REVISTA PICNIC La Marin, historia del Streetwear en un solo lugar - Revista PICNIC
FICM

Se dice que todo comenzó con un garabato en unas tablas de surf artesanales en Laguna Beach California. El culpable; Shawn Stussy, que a principios de los 80 rallaba su apellido sobre sus tablas y posteriormente decidió utilizar esa firma para colocarla en playeras y shorts que vendía en la cajuela de su auto. Stussy nunca creyó que con esto estaría dando origen a todo un movimiento que poco a poco se convertiría en una de las tendencias de moda e ideas contraculturales más grandes en la historia; el Streetwear. Si bien en un principio era un estilo o forma de vestirse que caracterizaba a los jóvenes de los 80, poco a poco dejó de ser solo ropa para convertirse en protesta, rebeldía y fuerza que se expresaba a través de las prendas con las que vestía toda una generación cansada de las apariencias e hipocresías de la sociedad.

Poco a poco las calles se convirtieron en el espacio donde las personas lograban ser ellos mismos; cómodos, sin poses. Un lugar donde no le entregaban cuentas a nadie. Provocando que la moda encontrara el escaparate más sincero y libre de prejuicios. Características que hasta hoy mantiene la esencia del Streetwear.

Stussy se volvió una leyenda y comenzaron a surgir los personajes que se convertirían en referentes de esta tendencia, como Jean-Michel Basquiat; uno de los artistas más brillantes de la era moderna que aún en su corta vida logro dejar una gran contribución al arte. Su forma de vida, irreverencia, el graffiti, y rebeldía hacían clic de forma innegable con la ideología del Streetwear que comenzaba a tomar forma en los 80.

Luego apareció Nick Tershay, personaje que se encontraba ligado de forma inmediata con la vida urbana y la aventura de las calles. Un skater que se convirtió en diseñador, repitiendo la formula de la leyenda de Stussy. Nick, también conocido como Nick Diamon, comenzó con su línea de accesorios y ropa para skate en 1998. La marca de Nick, Diamond Supply Co., se volvió popular entre las leyendas del hipo hop y estrellas del skate, al realizar una colaboración con Nike.

Pocas marcas de skate logran presumir del nivel de prestigio y estatus de culto, así como de credibilidad con la que cuenta esta marca.

Hoy en día, las mismas calles que han visto nacer y crecer esta moda, son el pretexto perfecto para reencontrarnos con el movimiento y reinventarlo con prendas que siguen buscando el confort y la libertad que caracterizan al Streetwear. Sin embargo, encontrar en México las marcas más legendarias de este movimiento no es fácil y los verdaderos amantes de esta moda siempre han estado en busca de espacios que puedan acercar a ellos marcas como Diamond Supply, HUF, Griszzly, Cayler & Sons, Rebel 8, The Hundreds Stussy y Blackscale, por mencionar algunas. Pero como era de esperarse y para no variar, en nuestra amada CDMX siempre existe ese lugar especial que tiene lo que buscas, ese rincón de la ciudad que se convierte en tu lugar favorito.

Es el caso de La Marin, una tienda que poco a poco comienza a estar en el radar de los skates y amantes del Streetwear. Ubicada en el primer piso del ya conocido Barrio Alameda del centro histórico, La Marin es un oasis donde puedes encontrar marcas legendarias, colecciones especiales, gorras, sudaderas, penny boards y un sin número de accesorios. El ambiente es de lo más relajado, el equipo de la tienda en turno ameniza tu visita con una muy buena selección de música de vinilos y al ser, todos fans de las marcar que tienen a la venta, platicar con ellos se convierte en parte de la experiencia.

La Marin

Se ha dicho que el Streetware ha perdido su esencia con el paso de los años, otros muchos, dicen que todo es una copia de lo que se usaba en los 80. Sin embargo, se les olvida que toda creación es inspirada en una fuente, en una corriente, y que la permanencia de una moda se convierte en tendencia gracias a la constante adaptación y reinvención de esta.

Prueba de ello son algunas de las marcas mexicanas que puedes encontrar en La Marin, como Antifashion y Huich-Art, esta última, una marca de gorras que se inspira y basa sus diseños en elementos del arte Huichol, fusionando la esencia de los pueblos de la Sierra Madre Occidental con las calles de la ciudad; vaya, reinventando los diseños de las clásicas gorras que todo skate ha portado desde los 80.

Al final, se trata de ser sinceros con uno mismo, sentirse cómodos y disfrutar del lugar y las compañías. Y si de paso eres amante de las marcas legendarias del Streetwear, ya sabes dónde puedes encontrarlas.