REVISTA PICNIC Daniel Patlán, técnica para disparar - Revista PICNIC

Durante la adolescencia, muchos de nosotros descubrimos pasiones y delirios que fomentan y desarrollan nuestra personalidad, que nos hacen crecer y construir un camino profesional en el futuro venidero. Daniel Patlán, uno de los mejores fotógrafos musicales de México, descubrió su pasión fotográfica cuando cursaba el bachillerato y fue en esta etapa cuando fortaleció sus diferentes habilidades creativas, junto con sus amigos, produciendo videos y fotografías que lo terminaron llevando a ser un fotógrafo reconocido.

Daniel Patlán

Cuando terminó sus estudios, ávido de comenzar su carrera profesional, se postuló como fotoperiodista en Life Box Set, lugar donde encontró su primer empleo haciendo lo que más le apasionaba. Tiempo después tuvo el talento necesario para formar parte del talento de Red Bull Panamérika y Revista Marvin donde se afianzó los puestos de editor web y fotógrafo.

La primera vez que usé mi cámara en un show “de adevis” fue con Beirut en el Lunario del Auditorio Nacional, en ese entonces todavía no tenía cámara digital, así que hice lo mejor que pude con mi análoga. Me gustó el resultado, estaba muy nervioso pero al mismo tiempo demasiado feliz, estaba haciendo algo que había soñado desde que tuve una cámara en mis manos, y estaba tomando fotos a una banda que me encantaba en ese momento de mi vida. Era un “win-win”. Procuro recordar esa sensación cuando siento que las cosas no van bien o tengo episodios donde me aburro o me desespero, y por lo general, esa sensación de estar haciendo lo que te apasiona y que te hace feliz regresa cada vez que hago consciente lo afortunado que soy y lo brutalmente feliz que me hace vivir así la música que me gusta. – Comentó en entrevista para Waves Magazine.

Ya con un renombre gracias a su calidad y talento profesional, comenzó a cubrir festivales de talla mundial como el Lollapalooza y el Coachella en los Estados Unidos, eventos que le brindaron suficiente experiencia para comenzar a formar parte del equipo de colaboradores de Noisy, trabajo que le ha brindado la oportunidad de experimentar con diferentes técnicas análogas las cuales le han otorgado un estilo único e inigualable que combina con el uso de rollos fotográficos que ya han caducado y otras formas de revelado.

A finales del año pasado tomé la decisión de dejar de tomar fotografías digitales y sólo tomar análogas (en asuntos de trabajo, mis selfies seguirán siendo digitales, lo siento). No tiene que ver con un anhelo nostálgico, ni siquiera con una cuestión estética. Se trata de un ejercicio para aprender a observar y disfrutar la vida. – Daniel en su cuenta de Facebook.

Daniel, como la mayoría de los mexicanos, usa lentes desde que era un niño, para ser exacto, desde los 12 años ha tenido que hacer uso de gafas para poder apreciar correctamente lo que quiere enforcar, pero esta discapacidad visual nunca representó algún obstáculo en su carrera como fotógrafo, más bien, se volvió una forma para plasmar en sus fotos la forma en que percibe al mundo.

La manera en la que veo no es nítida, por eso no me gusta que mis fotos sean, porque al final yo no veo así, siento que sería como mentir hasta cierto punto. Es chistoso, pero creo que mis estilo como fotógrafo tiene mucho que ver con que no veo bien. Para Waves Magazine.

Vía: Facebook Daniel Patlán

Sin duda alguna, Daniel Patlán ha encontrado en su cámara la mejor manera de vivir de lo que lo apasiona, de ese sueño que comenzó en la preparatoria y se estableció en su corazón, un claro ejemplo que muestra que la dedicación y la constancia son piezas clave para la autorealización.

Este año Daniel Patlán se une al Congreso PICNIC Arts Media como el segundo invitado que nos acompañará a celebrar cinco años consecutivos reuniendo a la comunidad creativa más grande de México. ¿Quieres formar parte de esta increíble experiencia? Consigue tus boletos aquí y aprovecha el precio de preventa que estará disponible hasta el 1 de agosto.

Acompáñanos, la cita es este próximo 27 de octubre en el Lunario del Auditorio Nacional.

¡No faltes!