REVISTA PICNIC HVOB: coexistencia en armonía de los sentidos - Revista PICNIC

Deep Techno, Vocal Pop, visuales, música, melancolía y pasión, son características de una simbiosis creada por un duo de productores Austriacos; Her Voice Over Boys (HVOB).

Emergentes de la banda austriaca HerbstrockAnna Müller y Paul Wallner han construido poco a poco un proyecto imposible de encasillar en una disciplina. A pesar de que el centro y la base de construcción de estos productores es el sonido acústico, sintético y vocal, la colaboración con artistas visuales los ha llevado a cimentarse como una propuesta multidisciplinaria, algo más allá de un simple proyecto musical.

A propósito de su próxima presentación en el Carnaval Bahidorá, tuvimos la oportunidad de platicar con Anna Müller (vocal y productora), quien comenzó aclarando que HVOB no podía encerrarse en un sólo concepto, describiendo que lo que conforma el proyecto es una serie de sentimientos e intuiciones que concluyen en un material final que refleje la personalidad genuina de los que integran el proyecto.

Realmente tratamos de concentrarnos en la música, en nuestros sentimientos al hacerlo, en nuestra intuición. Queremos que la gente sepa qué es importante y de qué se trata la HVOB: la música. No vendemos mercancía y evitamos mostrar nuestras caras todos los días en todas las redes sociales. No soportamos la idea falsa de una persona viviendo una vida falsas.

Aunado a la creación basada en sensaciones, Anna nos contó sobre la visión respecto a la presentación de una pieza artística completa y no únicamente sonora.

Foto: Lukas Gansterer

Para HVOB, la música, las artes, el video y las imágenes se fusionan en una sola, logrando una coexistencia en armonía que presiona mutuamente, para que las magia de su arte suceda.

La estética de un sonido o una canción, cómo se ve y cómo se siente a través de todas las disciplinas: esto es realmente importante para nosotros. Trabajamos bajo los mismo principios con los artistas visuales. De Viena nos acompaña «Lichterloh», quien realiza todos nuestros videos musicales.  Para el álbum Trialog la unión fue con el artista contemporáneo Clemens Wolf.

«Creo que es una mezcla, una simbiosis de dos mundos que emergen en uno. Eso es lo que queremos lograr»

Ver imágenes en una melodía o escuchar música en una imagen es algo que no todos logran, debido a la distancia entre los sentidos que percibe cada uno; es por esto que quisimos adentrarnos al proceso de quien sí lo logra y conocer los caminos que HVOB sigue para crear cada material.

Paul y yo creamos las canciones en el estudio. Tan pronto como estas estén terminadas, Lichterloh asume el control y nos dice lo que estas le hacen ver/sentir. Es un trabajo muy cerrado e intenso, pero ellos entienden perfectamente lo que queremos contar.

Foto: Lukas Gansterer

Siendo un poco más puntual, Anna nos contó un breve paso a paso, sobre la manera en la que van creando:

Primero, estoy sola, sentada y empiezo a escribir. La mayoría de las veces empiezo con un ritmo, luego sintetizador, luego voz. Realmente es ese proceso casi todo el tiempo.

Tan pronto como creo que no puedo agregar más, se lo llevo a Paul y terminamos la canción juntos. Para otras canciones, es al revés; Paul comienza con algo y me lo da a mí. Hay canciones que son más escritas de la mano de Paul, otras donde está totalmente claro que sólo soy yo. Creo que cuando conoces HVOB un poco, puedes diferenciarlo con toda seguridad.

Esta fluidéz y pasión con la que generan cada material, ha llevado a este duo austriaco a los festivales más importantes del mundo. Su más reciente presentación: Sonar.

«Fue un gran honor tocar en Sonar Barcelona y ser cabeza de cartel en el primer día. Eso fue un sueño hecho realidad.» dijo Anna previo a recomendarnos ver la presentación en Youtube.

Intentamos y trabajamos muy duro en nuestro set en vivo, por lo que queremos que sea como el siguiente nivel de cualquiera de nuestras canciones. Tocar en vivo, para nosotros, es esencial.

Hablando un poco sobre sus presentaciones en México, Müller reiteró su amor por el público mexicano:

Hemos estado en Ciudad de México antes, fue una idea genial. Creo que agotamos nuestras entradas y nos sentimos extasiados por todas las personas que estuvieron allí, conociendo las letras y dándonos tanta energía positiva. Realmente amamos tocar en México, se puede sentir alegría y positivismo cuando estás en el escenario.

«Eso es especial, México es especial».

Esas fueron las palabras de Anna para cerrar una plática que nos motiva aun más a asistir al Carnaval Bahidorá y ver lo que HVOB trae preparado para esta presentación.