REVISTA PICNIC Haz un cortometraje en 10 días / Ildefonso Mercadillo - Revista PICNIC
CINE DE ARTE

Hace algunos años…

Aproximadamente en 1895, el cine surgió como una nueva propuesta tecnológica dispuesta a romper algunos paradigmas en ámbitos como el de la fotografía, la literatura y  la sociedad. Más adelante vendría a permear todos los campos existentes.

En sus inicios, el cine comenzó como cortometraje, la duración de los primeros trabajos cinematográficos creados por Edison y los hermanos Lumiére, no tenían el tamaño ni la resolución de un proyecto actual, su longitud temporal apenas llegaba a unos cuantos minutos y la calidad del video era muy baja. Fue el tiempo y la tecnología los que hicieron que evolucionara en largometraje

En años posteriores, el cortometraje quedó totalmente de lado, las grandes marcas de publicidad no veían un mercado muy viable para invertir su dinero y los cortos pasaron a ser usados más como una herramienta que ayudaba a que los directores novatos encontraran su estilo y no como un campo que se podía explotar de la misma forma que un largometraje.

Hopulu Pulele from BLUE HEAD FILMS DIGITAL on Vimeo.

Afortunadamente…

En la actualidad, las nuevas tecnologías han hecho resurgir al cortometraje. El surgimiento de las redes sociales, la aparición de dispositivos de video más económicos y programas de edición de video menos complicados de usar, han facilitado la creación y el acercamiento de más personas a esta profesión. Es así como se le han abierto las puertas a los nuevos directores que ahora son los encargados de romper los estereotipos de la industria del cine y con sus propios recursos crean las nuevas tendencias.

Todos los días me he topado de frente con un obstáculo cuando paso frente al espejo”.

Ildefonso Mercadillo es una de estas mentes maestras que utiliza su inagotable creatividad para sorprendernos con sus extraordinarios proyectos audiovisuales. A la fecha, ya con una amplia experiencia, ha dirigido proyectos como el de Höpulu Pulele, Mercurio, Seres Fantásticos y 203 cosas que se de santería.

“Hacer cortometrajes es un privilegio que se tiene bajo la imposibilidad de poder crear un mundo sobre la pantalla que dure una hora y media, que cuente con el apoyo necesario para ser distribuido y que tenga la posibilidad de producir ganancias…”.

El mundo cinematográfico es su vida, su pasión y a pesar de que no distribuye sus proyectos, estos son su diario audiovisual. Ildefonso los realiza en calma, en completa soledad. A cada proyecto le imprime una gran porción de su ser, es por eso que los resguarda hasta que encuentra el mejor momento para expresar su sentir a través de su trabajo.

“El cortometraje se mueve en un circuito diferente, donde la calidad del contenido y su propuesta audiovisual puede llegar a superar a muchas películas que produce el IMCINE con presupuestos altísimos, donde sí existe un espacio de exhibición”

Ildefonso consigue su inspiración cuando se coloca frente a un cuadro de Otto Dix en el Museo Nacional de Arte; del trabajo constante y por supuesto, de otras propuestas cinematográficas. Al tenerla, comienza con el proceso de pre-producción, donde se preocupa por encontrar las locaciones, platicar con los actores, la iluminación y todos esos detalles que las personas ignoran, pero que son esenciales para hacer un proyecto audiovisual.

Para todos aquellos interesados en la producción audiovisual, Ildefonso Mercadillo estará presentándose en Casa PICNIC para impartir un curso donde mostrará a sus alumnos cómo se pueden involucrar en el mundo del cine y cómo desarrollar sus proyectos con la menor cantidad de recursos, sin dejar de lado la calidad.

No necesitas conocimientos previos, el taller va dirigido a cualquier persona con la intención de querer comunicar alguna inquietud a través de un proyecto audiovisual.

Casa PICNIC