REVISTA PICNIC Elias Crespin, el camino del éxito en Zona MACO revista PICNIC

En el marco de Zona MACO, durante la semana del arte contemporáneo de la Ciudad de México, se presentaron una cantidad innumerable de proyectos de diferentes artistas que al menos unas 120 galerías se encargaron de promover y exhibir..

Elias Crespin Foto: Daniela

 

Este es el caso de Elias Crespin, un artista e informático venezolano que encontró la oportunidad de dedicarse a lo que realmente amaba cuando en el año 2000 y a la edad de 35 años, se paró frente al cubo de soto y quedó maravillado de tal manera, que lo inspiró a darle un vuelco de 180º a su vida para poder llegar a ser lo que ahora es.

Yo quería ser arquitecto, pero cuando llegó a mis manos mi primer computadora, me atrajo más el mundo de la programación hasta que me convertí en informático…

Con el tiempo, ya con un conocimiento más amplio del mundo de las matemáticas, pero aun sin ser un artista como tal, comenzó a hacer sus primeras creaciones que comenzaron a hacerle de un renombre entre el mundo artístico y a llamar la atención de propios y extraños por la calidad de su trabajo.

Cuando las personas comenzaron a ver mi trabajo como un proyecto artístico, yo no me veía ni me definía remotamente como un artista…

Al ser parte de una familia que se dedicaba enteramente al arte y al ambiente matemático, sin pensarlo, Elías poco a poco se fue permeando de todas estas enseñanzas y gracias a ellas, encontró una manera de combinar sus dos pasiones, las artes y la informática. Las convirtió en su sustento.

Me alimenté de todas esas enseñanzas durante mi infancia y buena parte de mi juventud, sin darme cuenta que lo estaba haciendo para un día ser artista y ahora me siento orgulloso de eso…

Ahora, ya como un artista consumado, Elias no ha dejado de lado la humildad con la que empezó a trabajar. Siempre atento a la retroalimentación que las demás personas le generan, ha llegado a terrenos donde pocos artistas pueden pisar. Hoy no sólo es Zona MACO, la siguiente parada es Francia, un reino que él ya conquistó.