REVISTA PICNIC Kase-O @ Pabellón Cuervo - Revista PICNIC
CINE DE ARTE

Violadores del Verso irrefutablemente, marcó e influyó a la mayor parte de raperos de habla hispana.  Siendo una agrupación mítica donde cada uno de sus integrantes eran heavy-weight, en una de las escenas de hiphop más importantes, el que probablemente sea el integrante más destacado (sin demeritar a los demás) es sin duda Javier Ibarra a.k.a Kase-O. 

Originario del barrio de la Jota, este MC ha alcanzado el estatus de leyenda viviente. El principal atributo de este ícono del rap, es la lírica hardcore con un buen contenido, aderezada con un wordplay y un flow propio pero versátil. Javier Ibarra hace mucho tiempo hizo uno de los decretos más simples pero más contundentes. A través de este tiempo de carrera, siempre ha sido fiel a él:

«No me compares a un rapero que rima por rimar/Javier Ibarra es un único icono del puto RAP»

-‘Pura droga sin cortar’

Con 37 años vividos, Kase ha demostrado que el Diablo sabe más por viejo que por Diablo ¿Por qué lo digo? El pasado 5 de Abril, como parte de la gira del polémico LP El Circulo Javier Ibarra dio un show inolvidable para todos los asistentes.

La noche comenzó a asentarse en la ciudad. Primeramente, el venezolano Mc Klopedia comenzó con un show lleno de energía, inundando el ambiente con su característico flow y fraseo, representando el rap latinoamericano, mostrando grandes de dotes de showman, sabiendo conectar con el público.

Posteriormente, llegó el primer representante del rap de España: El Momo.  Con un show plagado también de energía e inclusive con una voz parecida al estelar; este MC de Zaragoza también sabe de qué va la movida del rap. Conectando con el público de forma contundente, los vitoreos, chiflidos y gritos no pararon de cesar a pesar de ser un MC que le estaba abriendo a Kase.

Ya dejando al público a punto de explotar, las luces del recinto bajaron; aumentando el suspenso entre los presentes. Cuando de pronto la iluminación cambió para darle paso al estelar de esa noche. Sin más preámbulo, soltó el primer cañonazo de la noche.

Con una base contundente llena de bajos agresivos y flows conectados por el MC originario del barrio de la Jota,  pronto contrastaron con la euforia del público quien coreaba al unísono y movía el cuerpo al ritmo de la música.

Kase-O presentó su polémico LP ‘El Círculo’ en la CDMX

Tras el primer track soltado, respetando su propia producción siguieron ‘Yemen’, ‘Triste’ y ‘Guapo Tarde’ para cortar la primer tanda de canciones. La iluminación era magistral ya que plagaban de matices el escenario, moviéndose de acuerdo a las barras escupidas por Javier. Verde, blanco y púrpura bañaban a la tarima y a sus ocupantes.

Posteriormente, con la euforia y emoción por los cielos, soltó ‘Viejos Ciegos’ para después darle paso a lo que sería una de las rolas más icónicas y la que probablemente sea la más representativa de Kase-O en cuanto a su leyenda: ‘Pura Droga sin Cortar’. Al estallar esta canción el público se tornó aún más eufórico y entusiasta. Javier decidió dejar sin descanso al público para entregar ‘Ninguna Chavala Tiene Dueño’.

Hay que mencionar que la carrera de Kase-O tanto con VDV y como solista han resultado carreras fructíferas, donde Javier ha brillado de manera simultánea. A pesar de que la gira sea para presentar El Circulo es inevitable que los clásicos suenen para darnos un dejo de nostalgia y alegría.

Siguieron ‘Amor sin Cláusulas’, para dar paso a una de las sorpresas épicas de la noche: Ariana Puello se trepó al escenario para acompañar a Kase y así, juntos interpretar ‘Billete de Ida hacia la Tristeza’ con la instrumental de ‘Affirmative Action’ de Nas, siendo uno de los momentos más épicos de la noche.

Antes de seguir con El Círculo Kase siguió apelando a la nostalgia con temas clásicos como: ‘Chúpala’, ‘Vivir para Contarlo’, ‘La Cúpula’, hasta que llegó la segunda sorpresa de la noche: junto a Mc Klopedia interpretaron ‘Pavos Reales’.

De aquí en adelante las canciones que siguieron fueron una bomba segura: ‘Javat’, ‘Boogalo’, ‘No sé que voy a hacer’ , ‘Mazas y Catapultas’ para cerrar (relativamente) con ‘Mitad y Mitad’, misma que tiene un sampleo de un clásico de la música hip-hop: ‘Planet Rock’ de Afrika Bambata.

La noche comenzaba a cerrarse, sin embargo, el público mexicano seguía sediento de rap, por lo cual Kase-O regresó con dos encores para dar el tiro de gracia y finalizar lo que sería uno de los mejores conciertos de rap en este año. El primer encore comenzó con: ‘Javat y Kamel’, ‘Como el Sol’ y ‘Repartiendo Arte’.

La sed se había disipado pero aún no terminaba de estar completamente satisfecha y Javier y R de Rumba (el DJ de VDV) lo sabían así que usaron las tres últimas cartas fuertes: ‘Basureta’ (aquí, al principio fue a capella y Kase cantaba sentado dando perfil al público y tres luces blancas lo enfocaban, formando una especie de corona) ‘Cantando’ y ‘Ballantines’.

Y tras un discurso lleno de paz y energía, Javier Ibarra cerró una gran noche diciendo: ‘podeis ir todos en paz…’. Y bien:

«No hay pasta no hay fama, sólo importa el RAP»

Fotos: Paola Baltazar