Revista Picnic logo

Crónica de una frikiaventura en la fiesta de cómics más grande de México

Por Javier Ramírez y Leonardo Martínez Sainos.

Fotografía: Javier Ramírez y Carlos Fernández.

Día 1: Pasando lista

La Mole

Entremos pues a La Mole. Después de dejar salir por completo a los fanboys que llevamos dentro, lo primero que nos recibe es el curso de obstáculos de Marvel que de fondo, por alguna extraña razón, toca The Pina Colada Song (Escape, de Rupert Holmes).

EL BLOQUE

La Mole

Esta nueva sección fue inaugurada con motivo del 20 aniversario de La Mole Comic Con como un espacio de creatividad pura, dando la oportunidad a grandes artistas urbanos e ilustradores para mostrar su trabajo. Increíbles artistas independientes que le dieron una amplitud magnífica al panorama del evento. Caminar entre los pasillos de la sección era muy parecido a hacerlo entre los de una galería de arte.

La Mole

Ilustradores como Mike Sandoval, Dia Pacheco, Totoi, Iván Mayorquín, Mr. Kone y Nie, te hacían olvidar por unos momentos, las firmas de autógrafos y los torneos de Xbox. Los tatuadores Laura Anunnaki, LEX y los chicos de La Cápsula ink, no se daban abasto con las personas que acudían a ver sus trabajos. Los curiosos peluches de Monotronix Crew y las revistas mutantes de PICNIC se convertían en objeto de deseo para los asistentes al evento que buscaban algo diferente este año.

La Mole

Pero eso no es todo, artistas de grafitti cuyas obras de arte se pueden apreciar en varios puntos de la ciudad, también estuvieron presentes en El Bloque: News, Tysa, Cancer y Motick, de los cuales los dos últimos artistas realizaron una pinta en vivo durante los 3 días que duró el evento. Un grafitti de nuestra amazona favorita: Wonder Woman, en el año de su aniversario #75.

La Mole

Sin duda alguna, una grandiosa idea por parte de los organizadores de La Mole Comic Con. Siendo ésta una de las convenciones más importantes de la República Mexicana, al albergar un espacio como El Bloque para los artistas independientes, enfila a su nueva sección como una atracción potencialmente importante para las siguientes ediciones.

Misión de reconocimiento

Pasamos primero a la sección de cosplayers y actores. Personalmente tenía muchas ganas de conocer a Charles Martinet (la voz oficial de muchos personajes del universo de Mario Bros.) lo cual pude hacer para agradecerle por su trabajo.

La Mole

De ahí pasamos a ver la exhibición de Mattel en donde tenían juguetes de Call of Duty arreglados nítidamente en dioramas, Mega Blocks de TMNT que estaban increíbles y una sección especialmente dedicada a Halo en donde había una dinámica especial en twitter en donde te podías ganar una figura conmemorativa y un póster.

La Mole

De ahí nos la pasamos dando vueltas en los pasillos, había tanto que ver que después de la tercera vuelta decidimos regresar a la mesa de Picnic para tomar un respiro después del nerdgasmo de estar entre tantas cosas geniales.

De todo un poco

En la parte de juguetes, además de los grandes expositores, tuvimos a los pequeños distribuidores. Lo que les puedo decir es que la invasión de los Funko Pops es intensa, pues en la mayoría de los stands de juguetes tenían mínimo 1 pieza y logré ver algunos personajes que no sabía estaban dentro del catálogo.

La Mole

El rubro de la moda estuvo, para sorpresa mía, muy bien surtido. Podíamos encontrar desde unos calcetines hasta una buena chamarra, por supuesto que también estuvo el booth de tokidoki con muchos fans formados para conseguir un autógrafo de Simone Legno, en cuya conferencia participamos.

La Mole

En los cómics había una enorme oferta, ya fuera un 20% de descuento por parte de Panini en la compra de cualquier manga, o los productos promocionales que ofrecía Kamite. La convención hizo honor a su nombre ofreciendo una enorme variedad de títulos y expositores, y en la parte de la literatura más formal tuvimos a unos cuantos participantes, uno de los cuales trajo a nuestro país una novela gráfica genial de la que les hablaré muy pronto.

Live, game, repeat

La Mole

Por supuesto que no podían faltar los booths interactivos y de juegos de mesa. Además del torneo de Xbox, y los Mega Blocks para armar, estaba la ya mencionada pista de obstáculos de Marvel, la cabina de audio de Radio Disney que tenía a todos los asistentes muy emocionados. Crunchyroll, por su parte, entregó bolsas sorpresa a los ganadores de un juego de trivia.

La Mole

También había un booth de Kalimán, y otro de Doctor Strange y Netflix, pero al ver a uno de los principales enemigos de las convenciones (a.k.a. una fila de más de media hora) no participamos en la mayoría de las dinámicas, a excepción del tiro al blanco de Halo. También había varios exhibidores de Realidad Virtual, creo que lo más divertido de los juegos de VR es ver a los demás jugar.

Lo mejor para el final

Uno de mis principales objetivos al asistir a La Mole Comic Con Internacional era asistir al Artist Alley, en donde pude conocer y platicar con varios de los artistas de cómic y webcomic más reconocidos en nuestro país, además de conocer de cerca su trabajo y un poquito más de su historia.

Día 2

Cosplay

La Mole

El tiempo había pasado en un abrir y cerrar de ojos y ya casi era hora del concurso de cosplay, así que decidí que después de correr a pedirle su autógrafo a Framk Maneiro (así, con ‘m’), pasar a ver rápidamente por el trono de hierro de Game of Thrones y ver el graffiti conmemorativo del 75 aniversario de la Mujer Maravilla.

No pude evitar toparme con cosplayers geniales por todos lados, fue gratificante encontrar a tanta gente dedicada que pone su corazón en cada costura detalle y accesorio, aquí dejaré que las fotos hablen por sí mismas.

Nos vemos en la próxima edición de La Mole Comic Con Internacional.