REVISTA PICNIC Inspector @ Carpa Astros - Revista PICNIC
Todas la pecas del mundo

“Un saludo a todos los de la vieja escuela que vinieron con sus hijos”, dijo Big Javi, vocalista de Inspector a una Carpa Astros que lucía llena. En ese momento, un niño con una playera cuya leyenda decía “C+V” volteó a ver a su padre que portaba la misma prenda pero con el slogan ”C+C”. En ese momento me di cuenta de lo que en realidad significa la música de Inspector para una generación. No solo es desmadre o pasar un buen rato, se trata de amor y el amor se puede encontrar en todas partes.

La cita era a las 8 de la noche. Afuera de la Carpa hacía frío y estaba chispeando, sin embargo esto no parecía importar. El público se notaba entusiasmado, algunos bebían otros apaciguaban el hambre con un hotdog o hamburguesa con papas. Cuando Steady’s 45’’ subió al escenario, aquellos más clavados en los orígenes del ska vieron una oportunidad para poder sacar sus mejores pasos. Su show de media hora, o un poco más, recorrió distintos estilos, un poco de rocksteady por aquí, algo de reggae por acá, un buen calentamiento.

El ambiente realmente prendió cuando Out Of Control Army comenzó su set. Su estilo se apega más al de Inspector, mucho más 2tone, más fiesta. Esto, además del éxito que ha tenido esta agrupación en su corta carrera, provocó que los asistentes se contagiaran y empezaran a llenar el interior de la carpa. Quizás su mejor momento fue cuando interpretaron el soundtrack de Dragon Ball GT. Esto es obvio, la mayoría de los presentes crecieron con las aventuras de Goku así que no tenían problema en cantar la letra de principio a fin. Otro cover, Monkey Man, dio por finalizada su actuación.

No hubo que esperar mucho para que Inspector subiera al escenario. Los regios empezaron con “Pánico”, canción que forma parte de su nuevo disco y que para mi sorpresa no ha tardado mucho en arraigarse en el público.

Una de las cualidades poco apreciadas de Inspector es la manera en que acomodan las canciones en sus conciertos. La banda nunca se enfoca en un disco en particular, saben cuales son las canciones que han tenido éxito y las ordenan de manera que el show mantenga siempre al público hasta arriba. “Sin rencor”, “Por última vez”, “No piensa en ti”, fueron algunas de las canciones que provocaron canto y baile durante la primera parte del show.

Otra cosa que llama la atención es que se trata de un grupo que no olvida sus orígenes. Cada que puede incluye en su set una o más canciones de su primer disco, Blanco y Negro, que en su momento logró llamar la atención pero que con el tiempo ha sido olvidado por gran parte de su público. “Deja ya de mentir” y “Araña Ska”, fueron las encargadas de representar esa icónica época de los regios.

Big Javi es una persona llena de amor, y un excelente intérprete romántico. Desde regalar rosas a las chicas de la primera fila hasta señalar y dedicar canciones a todas mujeres. Quizás el mejor momento para el vocalista fue su interpretación de “Bésame Mucho”, de la compositora mexicana Consuelo Velázquez. Su interpretación recuerda a los grandes baladistas como Frank Sinatra o Tony Bennet, increíble.

Los grandes éxitos no podían faltar. “Amnesia”, “Amargo Adiós”, “Y Qué” y “Me Estoy Enamorando” fueron sin duda las grandes ganadoras de la noche, una noche especial para la banda y para un público que no permitirá que el ska mexicano caiga en el olvido.

Texto: Ruy Martinez

Fotos: Liliana Estrada