REVISTA PICNIC Dinosaur Jr. - Give a Glimpse of What Yer Not - Revista PICNIC
Dinosaur Jr. - Give a Glimpse of What Yer Not
Mezcla9
Regreso a sonidos familiares 8
¿Misma fórmula? O.k6.5
Buena introducción al amplio catálogo 8.5
8Promedio Final
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0.0

Una de las bandas clave para el movimiento indie de la década de los ochenta, Dinosaur Jr. puede ser valorada por dos cosas: tener uno de los mejores regresos en la historia del rock y, por otro lado, no innovar en su fórmula. Mientras que la primera razón puede parecer ambigua, no lo es, sus álbumes después del regreso del bajista Lou Barlow a la alineación original, sirven como testimonio.

La trayectoria de la banda puede dividirse en cuatro etapas clave: la era clásica (Dinosaur, You’re Living All Over Me, Bug) la era sin Barlow (Green Mind, Where You Been, Without a Sound), la era del descanso indeterminado (Hand It Over y algunos álbumes en solitario de Mascis) y el regreso de la alineación original (Beyond, Farm, I Bet on Sky y Give a Glimpse of What Yer Not). La importancia de conocer estas etapas reside en comprender la afirmación antes mencionada.

Resulta menos complicado hablar sobre su poca -y a veces nula- experimentación musical. Pero quién lo necesita, al final, si llegas a encontrarte frente a uno de sus álbumes, sabes desde el inicio que te enfrentarás a un frenesí de solos de guitarra, power chords llenos de distorsión, melodías fuera del contexto punk y nostálgicas letras. Por no hablar del muro de sonido creado por los numerosos y apilados amplificadores Marshall de J Mascis (uno de los dioses modernos de la guitarra) y del estruendo de la batería de Murph.

Dino2016

El trío ha mejorado y domesticado su sonido desde hace ya algunos años, es por eso que no es difícil encontrar en su más reciente álbum, Give a Glimpse of What Yer Not, algunas de las canciones con mayor grado de madurez de todo su catálogo. Desde la mezcla de las pistas, la elección de sus sencillos, la producción e incluso el arte de portada, podrás escuchar a un dinosaurio en su máximo esplendor, aún lejos de extinguirse.

Hay un segundo de ruido de amplificador entre el mismísimo comienzo del álbum y la primera canción, Goin Down. Pausa que sirve para apenas poder prepararse al fresco riff de guitarra. Un segundo de respiración antes de adentrarse por 46 minutos al reino del country ensordecedor, como alguna vez Mascis describió el estilo de la banda.

El primer sencillo del álbum, «Tiny«, tiene una de las melodías más pegajosas de la banda, alegre y corta, la canción muestra el lado happy punk con el que suele relacionarse a la banda. De hecho, las dos primeras canciones tienen esa vibra, que invitan a una escucha sencilla, porque en realidad, lo es. Aún cuando la tercer canción, «Be a Part», es tan nostálgica como algunos himnos de la banda como «Pieces« o «Goin’ Home».

También es cierto que muchas de las canciones corren el riesgo de terminar siendo introducciones a largos solos de guitarra de Mascis, por ejemplo, «I Walk for Miles», el pequeño largo guiño al sonido grunge de los noventa, cuna que los vio saltar a la popularidad. Lo mismo ocurre con «Lost All Day», que recuerda a los álbumes de la era sin Barlow.

Como es costumbre en los álbumes de la banda en esta era de la reunión, hay dos aportaciones de Lou Barlow, tanto en composición, como en su ejecución. Las dos pistas son «Love Is…» y el cierre de la placa, «Left/Right»La primera es sin duda una de las piezas más sobresalientes de Give a Glimpse… hace preguntarse por qué Dinosaur Jr. no se adentra más al terreno acústico que apenas y tocan con la punta del pie.

En resumen, el álbum es una escucha obligada para los seguidores de la banda, pero por otro lado, es un álbum que funciona bien como introducción a nuevos seguidores, quizá una generación más joven, acostumbrada a escuchar rock genérico en la radio. Dinosaur Jr. sigue siendo un referente de la música alternativa y nada parece indicar que se haya agotado su capacidad de llegar con nuevas ideas.