REVISTA PICNIC Grabando con espectros: Una plática con Sunset Images - Revista PICNIC

Texto:  Fernando Valencia

Luego de lo que seguramente ha sido un largo día de entrevistas y promoción, Samuel Osorio, fundador y mente maestra detrás de Sunset Images, termina sus compromisos en una cafetería del Centro Histórico. Afuera, los últimos vestigios de sol y la lluvia han provocado un silencio inusual para el primer cuadro de la Ciudad.

Viniles en mano, Samuel se muestra muy amable desde el inicio de la conversación. La primera pregunta gira alrededor de la experimentación con el ruido que define su nueva etapa. “Este nuevo disco lo hice con el baterista anterior, Alejandro. Teníamos ganas de hacer algo muy agresivo, muy fuerte, pero que fuera a la vez envolvente y ambiental. Creo que mucha inspiración de este material se dio en Nueva York y en el regreso a México.

Fue un desbalance muy raro. No sabíamos que hacer después de haber tocado allá, al volver no sabíamos para dónde iba la banda, pero teníamos claro el sonido que queríamos armar, y este fue el resultado.”

El viaje sonoro del proyecto ha cambiado radicalmente a lo largo de los años. “Mucho se debió a la influencia de los otros músicos que han estado en la banda. Cuando comenzamos yo estaba muy clavado en Sigur Rós y Godspeed You! Black Emperor. También en soundtracks de películas. Creo que se vio muy reflejado en lo primero que armamos. Conforme fuimos tocando y viajando nos llenamos de otras cosas, otros estilos musicales.

En este último disco gran parte de la influencia fue el jazz improvisado, muy estruendoso, con baterías pesadas y trompetas resonando durísimo. También influyeron bandas como A Place to Bury Strangers y METZ.”

Siguiendo los indicios sobre la relevancia de las películas en su carrera musical, resulta natural cuestionar sobre la inspiración que ha obtenido de otras formas del arte. “El cine siempre ha sido de mis más grandes inspiraciones. Mi película favorita es Taxi Driver (1976), y los temas que me gustan son cosas muy oscuras, muy dramáticas. También la arquitectura me inspira bastante. En este último disco nos inspiró mucho un museo en Nueva York. Creo que todo lo que vamos viviendo nos deja huella y eso se refleja en nuestra música.”

Al pedirle que describa la evolución sonora del proyecto viendo cada material como un paisaje o un momento del día, él se detiene un segundo a pensar. “Sunset Images (2014) fue el amanecer, como cuando vas a las seis de la mañana caminando y aunque todavía está oscuro, ya comienza a verse medio claro. Hajime / はじめ (2015) es el día, cuándo está el sol a su máxima expresión, bañando todo. Obscure Daze (2017) sería la parte más oscura. Me imagino una montaña envuelta en niebla, con lluvia y mucho frío.”

En su más reciente material, se incorporan vocales por primera vez. De manera muy genuina, Samuel confiesa lo duro que fue el proceso de agregarlas. “Tenía ganas de experimentar con melodías cantadas, pero hice muchos intentos de escribir sin que me convenciera del todo. No sabía si hacerlo en inglés o en español. Elegí ocupar la voz como si fuera un instrumento más, creando la letra sin un significado, completando el sonido de las rolas. Si escuchas “1969”, tú mismo puedes darle tu propio significado, y agregarle tus propias palabras.”

Un concepto apasionante al que se hace referencia es el aprovechamiento de los espectros pasados que habitan en las cintas reutilizadas. “La grabación análoga le da otra textura al sonido. La cinta en que se graba se usa muchas veces, y va dejando registro del ruido que ya se hizo. Esto beneficia mucho a la música. De por sí es estruendosa, y el gis de la cinta le otorga un complemento ideal”.

A inicios del año, Sunset Images anunció su primera gira por Japón. El país nipón ha tenido mucha importancia para Samuel, quien revela la manera en que se suscitó este tour. “Un día encontré en internet unos boletos baratísimos, creo que es lo más barato que he pagado por un vuelo. Le dije al baterista que me ayuda ahorita, Álvaro, para que tocáramos, pero por varias cuestiones ya no pudo ir. Yo quería tocar, aunque fuera solo, y poco a poco se fueron armando las fechas. Todo se planeó en un mes. Puse un anuncio en Craigslist para buscar baterista y nadie respondía. Diez días antes de comenzar, me contacta un chico mitad japonés mitad inglés. Ensayamos y todo se dio genial. Nunca me había tocado trabajar con alguien así, me sorprendió que desde el primer ensayo ya lo tenía todo bien armado”.

Ya con la noche bien entrada, parece pertinente cuestionar sobre los sellos distintivos del público japonés. “Son muy receptivos. Pueden ir con sus amigos pero no van a estar platicando ni nada. Una de las cosas que más me sorprendió en el primer show fue que terminamos la primera rola y todo se quedó en silencio. Yo pensé no les había gustado, pero luego de unos diez segundos todos comenzaron a aplaudir. Te dan mucho respeto”.

Hacia el final de la charla, se toca el fundamental tema de la existencia de una escena para los géneros ruidosos en nuestro país. “Creo que se está armando con mucha fuerza. Ha sido un proceso paulatino. Bandas como Has A Shadow fueron de los primeros con este sonido. También está Lorelle Meets the Obsolete, que son la banda más reconocida de acá en el género. La gente se abre más a escuchar estos géneros menos tradicionales, voces con mucho reverb, guitarras muy ruidosas y fuzz. Me gustan mucho Sadfields, Tajak, OCEANSS, Parásito, Vyctoria. Me gusta pensar que todos estamos uniendo esfuerzos para que este tipo de música se dé a conocer más en el país”.

Samuel se despide reconociendo la importancia de la gente con la que trabaja. Para él, cada integrante que pasa por las filas de la agrupación deja un pedacito de sí en la propuesta, y con este nuevo comienzo, está preparado para enfrentar el futuro. “Ahora que estoy solo, creo que lo siguiente será muy distinto. No lo tengo muy definido aún, pero lo va a ser”.

Sunset Images presentará su Obscure Daze este 3 de junio a las 8:30 pm en San Luis Potosí #97, colonia Roma Norte, acompañados de OCEANSS. La entrada costará 50 pesos.