REVISTA PICNIC LA FOTOGRAFÍA POLICROMÁTICA DE EMMANUEL CARVAJAL - Revista PICNIC

Por ahí de 1995 en la edición de Junio/Julio de American PhotoDavid LaChapelle mencionó en una entrevista:  “Mi trabajo consiste en hacer dulces para los ojos. Se trata de captar tu atención». Este mismo genio se ha convertido en una importante referencia para aquellos que aspiran a contar historias a través de la lente. Emmanuel Carvajal, por ejemplo, es un joven mexicano que crea auténticas imágenes polícromas, atrapando el interés del observador y provocando experiencias agradables.

Actualmente, Instagram se ha convertido en su propia galería en donde exhibe su colorido trabajo. La originalidad y su capacidad para hacer fotografías con elementos únicos aunados al movimiento y patrones divertidos; lo hacen destacar en el país dentro de esta disciplina.

Hace unos años, su papá le regaló una cámara para viajes y fotos familiares. Comenzó a capturar todo lo que le rodeaba desde coches, nubes, montañas hasta personas de su familia. Al hacerlo de manera constante, encontró un gusto en el ejercicio de enfocar y retratar. En una serie su papá le preguntó por qué no salía en estas, pero a Emmanuel le gustaba más que su familia, sus amigos y los paisajes fueran los protagonistas de sus imágenes.

Con su primer cámara, Sony Cybershot, tomaba fotos y las subía en sus redes. Sin imaginar el alcance que tendría, una de sus amigas a quien fotografiaba, le sugirió hacer una página para mostrar su trabajo. Pronto, los likes y los seguidores aumentaron y así fue como consiguió su primera experiencia profesional al hacer una sesión para la hermana de su amiga.

Cuando se dio cuenta que su trabajo le gustaba a otras personas, comenzó a aprender de la mejor manera: la práctica. Después de todo, el mismo Mario Testino (otro gran referente para Emmanuel) también aprendió empíricamente este arte. Emmanuel ha perfeccionado su estilo gracias a la experimentación:

Desde que empecé no he parado, a veces tomo 40 fotos para elegir sólo 1 pero me gusta para practicar y lograr un momento espontáneo. Cuando tus fotos son más naturales, logras contagiar la energía de una persona o el lugar.

Sus primeros shootings fueron muy variados, realizaba desde retratos en paredes de colores hasta espacios llenos de placas de vinilo. Sus amigos lo apoyaban con ciertas ideas, incluso buscaba escenarios diferentes como campos de flores, paredes con ladrillos, hojas secas de un parque o un lugar de coches viejos para transmitir un mensaje: un viaje en el tiempo con elementos modernos.

No se trata de lo que observan a detalle en cada fotografía, se trata de lo que les hace sentir y pensar a primera vista.

Aunque su estilo ha evolucionado con la edición desde la primer sesión que realizó en un viaje familiar; Emmanuel mantiene la esencia detrás de cada foto. El arcoiris, colores vivos, retratos, simetría, patrones y movimiento son parte de su sello distintivo. Entre vectores se ayuda del elemento polícromo en cada captura para expresar las emociones e historias.

Me gusta pintar los lugares icónicos de cada ciudad y transformarlos para mostrarle al mundo mi propia versión de cada lugar al que voy.

De hecho, en un viaje a Cartagena con sus amigas, Emmanuel realizó una fotografía sobre mujeres desde un balcón. Después de un año la editó en Photoshop pintando el suelo de diferentes colores y la subió a Instagram. La misma cuenta de la red hizo un repost de la imagen. Desde entonces, decidió transformar muchos lugares y llenarlos de tonalidades con ajustes divertidos y originales.

Es cierto que Instagram ha sido un medio importante para muestra de su arte, sin embargo, para él es fundamental tener cuidado en no perderse entre la variedad de ideas que hay en la red. Como generador de contenido, asegura que es importante innovar, crear y comunicar. Por lo que recomienda abrir la percepción y la vista para ofrecer algo único y propio:

A veces tienes una idea de algo y en lugar de seguir pensando cómo puedes crearla o hacerla cool, corres a una plataforma para ver cómo otras personas han hecho algo parecido y eso empieza a influir inconscientemente en lo que quieres llegar a hacer y terminas con referencias de todo mundo, menos tuyas.

En el camino ha encontrado que en las redes sociales, la mayor parte de la gente no suele considerar el proceso creativo que hay detrás de una buena captura. Un concepto puede originarse de una canción, una película, un libro o una ilustración que estimule su imaginación.

El chiste de todo esto es saber valorar tu trabajo y conocer el potencial que tienes para tener la seguridad que se necesita para no quedarte en el camino o no perderte con lo que buscas transmitir o con lo que quieres trabajar.

Para Emmanuel, el poder de la foto reside en compartir la energía de un lugar o una persona y contagiar al espectador de esta sensación. Su arte pretende provocar una sonrisa al menos por unos instantes a quien sea que haya tenido un mal día.

Me gusta que las personas que ven mis fotos, se transporten automáticamente a ese momento e imaginen que están en ese lugar, viajar sin la necesidad de moverte. Las historias que busco transmitir siempre son de superación personal y amor propio; recordar algún buen momento de tu vida al observar una fotografía y rehacerlo.

Gracias a su singular estilo, se define como divertido, espontáneo y atractivo. Ha participado en dos exposiciones colectivas en San Luis Potosí con fotógrafos locales y una en la CDMX junto a más instagrammers del mundo. Además, ha colaborado con marcas reconocidas como Caribe Cooler, Leco, Timberland, Starbucks, Johnnie Walker, WeWork, Corona, Facebook, Trident, entre muchas otras.

En el camino de la fotografía hay muchas personas tratando de hacer lo mismo que tú, así que ponle tu sello personal a todo lo que hagas (eso que te gusta y te hace diferente) y siempre innova tus ideas.

Dentro de sus proyectos se encuentra empezar una asociación que ayude a las personas a transformar su entorno y sus expectativas de vida a través del color; así como conocer lugares nuevos para mostrar el mundo desde su perspectiva y sus colores.

Quiero dejar un poco de mi en toda la gente que me sigue y ayudar a tener un mundo más positivo.

No por nada Irving Penn decía que una buena foto es la que comunica, toca el corazón y convierte en otra persona a quien la observa. Con un propósito noble como transmitir alegría, el trabajo de Emmanuel Carvajal logra mucho más que deleitar la vista. Entre sus fascinantes retratos, instantes decisivos, paisajes teñidos de multicolor; inevitablemente anima a sentir la energía positiva radiada desde la persona detrás de la cámara. 

Busca lo que siempre te inspire, lo que te ayude a crear cosas nuevas y aprende todo tipo de foto, práctica y enfócate en esas cosas que más te gustan y te salen mejor. Encuentra esos rincones que están escondidos, todo sirve para crear siempre.

Te invitamos a seguir las cuentas oficiales de este talentoso fotógrafo mexicano:

Facebook: Emmanuel Carvajal