REVISTA PICNIC ÌFÉ: La rumba espiritual - Revista PICNIC
CINE DE ARTE

ÌFÉ: Amor, espiritualidad melódica, diálogo cultural, oportunidad, conciencia y expansión.

Hoy en día existen propuestas melódicas que van más allá de un simple entendimiento rítmico; si bien, las melodías finales te motivan a mover tu cuerpo al tiempo de los compaces de la canción, lo que vibra en tu cuerpo proviene de una intensión más grande. Las piezas de ÌFÉ

ÌFÉ es algo más; es una oportunidad de compartir, un viaje desde la consciencia con la intensión de plantar semillas musicales a través de la cooperación para crear un diálogo cultural que gire entorno al amor, la familia, la espiritualidad de la música y la conexión entre los que se encuentran escuchando.

Tuvimos la oportunidad de hablar con Otura Mun, productor y fundador de ÌFÉ, quien con una conversación amena y un español con acento puertoriqueño un poco tropezado, nos contó sin pausas y de manera muy puntual en los años, sobre sus raíces musicales y su evolución.

Las artes sonoras corrían en sus venas desde muy temprana edad. Los genes artísticos heredados por su madre pianista, hicieron que Otura desarrollara la sensibilidad adecuada, inclinándose hacia el lado de las percusiones. Fue así que la batería se hizo su aliada en la adolescencia.

foto: Joa Rodríguez

Durante su estadía en Texas, el apego musical fue más hacia corrientes del hip-hop en formatos de DJ Set. No fue hasta el año 97, tras su visita a Puerto Rico donde el amor por la cultura latina lo envolvió. La Salsa y el Merengue fueron fuente de inspiración de muchas de sus creaciones.

Sus ganas de aprender más sobra la cultura, lo hicieron volver a Puerto Rico, pero esta vez de manera más formal. Tan pronto como le fue posible y sin importar su poco manejo del idioma, comenzó a trabajar en el medio.

La escena Rave estaba en su mejor momento, así que Otura decidió mostrar su talento en el género electrónico y comenzó a moverse como DJ dentro de la misma.

Durante su tiempo de aprendizaje en Puerto Rico, trabajó con bandas y artistas como: Cultura Profética (con quienes salió de gira), con Carlos Santiago produciendo en su banda Davila 666; y 2 discos con Mima; todos talento latino de los cuales aprendía sobre la cultura musical del lugar.

Un viaje de 3 meses durante el 2012, en el cual estudié de manera más profunda el mundo de las percusiones y la rumba cubana.

Fue en su regreso de este viaje que decidió darse un respiro e internarse en un mundo espiritual. Pero fue en el 2013 cuando comenzó sus estudios formales que le permitieron comenzar con la ruptura de las reglas establecidas y así crear lo propio.

El resultado de toda esa pasión latina que corría por sus venas en combinación con los ritmos africanos, más los años de estudio sobre el género electrónico, las percusiones, el Jazz y entender la base de improvisación que tiene la Rumba; lo llevaron a generar una mezcla única.

Si logras entender los procesos de cada género y las reglas de los mismos, s cuando puedes y romperlas y comenzar a jugar con ellas para crear algo genuino. Eso fue lo que hice.

Basado en las ondas de las percusiones de tambores como la Bata, en combinación con sensores electrónicos internos, Otura logra adueñarse de cada «poom» y manipularlo a favor de la generación de sonidos vibrantes que logran acelerar el ritmo cardiaco y conectar armonizar el cuerpo con cada movimiento y sonido.

La idea es crear, manejar y cambiar los sonidos pero respetar la manera en la que se tocan los instrumentos.

La modernidad de los sonidos combinado con los clásico de los ritmos del Danceball jamaicano y la Rumba, son características de la propuesta musical de ÌFÉ; pero no sólo de esto se nutre su música.

En el 2015, Otura fue nombrado sacerdote Yoruba, lo cual le permitió abrir sus mente hacia la vida y re-aprender sobre ella, la libertad, la fuerza y el destino; conceptos que inundan cada sonido que produce.

La música de ÌFÉ es para que el alma se divierta. A través de nuestros sonidos transmitimos un mensaje de amor y espiritualidad. Amamos compartir eso con la familia que se crea de la unión natural de las melodías.

ÌFÉ estará presente en el Carnaval Bahidorá y estamos seguros que nos llenará de magia y transportará nuestros cuerpos a un estado de paz y goce.