REVISTA PICNIC Entrevista con Alberto Vázquez y AXR: fotografía y fractal - Revista Picnic
Revista Picnic logo

Uno pensaría que en los tiempos cercanos hemos olvidado nuestras raíces, aquello que ha formado parte del desarrollo de nuestra historia y aquello que complementa a nuestra identidad.

El arte es el pilar que lo desata cada acontecimiento; recordarlo a partir de nuevas técnicas y movimientos es la labor a la que se han dedicado desde hace cuatro años AXR y Alberto Ortiz Vázquez homologando dos épocas artística; que aunque distantes son complementarias.

Alberto había decidido ponerle un descanso a su carrera, después de estar por más de 10 años en la Secretaría de Pesca y presenciar cambios políticos. Su carrera yacía en el clímax. Sin embargo, como apoyo a Roberto, su hijo, decide ser el co-creador de Bindu; una empresa dedicada a la impresión profesional para artistas, fotógrafos, que va desde el embalaje hasta las grandes carteleras.

Ahí, en Santa María la Rivera, es donde conoce a AXR, la artista visual de las estrellas mandálicas, que acudía con frecuencia a imprimir su trabajo. La fiel admiradora pasaba horas en el local y con ello la amistad entre ambos artistas surgió tras largas pláticas.

“De tanto estar yendo, hace cuatro años y medio, empecé a ver el trabajo de Alberto. El cómo estaba sentado en su computadora digitalizando su trabajo de aquella época, sus fotos análogas, su lupa”.

Cuando esperaba a que mi trabajo estuviera listo, comencé a platicar con Alberto y mientras me contaba más sobre su vida, más ganas tenía de trabajar con él. Así se nos ocurrió el proyecto. -Menciona AXR.

“Mis fotografías estaban sepultadas en cajas de cartón, dentro de sobres de cartas, pero no habían muerto, necesitaban un motivo para resurgir y ese motivo se los dio AXR. Cuando empiezo a desempolvarlo para digitalizarlo es cuando ella llegó”.

“Pensé que sería una idea padrísima intervenir fotografías del cine de oro mexicano, algo muy nuestro que nos ha identificado por décadas. Es un proyecto que lleva tanto tiempo, que desde que empecé mi carrera y mis primeras entrevistas ha sido el primer proyecto del que siempre hablaba con anhelo. La gente me preguntaba: ¿Cuáles son tus proyectos a futuro? Y yo respondía con entusiasmo: “Hacer una colaboración con el fotógrafo Alberto Vázquez  y mi técnica fractal.”

Se había pospuesto por otros proyectos que había en puerta, hasta que por fin me voy de maestría hace un año y medio y  Alberto, de regreso lleno de fuerza tras una grave caída de salud lo hicimos real. Pensé que era ahora o nunca, me iba dos años y sin certeza, desconocía si de vuelta mi técnica seguiría siendo la misma o regresaría con algún cambio estudiando de fuera”. -Nos cuenta la artista gráfica.

Hace dos años, se materializó todo el proyecto. Alberto seleccionaría todas las fotografías y así la intervención dio su comienzo.

Alberto nos cuenta que las fotografías elegidas son 24 y aunque parezcas pocas, han sido seleccionadas a partir de un material de más de 20,000 piezas.

“El proyecto ha sido un viaje, completo, una total introspección a la vida, no sólo del cine de oro mexicano, sino a mi propia vida, a la vida de cada personaje plasmado por el objetivo que me ha acompañado por más de 60 años de carrera”. Menciona Alberto.

AXR, nos cuenta que indagar en la vida de los personajes ha sido súper interesante. Los casos que más le han generado interés son, por ejemplo; este de Ana Luisa Pelufo, esta gran vedette. “Había un gran rumor de que en ella se habían inspirado para hacer la figura de la Diana cazadora, por su hermoso cuerpo, pero resulta que quedó sólo como un rumor. A Tongololele la conocía a la perfección. Saber que fue una de las precursoras de la danza contemporánea de nuestro país cambia totalmente la percepción que uno tiene de las cosas.

