REVISTA PICNIC Julian Starke: El camino de la electrónica francesa - Revista PICNIC
FICM

Texto por : Ruy Martínez.

La música electrónica empezó siendo una pequeña revolución en distintos clubs a lo largo y ancho de Europa y otras partes del mundo. Después, algunos DJ’s empezaron a ser más conocidos y sus tracks pasaron de ser un sonido de unos cuantos a convertirse en algo masivo alrededor del mundo, siendo el ejemplo más reciente EDC en México el cual, según fuentes oficiales, juntó a cerca de 200 mil personas en dos días.

Todo esto crea el espejismo de que la música electrónica, en cualquier presentación o subgénero, se trata de algo mainstream. Esto es algo más que incorrecto ya que, como todo género musical, existe una versión para todo público y otra para un escucha más selecto. Un ejemplo de lo segundo es French Waves un proyecto dirigido por el francés Julian Starke, que consta de un documental, una serie web y una serie de presentaciones en varias ciudades del mundo tan variadas como Hong Kong, New York y Ciudad de México.

Fue justo para su participación en México que pude platicar con Julian acerca de este proyecto multifacético y multimedia.

Para mí me parecía lógico hacer este tipo de documento sobre la escena francesa, sobre todo porque me di cuenta que no existía un enlace entre los grandes DJ y productores de los noventas como Daft Punk y la nueva generación”, Justin.

Cabe mencionar que el documental es el enlace que sirve de unión entre la vieja y la nueva generación de productores.  También hay que recordar que si bien Francia a contribuido con grandes exponentes del género, últimamente no ha tenido grandes nombres en materia comercial, lo cual a la vista del incauto escucha que no se dedica a descubrir nuevos DJ, da la sensación de que es un circuito que vive del pasado.

Aquí radica la importancia del documental, en mostrar que existe talento, sólo que no alcanza a las grandes masas.

Uno de esos talentos es Para One, con quien también tuve la oportunidad de platicar. Me contó que es un viejo lobo de mar, de hecho, de los tres DJ que se presentaron en el Foro Indie Rocks, él era el más experimentado.

Vale la pena hacer un paréntesis y explicar que en cada ciudad que French Waves visita se presentan tres actos, cada uno representando a una generación distinta. En este caso siendo Para One la voz de la experiencia, Jaques el de en medio y Molecule el más joven de los tres. Otra cosa que tiene que ser explicada es que estos son sólo parte de una gran red de cerca de 50 productores a los que Julian tiene acceso.

Para One es un típico DJ trotamundos. Se ha presentado en clubs alrededor del mundo, logrando adoptar una especie de estatus de culto. Nunca ha llegado a ser tan exitoso como sus contemporáneos (Modjo,Daft Punk) sin embargo eso no parece angustiarle.

“El éxito es un estado mental. Yo soy exitoso porque hago lo que me gusta, viajo por el mundo y puedo vivir de esto sin problema. Cualquiera que busque la fama está haciendo música por las razones equivocadas porque además, el éxito masivo no es algo que se pueda predecir con facilidad”, reflexionó Para One.

La tercera parte de French Waves es una serie web de diez episodios, que cuenta la historia de un DJ a través de su canción más icónica. Esta quizás sea la parte más interesante de este proyecto ya que muestra a artistas de la talla de Bob Sinclar explicando cómo es su proceso creativo, lo cual te da una perspectiva distinta del trabajo de un productor de música electrónica, ya que muchas veces se llega a pensar que su proceso creativo dista mucho al de otro tipo de músicos.

En conclusión, French Waves se trata de documentar el presente sin olvidar el pasado. De darse cuenta de dónde vienen para percatarse del lugar en el que se encuentran parados y determinar la mejor manera de abrirse paso hacia el futuro. Ya sea en película, serie o en vivo. Julian Starke ha logrado materializar una visión que ha logrado unir a varias generaciones y, a lo mejor sentar un precedente para el resto de comunidades electrónicas alrededor del mundo ya que, en palabras de Julian:

Espero ser un ejemplo, toda escena, en cualquier parte del mundo tiene un potencial para ser la que marque tendencia para un futuro, ojalá todos se animen a documentar la suya”.