los primeros en causar el baile con sus beats que provocan la sensualidad del más frígido.

Dashboard Confessional, banda desaparecida desde hace un tiempo, regresó con fuerza para hacerle recodar a más de uno, esa hermosa etapa emo que tuvieron en su adolescencia. Resucitaron a sus seguidores que corearon las mayoría del setlist. Minutos después llegaba el pop canadiense a cargo de las gemelas de Tegan and Sara, un show que parecía exclusivo para el género femenino.

cc_3

Un poco lejos, el escenario Doritos contaba con la presencia orquestal de Edward Sharpe and The Magnetic Zeros, su música combinó perfectamente con la entrada del atardecer, un folk bonito alegró la tarde fría y nos hizo recordar la nostalgia veraniega. Antes de terminar su presentación, al escenario subió un grupo de niños con uniforme escolar, que sirvieron para hacerle coros. Los aplausos ante tal acto fueron inevitables.

Era la hora esperada. El escenario principal por vez primera se veía casi lleno y es que era la hora de la gran Courtney Barnett. Mujer que sin hacer mucho puede transmitir, con un estilo grunge que cualquiera quisiera igualar, logró hacer suyo el escenario. Algo importante es que la música hecha por Barnett no es exclusiva para mujeres, pues sus mayores son fans son masculinos, quienes gritaban y aplaudían con fuerza. Ya entrados en los grandes actos. Unknown Mortal Orchesta  emocionó en el escenario Doritos, muchos los abandonaron antes de concluir, pues estaba por presentarse Band Of Horses. Aquí comenzó el caos nocturno pues la audiencia ya se vislumbraba para ser masiva en los actos principales. El momento más especial fue cuando tocaron «The Funeral».

cc_5

Richard Ashcroft por segundo año consecutivo estuvo dentro del festival. Hay que aplaudir lo variado del set, pues tocó canciones de su nuevo disco, «Sonnet» fue uno de los primeros temas en escucharse. Definitivamente esta visita fue mas enérgica, a pesar de esto mucha gente decidió abandonar para revivir los ochenta junto a Pet Shop Boys, con atuendos propios de una disco, nos pusieron a bailar convirtiendo todo en una gran pista de baile, donde había matrimonios recordando sus mejores años con «Always On my Mind». El toque de nostalgia lo pusieron de manera elegante los francés de Air, quienes se llevaron el primer día de festival, embellecieron la noche e hipnotizaron a las vírgenes suicidas que coreaban las melodías.

Fue toda una travesía para los que cruzaron de Air a de The Killers quienes estaban al otro extremo. La fuerza juvenil que siguen transmitiendo es indiscutible, muchos fan locos gritaban de manera desenfrenada, no cedían su lugar aunque fuera malísimo y no vieran nada. «Smile Like You Mean It» se sintió a tope. Alguno que otro corrió para ver a Animal Collective, siendo un grupo muy visual apostaron por un escenario lleno de luces. Un concierto perfecto para cerrar el primer día del festival. Su sonido experimental psicodélico sigue encantando y más cuando es escuchado en vivo.

Fotos por Sharon Lugo @sha_lugo