REVISTA PICNIC El Ska a través del Non Stop Ska Fest - Revista PICNIC
CINE DE ARTE

No hace mucho tiempo el ska era el género dominante en la juventud mexicana. Las míticas tocadas en Ciudad Universitaria, acumulaban decenas de miles de personas que se reunían ha escuchar banda tras banda de este género jamaiquino. Eran grandes días para bandas como Sekta Core, Tremenda Korte o Salón Victoria ya que sus carreras gozaban de salud y el buen momento parecía que no acabaría.

De pronto el rock regresó, bandas como Zoé y DLD, de la nueva escuela, se unieron a Zurdok, Gusana Ciega y Jumbo creando una nueva escena con letras simples, canciones de amor y melodías amigables al oído. Esto provocó que el ska regresara a un segundo plano. Algunas bandas se separaron, otras se partieron en dos y unas cuantas, las más grandes, aguantaron y esperaron el momento de resurgir.

El ska no murió del todo. Festivales como Vive Latino incluían siempre alguna banda de este género, incluso trayendo a grandes leyendas como Madness o Tokyo Ska Paradise Orchestra. Sin embargo estas acciones no parecían revivir del todo al género, que aunque siempre tuvo sus fieles seguidores, no parecía poder regresar a aquellos años dorados.

Renacimiento, una nueva ola ska.

En 2015 hubo un evento que demostró que el ska aún tenía una fuerte base de seguidores. Un festival en Magdalena Mixuca que celebraba el 20 aniversario de existencia de este género en nuestro país. Si bien ese número era más que mentira, ese festival tuvo buena convocatoria y logró reunir a algunas de las bandas más representativas de nuestro país, algunas de ellas llevaban más de una década sin tocar.

Esto seguro llamó la atención de las grandes productoras de eventos. Pues de inmediato se lanzaron dos festivales nuevos, el primero patrocinado por un popular refresco y que incluía bastantes bandas locales, incluyendo algunas sudamericanas. Por otro lado, Ocesa, el gigante de los conciertos, se arriesgó aún más y presentó Non Stop Ska Fest, con un cartel lleno de nombres clásicos del género encabezados por Skatalites, The Selecter y The Toasters, con lo cual estaban representadas las tres olas del género y los tres países importantes en su evolución (Jamaica, Inglaterra y EE.UU.). El evento fue un éxito, Ocesa pudo presumir de aplastar a su competencia, una vez más y de inmediato anunció una segunda edición en 2017.

Out Of Control Récords

Sí, menciono a OCESA por ser el nombre más conocida pero detrás de todo este esfuerzo se encuentra José “Deals” Olán y su productora Out Of Control.

Para entender la importancia de “Deals” hay que conocer un poco de su origen. Empezó como trompetista de Maskatesta (aunque rápidamente se pasó al sax, instrumento que no ha soltado desde entonces). Después de unos años se empezó a mover por otras bandas como Tijuana No y con el tiempo salió de Maskatesta en circunstancias raras que no mencionaré aquí ya que se trata de rumores que no he podido comprobar.

Tras su salida “Deals” funda Out Of Control (banda) y Out Of Control Records (productora y disquera). La banda tuvo éxito de inmediato y la productora también dándole la suficiente credibilidad para poderse encargar de la organización del Non Stop, convirtiéndose automáticamente en uno de los nombres centrales del ska mexicano pues está claro que sin él este resurgimiento no hubiera sido posible.

Non Stop Ska Fest 2017

La segunda edición del festival sigue por la misma línea que el primero: bandas leyenda que conviven con talento nuevo. Bad Manners, Decibelios, Tokyo Ska Paradise Orchestra, Oi Skall Mates, son solo algunos de los nombres que se preparaban para tocar el pasado 23 de septiembre, desgraciadamente el temblor del 19 provocó la cancelación del evento. Sin embargo después se anunció que habría nueva fecha y que la mayoría de las bandas estarían presentes.

La nueva fecha es el 17 de febrero y, aunque con algunas pérdidas, mantienen a todos los cabeza de cartel, por lo que se espera pueda repetir el éxito de su primera edición.

Texto: Ruy Martínez.