Revista Picnic logo

“Todos tenemos un niño interior, encerrado en nuestro cuerpo. La búsqueda del amor, la empatía y la afinidad que tenemos por conocernos a través de otro” son características  que relacionan a Matías Meyer con el cuento Yo de Le Clézio, las cuales lo impulsaron a realizar su más reciente largometraje titulado de la misma manera.

“Amor a primera vista. Leí el cuento y de inmediato supe que iba a hacer una película sobre él” fue la razón por la cual decidió basarce en el libro de Le Clézio, que al haber conocido al escritor durante la época que estuvo en Zamora, Michoacán y gracias a la buena relación que logró con él, los derechos de adaptación le fueron fáciles de conseguir.

“Historias ya escritas o novelas literarias; la realidad cotidiana y mis emociones; pinturas, fotografías o poesía”, son algunas de las fuentes de inspiración que Matías toma para realizar cada guión y película.

Justo la historia de su segundo cortometraje, Verde -que realizó como trabajo de tesis para el CCC- “es la historia de mi infancia. Una realidad transformada en metáfora. Ese corto lo grabé en la casa donde crecí y los actores eran mis amigos del barrio o mis familiares”.

Esa personalidad intuitiva lo llevó a experimentar con San Vicente de Chupaderos que contrario a lo que muchos creen, no es un documental como tal, “es una película híbrida, documental – ficción. El protagonista está representando un papel y siguiendo un guión. Lo hicimos pasar como documental, porque con ese formato volvimos más real la experiencia”.

Con estos experimentos previos que respaldan su carrera cinematográfica, decidió rodar su más reciente película con actores no profesionales. Bien sabía que representaría un gran reto de dirección pero decidió hacerlo de esa manera porque:

“me gustan los rostros y la energía de las personas que nunca pensaron en actuar.”

“Escoges a los personajes porque cumplen todos los requisitos y ninguno de los actores conocidos cumplían con el perfil que Raúl cubrió a la perfección”. De acuerdo a Meyer, la esencias que despiden estas personas -actores no profesionales- son genuinas, inconscientes y “sonámbulas”, pues los gestos y movimientos no son tan controlados como los de un profesional, lo cual convierte la película en una creación nueva y en cierto grado única.

De la estética visual de Meyer, sobresalen los enfoques frontales y un tanto voyeristas con los que transporta al espectador al interior de la historia y los envuelve con temáticas en la que los personajes “rompen las burbujas en las que están encerrados para entrar a otras un poco más grandes”.

Sus gusto cinematográfico han cambiado alrededor del tiempo dependiendo de la etapa de vida por la que esté atravesando. Según nos cuenta, “Un director que siempre está en mi lista de favoritos, es David Lynch por el misterio que maneja en cada cinta. Mi película favorita por sobre todas es Ordet de Carl Th. Dreyer porque me enseñó a creer en los milagros”.

Con la creencia de que el cine mexicano ha crecido gracias al gran apoyo del FIDECINE , Matías define el cine nacional, como “Un cine espiritual, lleno de arte y poesía, a pesar de ser consciente de las problemáticas del país y a pesar de que la mayoría de ellas se centran en esta temática social.” características que han llevado el cine nacional a premios y festivales internacionales.

Si bien, Matías no se considera vanguardista puesto que hace un cine más personal, le preguntamos qué era la vanguardia para él: “Creo que es encontrar un camino estético nuevo y dejar una brecha que los demás decidan seguir. Ser una especie de colonizador-conquistador”.  Igual cree que tampoco puede auto-juzgarse si es o no vanguardista, “la gente es la que va opinando sobre tu trabajo y el tiempo es el que te dicta muchas cosas. El tiempo dirá.”

De momento el tiempo dice que Matías Meyer se encuentra escribiendo un nuevo guión, el cual tiene planes de comenzar a filmar en año y medio -aproximadamente-.

Por lo pronto, puedes llenarte de una variedad de sentimientos “ansiedad, alegría, cariño, temor, amor, tristeza”, con su más reciente largometraje, Yo.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.