En cuanto a técnica, los artistas tenían pensado un sólo formato para cada fotografía y “al momento de entregarnos las fotografías, era lo que menos notaba”. Podían visualizar los planos y las texturas.

Enfocada en resaltar y cuidar la esencia de la fotografía, AXR se centra tanto en fondo, como en atuendos para conservar los aspectos relevantes que te platiquen sobre en entorno, estilo y vida de esa época.  Por ejemplo: “como en esta de Chávela Vargas y su característico jorongo rojo”.

Primero soltaba a la lápiz el fractal y luego me enfocaba en ellos, en sus historias; así la idea venía en si la obra iba hacía lo orgánico, volátil o el movimiento o incluso en su personalidad”.

Cada fractal tiene un propósito desde su contexto.

A lo que Alberto añadió que escoger por sí sólo cada foto no fue una tarea ni fácil ni en solitario: Escoger a cada uno por lo que aportó en enseñanzas a nuestras vidas. A Cantinflas por ser quién es, al Santo por representar un héroe muy a lo mexicano, a María Félix y su belleza a las vedettes por su trascendencia. Cada rostro ha sido formador de gustos y comportamientos para los que fueron jóvenes y hoy son adultos.

“Muchos son personajes de debido a su popularidad nos han marcado o que se involucraron emocional y profesionalmente conmigo. La mirada de AXR sin duda ha ido más allá de lo que yo veía en cada pieza. Ella cuenta una historia que quizá yo jamás figuré. Y ese es el verdadero complemento de la obra. Yo las fotografíe porque vi el momento, ella hace su “fractal pop” por cómo le hablan, por qué es lo que le inspiran.

En espera de que la mirada de los jóvenes sea similar a la que ellos tienen generalmente; es por esto del nombre de la exposición: “Antes fuimos, ahora somos”. Eran fotos análogas, ahora son fotos digitales, el tipo de papel ha cambiado, la manera de trabarjalas lo ha hecho también. Todo es ir como de atrás para adelante”.

AXR, nos ha confesado que el proyecto no termina aquí, sino que hay más a futro. Su hermano ha hecho un remix de una de las canciones de Chávela Vargas. Con lo que planea hacer un vinil y extender esto a la música que nos ha hecho ser, además de un libro con todas las fotografías que cuenten las historias de la voz de Alberto, de cómo la inspirado a hacerlas fractal y acompañarlas del mismo vinil.  “No quiero que esto se quede aquí”.

Hablando de su impacto, Alberto ve resurgir a estas figuras desprendiendo vida, haciéndonos recordar, conocer y reconocer a estas figuras que nos han hecho ser lo que somos y lo que fuimos.

Hay cosas increíbles de aquella época que complementan y retroalimentan la nuestra, hay cosas increíbles actualmente. No hay manera de negar lo que somos y mucho menos lo que fuimos lo que nos ha formado. No hay manera de pelear contra eso por más que tengas una transformación profunda de tu ser, todos somos lo que somos por nuestras raíces.

A veces no tenemos tiempo de detenernos para mirar más allá en lugar de solo ver y esa es la oportunidad que la Galería Oscar Román trae para nosotros a partir de este 3 de agosto hasta el día 17.

La exposición estará ambientada a tres luces, la primera será natural, la segunda será a luz blanca que hace énfasis en los recortes convirtiéndolas en cajas de luz y como último luz negra que hace de su reflejo un estilo en tercera dimensión.

Con estos muros vestidos de tantas anécdotas AXR se despide antes comenzar un nuevo viaje y Alberto Vázquez  por su parte aguarda a la espera de un homenaje por sus 60 años de carrera en  varias estaciones del metro de la ciudad de México.

Así que date la oportunidad de conocer la obra de estos dos grandes artistas, que aunque con profesiones totalmente distintas han creado algo fantástico y con una historia entrañable para descifrar.