REVISTA PICNIC Congreso Picnic Arts Media 2016, desde Ecatepec hasta Austria.
Revista Picnic logo

Congreso Picnic Arts Media 2016

Fotos : Steve Solórzano y staff Picnic

En el 2013 nadie imaginaba que el congreso organizado para festejar los primeros diez años de la revista Picnic llegaría a ser lo que fue este primero de octubre.

El encuentro de mentes extraordinarias daría inicio a las 11 de la mañana en el Auditorio BlackBerry. A las 10 am ya había personas formadas esperando poder aprender de los mejores en su área.  Se abrieron puertas, comenzó el registro y en menos de 15 minutos el foro estaba casi lleno, no solo de personas sino de ilusiones, nervios y sobre todo de talento.

pam-1

Gustavo Prado fue el encargado tanto de presentar a los ponentes como de hacer que los asistentes soltaran una pequeña carcajada entre cada conferencia.

Seis seres creativos subieron uno a uno al escenario, abrieron su mente y sin ningún filtro compartieron sus grandes hazañas por las cuales habían sido invitados a formar parte del #PAM2016. Sin darnos cuenta, los artista no solo compartieron con el público algunos momentos importantes de su vida, sino que los mismos asistentes se volvieron parte de la vida de cada uno de ellos.

Cualquiera que “googleé” el nombre de los personajes que estuvieron presentes encontrará sus obras pero, lo que sucedió hace unos días fue un acercamiento entre artistas casi personal que nada en internet podrá ofrecerte. Tanto amateurs como seguidores de hueso colorado tuvieron la oportunidad de tener algo del talento de Saner en papel o de poder convivir con Nychos con chela en mano durante el cierre del congreso.

Ahmed Bautista (Mercadorama), Saner, Everardo Gonzáles, Ana Elena Mallet, Orlando Portillo (Estudio Yeyé) y Nychos lograron envolver tanto a colegas como a estudiantes. Contaron anécdotas, compartieron sus mantras, expresaron la manera en como no es fácil ver la realidad cara a cara y que a los amigos no hay que envidiarlos sino admirarlos. Nos aconsejaron saber si nos comemos el pastel de una sola mordida o lo disfrutamos poco a poco al igual que nos recordaron jamás dejar de reinventarnos.

Es necesario que veamos un poco más allá y nos demos cuenta que este tipo de encuentros no son únicamente artísticos sino que son toda una experiencia cultural. Reunir en un solo lugar a Chihuahua, Ecatepec y Austria, por mencionar algunos, es abrir la puerta a nuevas formas de ver  el mundo personal que tiene cada quien en su cabeza.

Gracias Picnic Arts Media, cada vez nos sorprendes más. Nos vemos el próximo año.