REVISTA PICNIC Hakuna Matatto: efectivamente, una forma de ser. - Revista Picnic
Revista Picnic logo
picnic_pam2017

Como toda gran historia, Jorge inició su proyecto con un sueño, uno donde la hermandad sería pilar principal y los prejuicios no tendrían cabida; sin duda una formula simple de escribir, pero nada fácil de aplicar. Con esa idea clara y las ganas de crear el mejor estudio de tatuajes en México, nació Hakuna Matattoo, Social Club.

El proyecto fue aceptado por la gente y creció rápidamente gracias a esta aceptación, Hakuna Matattoo abrió su segunda sucursal en la CDMX. PICNIC estuvo presente en la inauguración y pudimos platicar con Jorge Alberto Osmorby, conocido por los amigos como “Turbo”, el fundador del estudio.

“Crecí con el tatuaje, mi tío tenía un estudio. A los 12 años yo hacía dibujos y mi tío los tatuaba. Eso fue muy fuerte para mí, puedo decir que esto me motivo para convertirme en tatuador”.

Durante los 15 años que “Turbo” lleva tatuando, su talento lo ha llevado a formar parte de la mayoría de los estudios más importantes del país y a tatuar en el extranjero; Dinamarca en 2013, Noruega en 2014 en “Kristiansand Tattoo Convention”, Alemania y Estados Unidos.

“Mi primer tatuaje, lo recuerdo bien. Hice un diablo que todo mundo decía que era un perro, entonces a la persona que tatué le dije: wey, mejor ya di que es un perro”

4 años después de su primer tatuaje, Jorge inició profesionalmente y desde 1999 el éxito ha sido sólo una consecuencia de la constancia y el talento que desarrolló con el paso de los años. Su secreto es ver tatuaje hasta cuándo va al baño.

“Veo tatuajes hasta cuando voy a …. el baño. Me entrego y dedico 100 por ciento a él. Es una adicción, el tratar con la gente y crear un vínculo a través de algo permanente en y con ellos”.

Su filosofía es muy clara; “cuando algo te apasiona, no lo llamas trabajo. Si te dedicas a hacer lo que te gusta, no trabajarás ni un solo día de tu vida”. Por eso es que tiene revistas de tatuajes en el baño de su casa, su pasión la vive a diario y en todo momento. Sin embargo, existe una segunda actividad que disfruta al cien y a la cual se entrega de la misma forma que al tatuaje, la de ser papá. Nos confesó que si bien, siempre está tatuando, también siempre se esfuerza por estar con su familia y disfrutar a sus hijos.

Hakuna Matatto. Efectivamente, una forma de ser.

El nombre del estudio se desprende de la frase que muchos ubicamos gracias a esa película de nuestra infancia donde Timón y Pumba nos enseñaron que la vida se vive mejor sin preocupaciones, donde siempre todo estaría bien. Así que a este estudio puedes acudir sin preocuparte, ellos te aseguran que tu tatuaje siempre saldrá bien.

Pero, ¿y por qué no preocuparnos si vamos a plasmar en nuestra piel algo permanente?

Muy simple, “Turbo” elige a los artistas de su estudio bajo dos criterios; talento y humildad, fortalezas que permiten generar una verdadera hermandad dentro del estudio y crea el ambiente perfecto para seguir desarrollando el talento de cada integrante, generando la confianza ideal para todo el que se acerque en busca de un tatuaje.

“Puedes tener la mejor inversión en equipo o instalaciones pero si no existe en cada uno de los tatuadores esa humildad que les permita desarrollar su talento cada día, no tienes nada. Puedes tener mucho talento, pero si eres arrogante no te va a funcionar. El talento y la pasión no se compran, se necesita ser autentico, olvidar la pose y ser empático para poder tener una buena relación con el cliente, ellos son todo para nosotros”.

El ruido comenzó a ser más abrumador, la fiesta crecía y a “Turbo” lo reclamaban sus amigos, así que nos despedimos, pero antes de retirarse, aceptó dar un consejo para todos esos artistas que inician:

“Rodéate de gente creativa, aléjate de las personas destructivas y trabaja duro, ve por lo tuyo y se feliz haciendo lo que más te gusta”.

Para finalizar, dejó un agradecimiento especial: “Quiero agradecer al señor Francois por creer en mí en todo momento y a Revista PICNIC por ser parte de esta inauguración de nuestra segunda sucursal, estamos muy agradecidos. Y pues vamos por una chela ¿no?”.

Tuvimos que aceptar la cerveza y no nos quedó de otras más que disfrutar de la fiesta, pero eso, es otra historia.

Ya sabes, puedes tatuarte en cualquiera de las dos sucursales de Hakuna MataToo, Social Club: Insurgentes sur 26 o Puebla 303 y vive la vida sin preocuparte.

Sobre El Autor

"El color es la tecla. El ojo el macillo. El alma es el piano con muchas cuerdas. El artista es la mano que por esta o aquella tecla hace vibrar adecuadamente el alma humana" -Kandinsky