REVISTA PICNIC NANO_MUTEK: Dixon @MONO - Revista Picnic
Revista Picnic logo
picnic_pam2017

Tras un cambio de locación, en punto de las 11 de la noche, las filas comenzaron a formarse haciendo evidente el sold out tan anunciado en sus redes sociales y las puertas del estacionamiento aledaño al recinto abrieron, formalizando el comienzo de la segunda edición de NANO_MUTEK.

Grupos grandes de personas bajando de camionetas, sombreros negros y acentos de diversas partes del mundo, dejaban ver que esa noche sería un previo digno de un festival internacional del tamaño de MUTEK. Desde la fila podía sentirse una extraña ansiedad de los asistentes, por querer entrar a las instalaciones a pesar de que el  DJ Alemán, Dixon, no tocaría hasta la 1 de la mañana. 

m6

Tras media hora de espera, comenzamos a ingresar de 10 en 10. Tal vez por la minuciosa revisión que realizaban en la puerta anterior a la entrada oficial, que no permitía un flujo cómodo de las personas que, hasta ese momento se encontraban más extasiados, que molestos por el espacio limitado o la falta de luz y sonido que se presentó después, sólo por pocos minutos.

Con filas largas en la barra de Hennessy por los tragos de cortesía que daban a cambio de una foto tageada con #ThisIsVerySpecial; y las cabezas moviéndose al ritmo del warm up liderado por Mandrake, el ambiente comenzaba a prepararse para recibir la magia del Dios del Techno.

m15

Pasada la una de la mañana, haciendo alarde ante la definición de “evento íntimo”, las personas con boleto en mano esperaban un poco de suerte para poder entrar, a pesar de saber que el recinto estaba en su capacidad máxima. Las personas dentro, ansiosas y un tanto (por no decir muy) acaloradas, trataban de abrirse espacio entre el cúmulo de gente, sólo para poder llegar a la barra y poder refrescarse mientras Dixon (DJ #1 de los Top 100 Artistas según Resident Advisor) decidía salir.

Los gritos de los asistentes comenzaron, el movimiento corporal se hizo homogéneo y el calor pasó a segundo término. Dixon hizo su aparición y en automático la atmósfera del lugar cambió. Con percusiones finas y mezclas literalmente vibrantes que se lograban sentir gracias a las imponentes bocinas que colocaron alrededor de todo el lugar, Dixon voló las expectativas de todos y por 5 horas ambientó una noche techno, como pocas veces se vive en los clubes de la Ciudad de México.

m26

A pesar de que muchas personas no lograron accesar, por dificultades en la capacidad del lugar y boletaje, la segunda noche de NANO_MUTEK, fue una experiencia inolvidable para los amantes del techno, la cual nos dejó ver que la 13ª edición del festival superará por mucho, las ediciones previas del mismo.

Fotos cortesía MUTEK (Oscar Villanueva)

Sobre El Autor

Coordinadora Editorial

Amante de la fotografía como expresión de ideas y de la palabra escrita como generador de sentimientos.