REVISTA PICNIC Premios CDMX: "La mejor forma de decir es hacer"-Mariana Linares - Revista Picnic
Revista Picnic logo
picnic_pam2017

Ciudades en constante movimiento, cambiando y formando un ritmo vivencial, hacen que estás sean puntos de partida, de llegada y de estancia. La CDMX, sin duda se encuentra inmersa en un ritmo acelerado que nos cautiva y motiva a ser parte de ella, a través de movimientos y proyectos sociales, culturales o artísticos.

Los Premios Ciudad de México surgen en un llamado por reconocer y dar visibilidad a aquellos sujetos, que con sus proyectos han hecho de ella un lugar afable en su caminar y su habitual descubrimiento.

Por ello, platicamos con Mariana Linares (directora artística del proyecto), para conocer más detalles de esta iniciativa.

Ante esta labor, quisimos saber los factores que Mariana considera elementales para el desarrollo del país y puntualmente de la CDMX. Su respuesta: oportunidades en todos los ámbitos. Alimentación, educación, movilidad, cultura, entre otras. Además de cubrirlas, su importancia reside en la libertad de elección.

Así, la realización de esta iniciativa surge de un grupo de ciudadanos que quería encontrar maneras de reconocer y más aún, hacer visible los talentos. A través de la cobertura, promoción y difusión cultural de la CDMX, dedican parte de la plataforma en la creación de proyectos que a su vez, transforman la ciudad.

“La raíz es motivar a que esos talentos continúen con su labor para que más chilangos los conozcan  y de tal manera se genere comunidad”.

CDMX

Como primera edición, los premios se encuentran divididos en varias categorías como: Mejor restaurante emergente, mejor acción ciudadana, mejor intervención arquitectónica, entre otros. Esto nos generó la duda sobre las bases de éstas para su selección. ¿Acaso son vistos los sitios comunitarios, sucesos culturales, ingenio e innovación? o ¿Serán aquellos sujetos que mueven la ciudad? A lo que nos responde:

Las categorías a premiar en esta primera edición cruzan la cultura, el entretenimiento, la acción ciudadana y la tecnología. Se buscó, a partir de la diversidad, darle identidad a lo que representó el 2016 en distintos movimientos culturales y ciudadanos.

Son candidatos todos aquellos que crean, transforman, proponen e inspiran, a través de productos culturales o acciones concretas.

“De allí nuestra identidad: porque hacer es la mejor forma de decir”.

¿Será que existe alguna relación entre los seleccionados y el sitio en donde se hayan situado?. Mariana comentó que se realizó una ardua investigación de sitios, eventos, exposiciones, objetos culturales; tomando en cuenta sus actividades en el marco de enero a noviembre de 2016. A su vez, el impacto de su presencia tuvo que haber transformado positivamente las relaciones entre los ciudadanos y el entorno. A partir de ello, se tomaron en cuenta las dieciséis delegaciones, donde radica el producto cultural transformando el entorno.

Además ante estas interrogantes, hablamos un poco sobre los factores primordiales de la selección de los participantes. Siendo así que:

Lo más importante es que los proyectos sean honestos, que tengan corazón y vocación, que no sean “aves de paso”. Eso se nota inmediatamente al conocer a los creadores de cada uno: dejan el alma, el talento, su tiempo, su dinero, su experiencia en lo que hacen.

“Al tener corazón y vocación, inmediatamente se vinculan con su entorno, hay una conversación natural con el ciudadano”.

Por otro lado, en algunas selecciones la participación de la comunidad es determinante para su efecto, por lo que nos comenta cómo en esta primer edición se hizo uso de las redes sociales para convocar a los ciudadanos a proponer el Mejor Evento del 2016. Pues también por medio de las redes se da a conocer el resto de las categorías, así como el jurado y los nominados.

Se busca la participación constante y presencial en futuras ediciones, donde los ciudadanos puedan presentar sus  proyecto y se creen vínculos a través de conversaciones, pláticas y foros, que a su vez convivan con el entorno para mejorar la convivencia social.

El contexto global, continental y nacional está complicado, y creemos que es el momento adecuado para reconocernos, vincularnos, ampliar la crítica, colaborar, sumar voluntades y esfuerzos.

Todos somos ciudad. Es momento de dejar el “ellos y nosotros” desde donde lo quieras mirar.

Así, Mariana nos comenta que como primera edición se espera que sea una semilla de un proyecto a largo plazo, donde principalmente, los chilangos propongan y al mismo tiempo, descubran su ciudad.

Mientras tanto, se plantea trabajar durante todo el año en la promoción de los proyectos ganadores, además de la generación de espacios de conversación con creadores y la ciudadanía.

Por último, quisimos saber cual seria su definición de la ciudad en una palabra:

Asombrosa (es un milagro su existencia).

No olvides que los premios se llevaran a cabo este 8 de diciembre en el Cárcamo de Dolores, Segunda Sección de Chapultepec. Reconozcamos, y más allá, conozcamos aquellos ciudadanos que han transformado esta gran ciudad. Para más detalles, sigue el siguiente link.

CDMX