Revista Picnic logo

Como una necesidad de expresión, el beat box nace en los barrios pobres de Nueva York en los años ochenta. La fusión de ritmos entre el hip hop y el R&B son los recursos que usa esta técnica de creación musical. Conforme ha pasado el tiempo, esta práctica empírica ha llegado a distintos lugares del mundo, siendo en México un lugar en donde ha residido y se ha adaptado. Hoy en día el beat box es un parte fundamental de nuestra vida diaria, lo podemos encontrar en distintos lugares como plazas públicas y el transporte colectivo.

Crackets

Con esta premisa de tener un espacio para la diversidad cultural nace Station Beatz, un colectivo formado por Greezy y Joseph, chicos mexicanos los cuales salen a las calles para difundir los gestos que esta disciplina artística realiza.

“En el metro hay diversidad, al subir con mi bocina puedo encontrar cómo la gente se identifica con mi trabajo” – Greezy

Entre torneos de freestyle y dinámicas para mejorar el rango vocal, Station Beatz junto con Crackets® reúne las distintas formas para crear música conforme al beat. Bombos, platillos, base de pato, efectos y resonancias de voz son las formas que un artista del flow análogo necesita.

Te recordamos que cada semana estaremos presentando el trabajo de #CracketsEnCalor. Mientras tanto puedes ponerte al tanto visitando los diferentes videos.

Puedes conocer un poco más acerca de Station Beatz en el siguiente video.