REVISTA PICNIC La Manta: Música para un público inteligente - Revista PICNIC

Basado en la música mexicana, La Manta es un colectivo que se ha encargado de fusionar distintos sonidos sin perder sus raíces. En una cafetería de la Condesa platicamos con Eloy Fernando (voz y guitarra) amante de la comida típica mexicana y la trova de Serrat y Silvio Rodríguez.

Jalapa es un lugar con mucha historia y tradición musical, por eso ahí fue el punto de reunión para que los seis integrantes iniciaran el proyecto. «Somos seis músicos con diferentes orígenes, diferente formación, diferentes culturas. Cada uno aporta una sonoridad única, eso hace de La Manta un grupo que no suena como ningún otro» explica Eloy.

«Me gusta mucho hablar de nuestros padres, porque de ahí proviene la diversidad de quienes somos. Raíces oaxaqueñas, huastecas, tamaulipecas, sonorenses… es un mosaico. Nos gusta pensar en México como algo que no es definible en una sola palabra. Nos gusta pensar que hay muchos Méxicos, no solamente en sus culturas tradicionales sino también en sus expresiones más modernas. No hay una sola forma de decir las cosas».

La banda se formó a mediados de 2009, logrando un impacto en la escena cultural. Sin buscarlo se volvieron exponentes del folclor mexicano, que los ha llevado a tocar a otros países como Argentina y Canadá. Es muy conocido el rumor que en el extranjero se aprecia más nuestra cultura. Eloy habla un poco al respecto:

«En México la cultura no se aprecia, se vive. El punto es que nos encontramos inmersos en ella, no nos damos cuenta si hay que apreciarla. En otros países claro que causa un impacto tremendo. En Argentina a pesar de que hablamos el mismo idioma, fue interesante el encuentro de culturas y modos de ser, con muchas cosas en común pero con diferencias sustanciales. Aquí en México nunca nos ha ido mal con ningún público, porque pretendemos que nuestra música no sea algo que nadie entienda. Nos gusta tratar a nuestro público como lo que es, un país de gente sensible, inteligente que está ávida de cosas distintas»

Todo es búsqueda

Hablamos un poco sobre la cultura americana que nos ha sido impuesta por los medios masivos de comunicación y que ahora vemos tan normal. Poco a poco nos han impuesto, gustos, modas y lenguaje. En casi todas las escuelas se ha vuelto elemental hablar inglés. Preferimos ir a festivales donde el acto principal es algún grupo extranjero. Las bandas mexicanas quieren sonar casi siempre como ellos. «Todo es una copia cochina, no sabemos ni qué significa Iztapalapa o siguen diciendo que la mujer dormida es el «Iztaccíhuatl». Somos un país que ni siquera sabe dónde está parado» dice. Aunque ellos también tienen influencias extranjeras como el bajo eléctrico o el saxofón, la jarana, la marimba y la quijada de burro (percusión mexicana) son el plato fuerte de su música.

Experimentar y sentir han sido elementos importantes en la evolución de la banda. Wilka, quien toca la marimba, decidió vivir en una cabaña en la selva cerca de Jalapa. Vivió en África por un tiempo para aprender percusión. El sueño de Ramiro, saxofonista, era tocar en el festival de jazz de Montreal. Su búsqueda sonora los ha llevado a tocar distintos géneros: ska, flamenco, metal, jazz, salsa, música árabe, rock huapango y pop. «La Manta trabaja sobre dos ejes: uno es apropiarnos de música tradicional vista desde nuestra perspectiva y el otro es la creación de música nueva a partir de elementos mexicanos».

En el escenario…

México no es uno de los lugares más reconocidos cuando hablamos de jazz. En Colombia, por ejemplo, existe un boom de escuelas y músicos que son afines a este género. Sin embargo, Eloy platica de algunos festivales que se llevan a cabo en Jalapa: «Las propuestas originales en este país no tienen la difusión que debieran tener. Jalapa tiene una facultad de jazz, no es poca cosa».

En siete años la agrupación ha tenido muy pocas presentaciones en Jalapa.Una de las más importantes ha sido en Cumbre Tajín. Se han preocupado más por tener conciertos íntimos en su sala de ensayo, donde dan mezcal y café según cuenta Eloy: «Nos ha hecho mejorar musicalmente pero también ha significado crecimiento humano».

la-manta

Llevar su música por diferentes lugares les ha traído buenas experiencias, la más importante conocer México, pero también han tenido que pasar por cosas difíciles. Eloy comparte la vez que fueron amenazados por un comando armado lo que les obligó a dejar su gira por las fronteras de Tamaulipas. Sus shows van desde pueblos en la sierra hasta el Auditorio Nacional donde abrieron el concierto de Robert Plant.

Su próxima presentación será en el Teatro de la Ciudad «Esperanza Iris» donde prometen experiencias fuertes e inolvidables. «Visualmente es lindo porque se proyectarán imágenes en stop motion de la artista Teresa Irene Barrera Figueroa. La música ha cambiado mucho, hay canciones nuevas. Voy a improvisar versos, las letras de las canciones no siempre son fijas, nuestra lírica tradicional permite la improvisación y podemos hablar de los temas que están aconteciendo.

Un espectáculo poético, real y digno preparado con mucho amor es lo que se podrá presenciar el próximo 7 de octubre en el Teatro de la Ciudad. «Te damos material emocional e intelectual para que te lleves a casa, lo atesores y replantees lo que significa ser mexicano» cierra Eloy.

teatro-de-la-ciudad-la-manta

Para ganar pase doble, sólo responde a @voodoomusica ¿Con quién compartió escenario La Manta en el Auditorio Nacional?