REVISTA PICNIC "Todos los libros de texto deberían tener dibujitos"- El Dee - Revista PICNIC
CINE DE ARTE

David Espinosa, alias El Dee, es un ilustrador y caricaturista mexicano nacido en Cancún.

Su amor por las historietas viene desde la infancia. Esa etapa de la vida en la que sin saberlo nuestras pequeñas pasiones se hacen evidentes.

Su madre, al ver todo esto, fungió como la primera aliada de David regalándole sus primeros cómics.

Antes de eso yo nunca había tenido contacto con otras historietas que no fueran las del periódico, entonces me voló la cabeza ver historias contadas en formato largo.

Su afición creció tanto que comenzar a leer en aquel formato, fue sólo el primero de los objetivos. El segundo; entrar a trabajar a una tienda de cómics, la única existente en aquel momento en todo Cancún. Culminando en la creación de sus propias historias.

«Era la excusa perfecta para leer todo lo que era más fácil de conseguir”. Aquí la pasión por el mundo del cómic se hacía más evidente, misma que permanece en la vida actual del ilustrador.

También me late mucho la movida de cómics actuales en España, como la de Álvaro Ortiz, Javier Olivares y otros.

Su estilo no es más que la suma de la solución de problemáticas de manera intrépida. Una mente ágil y llena de ideas que sólo El Dee puede volver realidad. Formas en las que nuestras vidas parecen estar unidas por historias compartidas haciéndonos sentir ese “click”.

Para él, el resultado de los trazos se define en cómo maneja la línea y sus formas, considerando que la mayoría de sus impresiones son en blanco y negro. Aunque esto no significa que no le entre al color, también.

Muchas de sus referencias datan de sus gustos de la adolescencia como: Love & Rockets de los hermanos Hernandez, Madmen de Michael Allred y del muy popular Scott Pilgrim de O´malley, así como Darwyn Cooke o Jim Mahfood.

«Podría hablar de cómic mucho tiempo, así que mejor dejamos corta la lista».

La importancia de la imagen

Para El Dee, la imagen es la forma más esencial de consumo de información, ya que, es más digerible y entendible.

Un mensajero rápido y profundo cuando quieres llevar el mensaje perfecto.

David, un soñador que no sólo vierte partes de su vida dentro de sus historietas, para él, la imagen es primordial en cuanto de aprender y entender el mundo se trata:

Soy muy fan de considerar que tanto los cómics como las ilustraciones son un aliado importante en cómo enseñar las cosas, por alguna razón cuando niños se nos enseñan los conceptos básicos con cuentos ilustrados, no hay mejor que aprender así y lo creo hasta la fecha; todos los libros de texto deberían tener dibujitos.  ¡Todo lo entenderíamos mejor!

Extractar la imagen es una de las tareas con gran importancia para su trabajo. Esta no se entiende sin la palabra y viceversa.

En la ilustración puede no ser tan notorio, pero me encanta tener que sintetizar un mensaje escrito en imagen.

Creación y sus procesos

En el caso de la mente detrás de “La muerte y yo”, normalmente la escritura es la primera en aparecer, cada historia comienza por ser escrita, mientras que, para el turno del dibujo, después de toda su experiencia el dee ya concibe la idea de qué herramientas tendrá que usar para comunicar lo esperado.

Aunque confiesa que su área de oportunidad es la palabra; en la que debe trabajar más para que ambas técnicas amalgamen perfectamente.

Los conceptos tan definidos y sintéticos que apreciamos son parte de mucho boceto antes de que podamos leer y disfrutar de su traba aunado a que la idea quede como él la ve.

Siempre que empiezo un boceto, queda en super sucio, pero ya muy definido en conceptos y composición. Intento que estos tengan un toque muy personal y sean el camino que espero para llegar a algo. Igual no siempre es un pensamiento muy lineal, pero eso es parte de lo divertido.

En cada una de sus piezas el concepto es en todo momento lo que ejerce el peso, ya que, con un toque muy personal y desde su perspectiva las historietas cobran vida. Y al ser de manera no lineal convergen en un camino poco convencional para llegar a algo.

David afirma que después de tener el concepto y la composición más cercana a lo que desea entra de lleno a la pieza, pero llegar a algo bueno uno debe ensuciarse las manos y aunque empiece con un boceto muy limpio, termina lleno de trazos al final.

Me gusta que tengan un toque hecho a mano, aun cuando sean en su mayoría digitales, que no se vea tanto el trabajo de computadora.

Pocos artistas ven de sus errores vertientes de las cuales hacer uso o incluso un toque distintivo. Este hombre es inusual y bastante auténtico a la hora de expresarse. Hasta hablar con él, resulta una aventura bastante divertida. David confía en que los errores son parte de nuestro subconsciente y los aprovecha para generar a partir de ellos detalles que no eran esperados, dándole “su” toque perfecto a cada pieza.

Quizá muchos tengamos pensamientos encontrados sin conocernos o aquellos sentimientos muy humanos, el dee siempre los comparte en cada una de sus historias, pero no hay forma de no saber que no son narradas por él, aquí ese toque que mencionamos.

En su trabajo se refleja su vida cotidiana, si quitamos esas capas podemos ver que son mini cuentos muy sencillos, basados en cositas que le rondan la cabeza a diario o incluso bromas hechas por su esposa, familiares y amigos, mezcla de esa chispa que combina su carácter fantástico y divertido.

Las formas de comunicar e ilustrar nunca cesan y aunque existan muchos momentos que para el artista lo sigan marcando, nunca para de vaciar sus ideas, siempre continúa en algún proyecto, ya sea personal. Todo esto es combustible para seguir llenando nuestro mundo con sus formas de verlo.

Como él diría:

No hay mejor momento de empezar proyectos más que de una vez.

Tocar puertas en todo lugar resulta primordial, puesto que a veces los primeros en darte chamba son tus contactos más cercanos.

Su más grande consejo tal vez sería no enfrascarnos en el mundo virtual y salir a un mundo que es más divertido, seguir tocando puertas hasta cansarnos y siempre dar un toque alegre.

«Es bien bonito ver como el numero de seguidores crece, y si es muy importante tener contenido nuevo constante, pero hay más mundo afuera del internet. y es un mundo más divertido. Que no les de miedo llevar sus ilustraciones o cómics a algo más físico, como los fanzines o cosas de ese estilo. ¡Viva lo analogo!»

Sus propuestas resultan bastante interesantes, no sólo reflejan una forma de ver la vida sino que son atrevidas con un gran entretenimiento.

Acá te dejamos sus redes sociales para que eches un vistazo y te enamores de sus ingeniosos trazos. Y, por si quieres conocer más te dejamos sus paginas web en los siguientes links.