REVISTA PICNIC Elliot Moss, la definición de una gema oculta - Revista PICNIC
Todas la pecas del mundo

El escritor de historias oníricas que trascienden del sonido a una experiencia real, con sólo 23 años ya ha conquistado gran parte del continente americano. Varios medios lo han catalogado como el nuevo Thom Yorke; tendrá su primera visita a México el 23 de febrero del 2018. Nos referimos al oriundo de Nueva York Elliot Moss.

Actualmente las herramientas tecnológicas permiten gran acceso a la producción musical, diluyendo los antiguos estudios de las grandes disqueras. Eso no significa que aunque cualquiera pueda lograr un gran una construcción de sonidos no cualquiera alcanzará el éxito a partir de propia interacción con dichos elementos. Elliot, consiente de lo anterior, grabó en su estudio casero un disco que lo colocaría en el gusto inmediato del público. Siendo responsable en su totalidad de la ejecución, grabación y mezcla de su primer álbum: Highspeeds.

Su estilo suave que se encuentra entre esa delgada línea entre el rock alternativo y la electrónica abierta a la experimentación que cautiva cada fibra creando sensaciones únicas. Así, tuvimos la oportunidad de cruzar unas palabras con el compositor neoyorquino para profundizar en su ecléctico estilo musical. Su talento pareciese nato. Sus primeros acercamientos musicales datan de la adolescencia:

“Mi padre es músico, de aquí mis primeros pasos y gusto por la composición. Él es guitarrista y también hacia canciones. Cuando adolescente, tenía una banda junto con otros cinco sujetos en la escuela preparatoria; este fue un gran paso para comenzar a experimentar y conocer”.

Pero ¿De dónde surge la inspiración para construir estos ambientes? Como en “Into de ICebox (Bienatural)” o Pattern Repeating”. Elliot, además de un melómano, se recrea en el cine, en las historias que directores han llevado a la pantalla tras un muy buen guión. Él se adentra en el ambiente cual uno de los personajes, los vive y entiende para partir de un punto de vista poco usual. Incluir propiedades visuales del medio sonoro y llevarlas al medio visual resulta un don para el compositor de 23 años.

“Hay artistas con canciones perfectas, música en todos lados. Y claro, es un referente excelente para poner la mente a andar, pero las letras, las historias nunca paran, aquí mi principal inspiración”. Un reflejo de este peculiar proceso creativo está presente en uno de sus más recientes álbumes: Boomerang; una mirada a  un estado profundo y de re-descubrimiento a partir de un duelo amoroso. Ese estado en el que el alma es tocada por sus fibras más sensibles, capaz de hacernos reflexionar qué cambia en nosotros cuando una parte de sí se va.

“Quise moverme en un espacio del pensamiento que nos da miedo explorar: a nosotros mismos en la soledad y el vacío. En entender cómo lidiar con lo que nos lleva al borde de la locura, el trauma y lo que realmente importa: conectar en el interior”.

Esta construcción narrativa podría ser únicamente expresada por el estilo de Moss, que a pesar de ser comparado con artistas como Chet Faker, James Blake o incluso Bon Iver, salta con ese toque entre la levedad y la otredad. Un estado que nos transporta a otra dimensión. Como si al escucharlo dejáramos de ser nosotros y nos viéramos en una habitación distinta en donde los bajos, los sutiles riffs de guitarra y su voz se convierten en el protagonista de una historia construida especialmente para un tiempo determinado.

Toda mi música me identifica, en especial momentos muy particulares de mi vida. Pero Boomerang es uno de los acontecimientos más recientes, en especial la canción homónima. Es difícil de explicar. Sin embargo, es justamente como me siento en ocasiones. Cuando me veo solo y tengo la necesidad de aislarme para juntar todos esos sentimientos y crear uno totalmente distinto”.

Su música es inexplicable, hace falta cerrar los ojos y solo sentirla. Por eso no nos parece extraño que él mismo la asocie con la danza contemporánea.“Cuando vi lo que Philip Chbeeb y Renne Kester desarrollaron en un anden de metro con Slip, quedé fascinado. Pocos visualizan los sentimientos así, me pareció poesía pura.

La danza es otra disciplina que pone en práctica los sentimientos más profundos del ser humano. Es justo lo que quiero expresar. Por ello, cuando surgió la oportunidad de trabajar con Phillip para Without the Ligths no lo dudé ni un segundo. Sabía que era el indicado para transmitir lo que sucede cuando no podemos dejar del lado los recuerdos. Confiaba en su trabajo y todo lo deje en sus manos. El resultado fue perfecto.»

«Todo el mundo te dirá: es muy difícil dejar de lado el dolor…y lo es. Desde que somos niños, nos han educado para abrazar lo mejor de nuestras experiencias y a no tener en cuenta las peores. Pero ¿qué sucede cuando los más bellos recuerdos de nuestro pasado terminan haciendo el mayor daño a nuestro futuro? ¿Cómo nos dejamos ir? ¿Cómo nos movemos hacia adelante? El pasado es la prisión por la que lucho por escapar”.

En el caso de esta canción, su clímax es casi abrumador con los sintetizadores, ya que construyen una ansiedad audible. La canción es lo suficientemente intensa, pero esa intensidad se multiplica por diez al ver el vídeo musical que sólo Moss podría ejecutar. Elliot ha dado y crecido a pasos agigantados, tras compartir experiencias como telonero de bandas como Nada Surf y Cold War Kids, así decidió no estancarse y aventurarse como artista independiente.

“Creo que no vale la pena encasillarse en un estilo en particular habiendo espectros musicales tan grandes y por su puesto tampoco en festivales, escenarios o un público en general. He abierto para muchas bandas de estilos diversos y apoyo a la escena emergente de la misma forma. Como quiera esos pasos van dándose por sí solos. Uno siempre quiere más y explorarse por caminos desconocidos”.

El multinstrumentalista, productor y artista visual ha sido bastante bien recibido por la critica y los seguidores. Apreciar su estilo es el conjunto de un todo. Definir la creciente escena musical y tratar de clasificarla en distintos géneros actualmente parece imposible puesto que al final todos parten de la misma base y él parece ir por ese camino.

Sí uno de los sencillos de este joven artista te ha cautivado no puedes perderte su presentación en el Foro Indie Rocks el próximo 23 de febrero y dejarte llevar por su paisaje sonoro.