REVISTA PICNIC La dinamita de enérgicos beats de M.I.A. - Revista PICNIC
FICM

Texto por: Steff Torres.

Mathangi “Maya” Arulpragasam mejor conocida como M.I.A, es una mujer de armas tomar. La estética que está productora ha manejado a lo largo de su carrera, hace referencia a su duro pasado. Comencemos hablando sobre su acrónimo: M.I.A se debe a la frase Missing in Action, frase que se utiliza cuando se pierde la comunicación con un hombre durante una operación militar.

Sus primeros días de vida los vivió entre las calles de Londres. Al cumplir los seis meses su familia decidió mudarse a Jaffna, en Sri Lanka. En medio de la Guerra Civil que se vivía, su padre fue la principal influencia a la resistencia del sistema, este fue un activista del grupo de los Tigres Tamiles, (quienes pelearon 26 años contra el gobierno). Esto ocasionó ellos se mantuvieran ocultos y sin lujo alguno, pero el arte floreció a pesar de las adversidades.

M.I.A. siempre tuvo un gusto especial hacia la pintura. Buscando una mejor calidad de vida, regresó a Londres, para comenzar su carrera como artista visual, convirtiéndose en directora en el año 2000. Dos años después se adentró al mundo de la música, donde mezclaría el rap con la electrónica y toques pop, dándole un sentimiento especial a su sonido.

Siendo el 2005, el año que la vería debutar con Arular, un álbum que llamó la atención desde el primer momento; por lo revolucionario de sus letras y tener a una mujer que tomando el micrófono como MC .

En honor al nombre de su madre, la segunda producción de esta productora se titula Kala. El estilo y el sonido maduraron. Resaltan más enfoques hacia el funk y un sonido que bien podría musicalizar una película de Bolliwood. Siendo «Paper Planes», la canción que la lanzó a la fama mundial.

Para su tercer álbum /\/\ /\ Y /\, M.I.A sabía que podía hacer su música de forma independiente y creó su propia disquera llamada N.E.E.T, con algunas colaboraciones de amigos como: Diplo, Switch y Sugu Arulpragasam. Maya es un poco menos energético que sus producciones pasadas, pero el mensaje político siempre se mantiene.

Para Matangi, la productora se metió de lleno al estudio para formular sonidos que recopilaran su carrera, pero tuvieran más toques pop. Su último disco AIM, es sublime. El mensaje que maneja es de esperanza y paz. Su significado en español es objetivo, y para su portada tomó como inspiración la bandera de la Nación de Refugiados. No podemos esperar a bailarlo en Ceremonia.

M.I.A es una artista completa que hace vibrar el suelo. La energía y el hambre de protesta puede sentirse cada que se escucha su voz. Sabe que al ser una figura pública puede ayudar a todos aquellos que no tienen voz, sin poses y sin mentiras, habla de lo que ha visto. Por sus ojos ha visto la vida de otros irse y ha sentido las balas de cerca.

Los proyectos femeninos en Ceremonia cada día tienen mayor importancia y M.I.A es un referente perfecto que grita por la justicia, al mismo tiempo que pone a bailar el cuerpo y el corazón.