REVISTA PICNIC Diana Markosian: fotografías hechas de memoria - Revista PICNIC
FICM

La memoria y el lugar son los temas que giran alrededor del trabajo de Diana Markosian, una fotógrafa de ascendencia armenia que nació en Moscú cuando todavía era parte de la Unión Soviética.

Y no es de extrañar que esos dos tópicos sean tan importantes. Después de todo, cuando tenía siete años su madre la levantó una mañana a ella y a su hermano y juntos emigraron hacia California dejando a su padre atrás. Los recuerdos de su hogar, de su familia quedaron en el pasado y la fotografía fue el único medio que encontró para recuperar lo perdido.

Sin embargo, en Estados Unidos encontró una nueva vida y pudo cumplir su vocación. Markosian estudió en la Universidad de Oregon donde se graduó de la licenciatura en Historia del Arte y Estudios Internacionales en 2008. Un par de años más tarde, en 2010, fue a la Universidad de Columbia donde obtuvo su maestría en la Escuela de Periodismo.

Sus fotos han sido publicadas en National Geographic, The New Yorker y el New York Times, ha ganado numerosos premios como el Elliott Irwitt Foundation Award, la Magnum Foundation Grant, el Zeitgeist Award, entre otros.

1915 de Diana Markosian

Algunos de sus proyectos más conocidos son sus foto ensayos, como aquel que dedicó a su padre y que tituló Inventing My Father, así como 1915 en el que relata el genocidio que sufrieron los armenios a manos de los turcos basándose en el testimonio de algunos sobrevivientes.

Diana Markosian nunca enfrentó directamente la guerra pero ha dedicado una buena parte de su trabajo ha documentarla y hacer posible que las voces de una chica en Chechenia, una niña que estudiaba en Beslán durante el tiroteo del 2004, y su propio padre, sean escuchadas a través de las fotografías que muestra al mundo.