REVISTA PICNIC Fotomuro replantea el consumo visual - Revista Picnic
Revista Picnic logo

Una institución que ha propuesto una nueva manera de exponer obras de arte, es el Centro de la Imagen con el proyecto titulado Fotomuro: Un muro -47.5 m. de longitud- que se encuentra ubicado en uno de los patios laterales dentro del museo. Éste divide el folclor visual de la avenida Balderas, del museo. En él puedes encontrar una propuesta visual conformada por una serie de imágenes de autorías de diferentes artistas visuales o fotógrafos, que conforman un collage de imágenes muy diferentes entre sí y logran homologarse a partir de algún punto de tensión visual, previamente curado y planeado.

El gran collage se forma a través de las yuxtaposiciones de imágenes, que en su mayoría son contemplativas y no representativas de un objeto. Para entender esta forma de exponer arte, sólo debes dejar que la grandeza del muro te envuelva y que el diálogo de cada fotografía te hable para que puedas generar nuevos conceptos e imágenes a partir de la combinación de un todo -espacio, imagen, sonido y tiempo-. Es posible que al ir la segunda o tercera vez, tu modo de lectura cambie o se mantenga, eso es lo que vuelve atractiva la visita al Fotomuro.

Con un esquema de trabajo procesual basado en volúmenes definidos por una temática en específico – vol.I “Zona de Conflicto”, vol.II “El desengaño de la NASE del DAVID”- y trabajo colectivo en el que se involucran diferentes artistas, el Fotomuro busca volverse una fuente de consulta de interés artístico a modo de producir conocimiento y duda; o bien, como lo propone Rodrigo Alcocer “un ejercicio arqueológico en el que dentro de unos años, despeguen cachos de fotografías y descubran historia a partir de los discursos que manejamos cada uno de los artistas”.

Este nuevo método expositivo, logrará que el Fotomuro se vaya “expandiendo en tiempo y espacio como una sola imagen que engloba distanciamientos, cercanías y formas sesgadas, que han sido producidas por siete artistas y una asociación creativa”. La curaduría realizada por Allegra Cordero di Montezemolo y César González-Aguirre se destaca por la combinación y yuxtaposición de las imágenes que logran crear un dialogo distinto al original -en el caso del vol. I- a la par de complementar el esquema visual del vol. II, sin perder el individualismo y las características principales de cada fotografía.

Los artistas que han participado en lo que hasta ahora son 2 volúmenes, ven esto como una propuesta curatorial muy interesante, en la que pueden “retar y perderle el respeto a la imagen endiosada”, según comenta Alejandro García Contreras,  o puedan tirar el concepto de la “imagen única y especial” como lo logra Daniela Bojórquez.

Esta manera de exponer fotografías e imágenes de autores, que en cierto grado permanecen en anónimo -al no tener pie de foto- , vuelve al Fotomuro en un gran espacio contemplativo de las imágenes por sí solas, que evolucionan al combinarse o sobreponerse en otras y genera una atracción automática a la vista y en los artistas participantes, una satisfacción nueva al ver que “A partir de mis imágenes se crean más”, según cree Manuel Marañon.

Un punto de vista en común, es el que tienen Manuel H. Márquez y Adrián Galindo , pues en su visión de la sociedad en general, creen que la propuesta del Fotomuro retrata de manera perfecta la evolución de la sociedad actual, ponen como ejemplo el crecimiento geográfico y arquitectónico en el que los edificios nuevos se van sobreponiendo a los antiguos, justo como ocurre con las fotografías del Fotomuro, en la que el volumen más actual está sobrepuesto al que le precede; y el simple hecho de nuestro consumo diario de imágenes, ejemplificado con los medios digitales en donde vemos y “scrolleamos” de manera semi-automática, recordando aquellas imágenes que lograron impactar nuestra vista con escasos 2 segundos.

Sin bien, algunas de las fotografías del primer volumen, ya no están del todo visibles, nos permite ver un poco el proceso de evolución del Fotomuro y a algunos los incitará a estar al pendiente de los -posibles- siguientes volúmenes que este proponga.

Artistas del Volumen I

  • Daniela Bojórquez Vértiz
  • Alejandro García Contreras
  • Manuel Marañón Acuña
  • Gustavo Ruiz Lizárraga
  • Eunice Adorno
  • Carlos Álvarez Montero
  • Viri Florentti

Artistas del Volumen II

  • Adrián Galindo
  • Manuel Márquez
  • Rodrigo Alcocer
  • Rocío Lomelí
  • Roman Schramm
  • Víctor Morales
  • Cosima zu Knyphausen
  • Diamonds Land

Sobre El Autor

Coordinadora Editorial

Amante de la fotografía como expresión de ideas y de la palabra escrita como generador de sentimientos.

Deja un comentario