REVISTA PICNIC Foster The People @ Pepsi Center - Revista PICNIC
CINE DE ARTE

Texto : Fernando Valencia

El Pepsi Center luce a media capacidad cuando Francesca deja el escenario entre aplausos, mandando besos a todos y repitiendo que los ama. El público, pensando que ese ha sido el acto previo, responde con fuerza cuando las luces se apagan nuevamente para dar paso a Sex Sex Sex.

Foster, Foster” se escucha por todo el recinto. Muchos no se han dado cuenta que falta un telonero más. La propuesta indie punk del trío suena bien, pero están muy fuera de lugar. Es como si Dolores de Huevos abriera el show de Imagine Dragons. La gente se impacienta, y aprovechan cualquier oportunidad para aclamar el acto principal. Sex Sex Sex se baja después de media hora, sin hacer demasiado ruido.

Con un retraso de veinte minutos, Foster the People hace acto de presencia. Miles de celulares bloquean la vista desde cualquier punto, y muchos de los asistentes, en su mayoría entre los 15 y 20 años, aún se empujan con tal de acercarse un par de centímetros.

Con “A Beginners Guide to Destroying the Moon”, quedan claras las intenciones de Mark Foster y compañía. Será una velada de pop con tintes psicodélicos, amenizada por visuales llamativos y luces de colores pastel que hacen las delicias de todos los presentes. El micrófono da algunos problemas, y no permite distinguir bien las palabras de Mark.

Desde el público, un señor que vigila a su hija graba cada segundo del evento en su celular. La pantalla gigante comienza a proyectar estática. “Are You What You Want to Be?” y “Waste” demuestran que la gente se ha congregado por más que un par de hits.

Mark pasea de punta a punta del escenario, tocando a su paso tanto instrumento como encuentra. Al iniciar “Helena Beat”, el público se encuentra ya completamente sumergido en la experiencia propuesta. Comienza así una racha de temas de Torches (2011), debut de la agrupación, que incluye “Life on the Nickel”, “Miss You” y la conocida “Houdini”, que marca uno de los puntos altos de la noche.

“Pseudologia Fantastica”, track de Supermodel (2014) demuestra la madurez de los chicos como conjunto, coordinando perfectamente todas las partes para lograr un sonido similar al de unos Flaming Lips en su momento más popero. Detrás de ellos, una ciudad en pleno crepúsculo comienza poco a poco a iluminarse con ondas de colores vivos.

En este momento, nuestro país da mucho miedo por el sujeto a cargo. Confío en que Donald Trump no será presidente mucho tiempo. Debemos construir puentes, no muros” dice Mark minutos antes de comenzar con una bella versión de “Coming of Age”. Luego, pregunta si queremos escuchar una nueva y la banda presume la enérgica “Lotus Eater”.

Pese a todo, se debe reconocer el momento más esperado: “Pumped Up Kicks” aparece. Aquel señor en la multitud continúa grabando, pero canta cada palabra. Todos los celulares sin excepción suben, y aunque no impiden que la gente brinque, tapan considerablemente la visión. La banda deja el escenario.

Algunos comienzan a salir pensando que el concierto ha terminado. Otros aseguran que la banda volverá a tocar “Houdini”, aunque hace casi una hora que eso sucedió. Finalmente, Mark Foster regresa con una guitarra acústica para interpretar solo Fire Escape, y el resto de la banda aparece nuevamente con “Don’t Stop (Color On The Walls)”.

Con un gesto que se agradece, los integrantes se bajan del escenario y comienzan a aplaudir al público. Brincan la barricada y terminan caminando entre todos, saludando y agradeciendo con el corazón la entrega de los asistentes. Y así, Foster the People demuestra que, aunque su momento de mayor popularidad haya pasado, aún tiene mucho que ofrecer.

Fotos: Pablo Navarrete