REVISTA PICNIC La masculinidad desde las pinceladas de Ana Segovia - Revista PICNIC

A lo largo de la historia, la masculinidad, como la feminidad, ha sido descrita con una serie de características y valores que vienen dados por su condición física y sexual con base en una cultura específica, mismos que sustentan la práctica de las relaciones sociales y la plena convivencia dentro del núcleo, pero ¿qué sucede cuando este universo de significados ideológicos y prácticos se muestra contrario a su naturaleza?

De la Ciudad de México con sede en Chicago (California), Ana Segovia de Fuentes es una artista dedicada a la escritura y la pintura con un particular interés por la figura masculina y las construcciones socioculturales que se generan alrededor de ella, razón por la cual su trabajo se centra mayormente en los clásicos estereotipos del vaquero en situaciones disruptivas.

Segovia es licenciada en Bellas Artes por la School of the Art Institute de Chicago, cuyos estudios le proporcionaron un amplio bagaje cultural dando como resultado un compendio de pinturas llenas de referencias e influencias cinematográficas, literarias y pictóricas, mismas que incluyen a artistas como Hockney, Schutz y Bacon. De esta manera, su aguda mirada y claridad de pensamiento muestra la hombría en un aspecto performativo, es decir, enuncia sin tapujos la complicidad entre los protagonistas, su atracción, aun cuando los cánones socioculturales se manifiesten en contra de dicha representación.

Su estilo distintivo se compone por colores uniformes como el rojo, verde, azul y amarillo acentuados con formas simples que logran establecer una escenografía bidimensional pero poderosa, incluso cuando los personajes no cuenten con un rostro definido o carezcan de contornos.   De hecho, su personalidad es tan ecléctica que en una sola pieza es posible observar diferentes técnicas como pinceladas gruesas combinadas con líneas muy delgadas o reflejos de luz y sombra en zonas específicas.

Su participación ha sido diversa en cuanto a exposiciones colectivas se refiere, destacando principalmente en Estados Unidos con Company of Flowers en Kruger Gallery (Chicago, 2016); Advanced Pain en Cry Cry Baby Gallery (Chicago, 2015) y Model Town, como parte del Pullman art Festival (Chicago, 2014); no obstante, su primera exposición individual se llevó a cabo en México en 1991, la cual se tituló “A Boy Named Sue”.

Si quieres conocer la complejidad y variabilidad del hombre desde las pinceladas de Segovia, te sugerimos seguirla muy de cerca a través de sus redes sociales y te invitamos a que nos dejes tu opinión en nuestra página de Facebook:

Ana Segovia

http://www.anasegoviadefuentes.com/

Picnic

http://www.facebook.com/picnicmagazine/