REVISTA PICNIC El arte de Romina Chuls: Disruptivo y crítico. - Revista PICNIC
FICM

¿Pero qué es el arte sino una forma de romper con la realidad, de criticar el entorno y hacernos reflexionar sobre el interior y exterior de nosotros mismos?

Texto por: Daniela Sierra

Viajar por el arte de Romina Chuls es viajar a través de una mirada crítica por la figura femenina en la búsqueda de un autoreconcimiento personal y social. Romper con tabúes, supersticiones, mitos y maldiciones; mostrar la sexualidad, el cuerpo y el pudor con los ojos de la belleza y la sutileza.

Corromper e incomodar. El proyecto «Qué rico menstruo» en palabras del la artista:

Consiste en diversas intervenciones simulando manchas producidas por la menstruación. Cada mujer resignifica sus días rojos con los materiales de su elección, en la prenda que prefiera.

¡Erradiquemos juntas el estigma que carga nuestra regla!

Únete!! *no usamos sangre real*

*no es una invitación a abandonar las toallas, tampones o copita.

Y como acotaciones finales puntualiza su postura frente a su trabajo, el cual no pretende ser una representación morbosa, ni reactiva a malas interpretaciones, se centra en crear de la menstruación una parte de la cotidianidad y cuestionamiento ante formas habituales de censurar la naturaleza.

“Desaprendamos la vergüenza volvamos las manchas una moda”

El proyecto es una búsqueda de aceptar como parte del cotidianismo la menstruación, desde la intimidad y la sociedad. Re-aprender y re-enseñar a otros que la vergüenza ante la menstruación no debe ser parte fundamental en el desarrollo femenino; reconciliar la vergüenza donde no siempre radica en la mujer sino también en su entorno, en la apertura a la comunicación, confianza, aceptación y respeto.

Te invito a recorrer el arte de Romina, resignificar y analizar tu postura ante la menstruación. ¿Cuál ha sido tu experiencia personal con la menstruación? ¿Por qué nos molesta menstruar/ la menstruación? recapitulando desde la experiencia personal o ajena; primera regla, comprar toallas, tampones o copa, mancharse, sentir, oler y sentir vergüenza.