REVISTA PICNIC Entrevista con Blonde Redhead: Crear es dejar fluir - Revista PICNIC

Blonde Redhead está por presentarse nuevamente en nuestro país, por ello en Voodoo tuvimos la oportunidad de charlar con uno de los gemelos Pace, quienes  junto a Kazu Makino integran la legendaria banda desde 1993.

Durante marzo de este año, el grupo publicó 3 O’Clock,  un EP que a pesar de sólo contar con cuatro tracks, es material de una gran magnitud que continúa explorando la creatividad del trío. Con 3 O’Clock es que Blonde Redhead emprende de nuevo una gira, dentro de la cual tendrá lugar la cuarta visita del trío a la Ciudad de México y gracias a la cual pudimos conversar un poco con Amadeo Pace.

Luego de tantos años de carrera, le preguntamos al neoyorquino de ascendencia italiana por el motor que sigue dando impulso a que los tres sigan haciendo música. Sin asomo alguno de duda contestó: “quizás es porque la banda es demasiado importante para los tres”.

En palabras de Amadeo, la música y estar en el grupo es tan importante para todos que tal vez justo esa pasión que le tienen a crear cosas juntos ha logrado que no los separen cosas que en muchos otros casos suele desmembrar a otros proyectos.

Sin duda, las líneas de sonido por las que Blonde Redhead ha navegado a lo largo de todos estos años, se componen de juegos y búsquedas de contrastes sonoros inesperados y ambientes oníricos. Sin embargo, a pesar de que cualquiera podría creer que el proceso de creación de tales piezas implica largos ratos de profunda introspección, al preguntarle a Pace su respuesta resulta ser mucho más simple:

“Usualmente, lo único que necesitamos es tomarnos nuestro tiempo. Todo el que necesitemos”.

Al cuestionarlo por dónde es que empiezan, refiere que para ellos sólo se trata de tocar y tocar. Así, las cosas “van resultando por sí solas”. No necesariamente se juntan a tocar y tampoco son la clase de grupo que se encierra por horas hasta que salga algo. “No es como que nos ‘dejemos tarea’ ni nada parecido”. Para Blonde Redhead la música radica en dejar las cosas fluir.

Y el nombre de 3 O’clock para el EP tiene mucha relación con lo anterior. Nos cuenta el neoyorquino que la idea fue de Kazu, pues para la cultura japonesa la hora del té es importante. Y aunque no tiene nada que ver con el modo de vida que ellos llevan, la música es algo así como su hora de tomar el té.

Si bien no se juntan físicamente para ir poniendo las piezas que conforman la totalidad de cada material, tocar en vivo es donde todo confluye, en el momento y las resonancias precisas.

Añade Amadeo que en esta ocasión decidieron lanzar un EP en primer lugar, porque lo produjeron de manera independiente. Y en segundo, porque creían que era necesario atreverse a intentar cosas que no habían hecho antes, por eso este material constituye un verdadero reto para ellos.

“Estamos muy orgullosos pero a la vez estábamos muy asustados porque la verdadera prueba está en presentar las cosas nuevas. Llevábamos un tiempo tocando como las mismas cosas y elegir qué podríamos en los sets constituía un poco un riesgo”. Después de tantos años y tanta experiencia, ni Blonde Redhead parece estar rodeado de zona de confort alguna.

Al final de la breve y apresurada charla con Amadeo, resultó imposible no evadir una pregunta:  ¿Qué tan complicado es lidiar con tu hermano gemelo a estar en una banda juntos?

Y extrañamente Amadeo no suelta carcajada alguna, más bien se pone un poco serio: “En realidad somos bastante cercanos. Creo que es porque tenemos una comunicación demasiado buena. Tenemos una relación más confortable que problemática y creo que eso le impregna mucha pasión a lo que hacemos”.

Entonces hace una pausa, suspira, lo piensa un poco y continúa: “Es raro porque hemos crecido juntos para muchas cosas y eso hace que musicalmente nos entendamos tan bien. Aunque no voy a negar que de vez en cuando tenemos diferencias y hasta pequeñas rabietas, pero nunca les damos más importancia de la que deberíamos”.

Después de compartir escenario con St. Vincent en 2010 y de tener dos presentaciones en El Plaza Condesa, Blonde Redhead vuelve a la capital mexicana el 29 de agosto para unirse a las celebraciones de la Semana Indie Rocks! entre otros grandes nombres como Digitalism y Dead Meadow.