REVISTA PICNIC Emo: entre lo falso y lo real - Revista PICNIC

El emo fue un subgénero mal clasificado en muchas partes, se atribuía la etiqueta a cualquier canción que tocara el amor, desamor, tristeza etc. sin importar el género musical que fuera. El metalcore, el punk y algunas de sus variantes fueron los más confundidos.

Aunque bandas como American Football, Mineral, y Taking Back Sunday se desempeñaron dentro del género, fueron otras las que lo colocaron dentro del mainstream. Una mala clasificación ente gritos y lamentos en el contenido de sus canciones popularizó a bandas como 30 Seconds to Mars, My Chemical Romance, Alesana, Panic! At the Disco, Fall Out Boy, etc.

La vestimenta fue uno de los estereotipos: guantes sin dedos, moños en la cabeza y el pelo planchado hacían que los seguidores del emo real se enfadaran por alguien que por moda optó por su música y la transformó en todo un concepto comercial. Esto llegó a instancias peores donde algunos se perdieron en el mensaje y optaron por suicidarse o rasgarse los brazos.

El periodo de auge (2000 – 2009) terminó por acabar con el falso emo. Unos mutaron a hipsters, otros a metaleros y algunos pocos siguen fieles a este estilo de vida. Las bandas también siguieron esta tendencias y otras por falta de ideas optaron por desaparecer, el tiempo pasó y el mercado fue dominado por el EDM, indie o el hip hop. Ahora, en pleno 2016, algunos exponentes han vuelto al ojo del huracán.

A 10 años del lanzamiento de The Black Parade los fans explotaron. Primero pensamos en una reunión, tiempo después la misma banda desmintió esto y anunció una reedición de tan emblemático disco. Las reacciones se desataron en todas las redes sociales, siendo Twitter en donde nos inundamos de publicaciones aludiendo al tema.

Todos enloquecimos con el hecho de pensar en una nueva gira, esto nos entusiasmó demasiado, pero al final todo se quedó en un sueño. Este revival de agrupaciones nos recordó a toda una época de nostalgia adolescente, entre guitarras sucias y lamentos encontramos la oportunidad de expresar nuestros sentimientos. ¿Quién no dedicó «I Don’t Love You» de MCR o «My Heart» de Paramore a una morrita? En estas canciones se plasmaba todo lo que como adolescentes sentíamos.

Imaginemos que la reunión fuera un hecho. The Black Parade tocaba el tema de la muerte, pasando por diferentes aspectos. «Cancer», «Disenchanted», o la misma «I Don’t Love You» nos recordarían todo lo que nos emocionó en el ya lejano 2006.

Este video ejemplifica todo lo que queremos expresar. Más de uno daría todo por revivir este concierto, en donde The Black Parade fue interpretado de principio a fin. Con interlude de mariachis, los de New Jersey regresaron para tocar los hits de la era Three Cheers for Sweet Revenge.

La ola fue creciendo y en México fuimos partícipes de este falso emo, digo, no creo que exista un país con más fans de My Chemical Romance o Paramore. La fiebre se extendió al talento local con Thermo, Allison, Finde, Delux, Panda – esta última hasta existe en la base de datos de Is This Band Emo (nuestra página gurú) y la considera como una banda NO emo-. Algunas de estas agrupaciones aún van de gira por el país y logran gran recibimiento.

emo

Otros casos que sobrepasaron la brecha generacional fueron Paramore y Panic! At the Disco los cuales ahora hacen música muy diferente a la de sus inicios, pero sus fans han sabido mantenerse por lo que ellos siguen y siguen sacando discos.

No siempre se puede clasificar entre si algo es fake o no lo es, pero para este caso el ejemplo es muy sencillo. La imagen, el sonido y las letras hablan por sí mismas, no es necesario hacer tanto para descubrir si es o no real. Si no este video te puede ayudar.

 Si aún tienes dudas sobre lo que realmente es el emo, acá te lo explicamos.