REVISTA PICNIC Juan Cirerol @ Lunario del Auditorio Nacional - Revista PICNIC

En los días de música triste…

 o de Juan Cirerol como el cantautor emblemático de una generación.

Por Guillermo Rivera Escamilla

Hablar de Juan Cirerol, es hablar de uno de los cantautores mexicanos más sobresalientes en los días que corren. Hay quienes lo detestan o alucinan; hay muchos que le admiran y respetan; como la gente que se dio cita y agotó las entradas al Lunario del Auditorio Nacional, la noche del sábado 12 de noviembre.

Desde ese lugar, el músico originario de Mexicali, deleitó al público con veintitantas canciones, la mayoría de ellas de su autoría; y aprovechando la ocasión… también presentó su más reciente EP, En los días de música triste.

Antes de comenzar, se escuchaban algunos temas del Ramón Ayala, pieza fundamental para entender la música de Cirerol y todo lo que implica vivirlo “en directo”. Las luces se apagaron pocos minutos después de las nueve de la noche. Las pantallas que transmitían publicidad de los eventos por venir, cedieron su espacio al que sería un escenario única y exclusivamente para el oriundo de Baja California y la “Cirerol’s Band” que le acompañaba.

cirerolweb10

Por tratarse de un concierto “para todas las edades”, no se permitía circular libremente con bebidas alcohólicas en mano, no hasta que el ambiente musical fue tal, que la seguridad cedió un poco. Esto es importante, porque el sonido de Cirerol al día de hoy, remite a las cantinas, a la carne asada que tanto gusta en el norte del país, a las borracheras sin fin en compañía de las mejores amistades.

Arrancó con Algo que tenemos en común” y cuando interpretó I Love You, el público eufórico ya era completamente suyo. Lo demás fue mera cuestión de tiempo. Solo o con la banda completa, él tocó la guitarra con destreza. Se acomodaba la armónica o se la quitaba y la gente lo aplaudía, le gritaba y brindaba a la distancia como respuesta a sus sonidos evocadores de nostalgia, por lo amores perdidos, por el tiempo que sigue su curso. Canciones que transportan a esos días lluviosos y/o nublados, pero siempre con ánimo para seguir cantando.

 cirerolweb2

Transcurrida la mayor parte del espectáculo, nos acercamos a la barra para refrescar la garganta con cerveza; y ahí sí que había un chico menudito, zapateando al ritmo de las últimas interpretaciones: “Eres tan cruel”, “Hey soledad” y “Mentanfeta”, con ésta última culminó un “ritual irrepetible”; las tres son canciones que se han vuelto himnos.

Cuando Cirerol agradeció ya todo alrededor eran rostros de satisfacción, por las veintitantas canciones que interpretó, por el estilo tan particular con que lo hace y que lo ha llevado a convertirse en eso: el cantautor emblemático de una generación. “Cumpliendo sueños”, como él dijo.

Seguro hay quien lo detesta y por supuesto, también están quienes disfrutan de su música; lo que es innegable es que no pasa desapercibido… y si no lo cree, le invitamos a que el día que tenga oportunidad vaya a verlo (se presenta el 24 de noviembre en Guadalajara). Si es con cerveza helada, carne asada y canciones de Ramón Ayala como “aperitivo musical” antes de comenzar el recital… será sensacional.

Fotos por @BrutalMusicPics  @Edgar Ibarra

Guillermo Rivera Escamilla

Maestro en Estudios Políticos y Sociales; Licenciado en Ciencias de la Comunicación con diploma en Divulgación de la Ciencia y alumno de la carrera de Estudios Latinoamericanos en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM. Actual responsable de Videoteca en la Unidad de Servicios Audiovisuales de UNIVERSUM, Museo de las Ciencias. Ha colaborado en el Sistema Nacional de Noticiarios del Instituto Mexicano de la Radio (IMER), las revistas Indie Rock’s, Zócalo y el desaparecido portal universitario escrutinio.com.mx