REVISTA PICNIC El día que el Festival Marvin movió el suelo de la Condesa - Revista PICNIC
CINE DE ARTE

Detrás de una gran producción como la del Festival Marvin, siempre hay un gran número de personas trabajando arduamente y dando su mayor esfuerzo para que cada uno de los asistentes e invitados del evento se la pasen increíble.

De esta manera, y con esfuerzos sobre humanos por parte del staff de Marvin, el pasado 17, 18 y 19 de mayo, el circuito RomaCondesa se engalanó con la octava edición de esta gran fiesta comunitaria donde juntó más de 50 espectáculos con lo mejor del talento nacional e internacional, dándole la oportunidad a bandas emergentes de integrarse a uno de los acontecimientos musicales más importantes de México.

En esta edición no sólo pudimos ser testigos de la genialidad de las bandas, también se contó con diferentes experiencias que iban desde conferencias con diferentes personalidades de la industria musical, talleres de producción técnica, shows de stand up y documentales presentados por Ambulante, todo esto durante los tres días que el Festival se alojó en la ciudad.

El Marvin se apoyó en 8 legendarios recintos que han sido emblemas de la ciudad y paradas obligadas para todos aquellos que buscan una cerveza bien fría mientras disfrutan las diferentes propuestas que la Ciudad de México puede ofrecer. El Woko Taberna, Caradura, Plaza Condesa y el Foro Bizarro son los nombres de estos espacios que los melómanos se tatuaron durante los espectáculos del sábado, a los que también se les sumó el Parque EspañaMF246, Cinespacio y Departamento.

La tarde del sábado dio inicio al festival con la presentación de Tino el Pingüino, uno de los artistas más esperados del día y con la que más de un incauto se espantó al sentir el movimiento del suelo que los seguidores de este rapero ocasionaban en el Parque España, generando así rumores que nos llevan a un récord de asistencia para este evento.

No tengo mucho más que decir que no les haya ya dicho en público o en privado a lo largo de estos 13 años. Estuvo de verdad lindo y de locos este evento. Lo gozamos enormemente…

Vía FB Tino El Pingüino

Entrada la tarde, las calles del circuito Roma-Condesa comenzaron a llenarse de un olor que sólo los bares conocen, un aroma que presentó a Simpson Ahuevo, una propuesta de hip hop que era esperado por un gran número de seguidores, el causante de que el Parque España, único foro gratuito, se abarrotara y nuevamente comenzara a «temblar».

Pocos fueron los afortunados que disfrutaron de las presentaciones especiales con las que el Plaza Condesa contó. Largas filas, un poco de lluvia y algunos borrachos fueron los obstáculos que se tuvieron que sortear para poder disfrutar y cantar con las canciones que The Drums, Gang of Four y Buzzcocks tocaron en uno de los inmuebles más importantes de la ciudad.

Tres días que pocos olvidarán, tres días que llenaron nuestro repertorio de propuestas realmente buenas, una fiesta donde los géneros convivieron alegremente embriagando los oídos de los asistentes, haciendo que las playlist llegaran a su tope. Esto y más fue la octava edición del Festival, un festival que ha sabido cómo enamorarnos durante ocho años consecutivos, al que sólo le podemos decir.

¡MUCHAS GRACIAS FESTIVAL MARVIN!